Los rumores sobre la muerte de Saab han sido muy exagerados, o al menos eso dicen los nuevos propietarios de la marca. Según Bloomberg News, el largo silencio de las líneas de montaje de Saab volverá a la acción este verano, y la compañía espera cumplir con unos altos objetivos de producción en tres años.

La crisis de Saab es una especie de historia interminable, una agonía que dura tres años y que vamos a tratar de resumirte en cuatro puntos:

  • Debido a la crisis, General Motors vende Saab a Spyker Cars en 2010. Eso la salvó de la desaparición, como le ocurrió a Pontiac o a Saturn.
  • Al igual que le ocurrió a GM, a Spyker fue difícil rentabilizar a Saab.
  • A pesar de luchar contra la suspensión de pagos, finalmente hubo que cerrar las nstalaciones de Saab en Trollhattan, Suecia. La administración concursal recibió ofertas chinas e indias, pero General Motors ejerció su derecho de veto, ya que les preocupaba el destino de sus tecnologías.
  • Finalmente, un grupo llamado National Electric Vehicle Sweden AB (NEVS) se hizo con Saab. A pesar de su nombre, NEVS es consorcio internacional, formado por capital japonés, sueco y chino, con acceso a la más avanzada tecnología en materia de electrificación. La idea es producir coches eléctricos, y aunque en principio se dudaba de que pudiesen llamarlos Saab, al parecer, eso ya ha sido resuelto.

Ahora, Bloomberg recibió la copia de una carta enviada recientemente por NEVS a los proveedores de piezas de Saab. En esa carta, NEV detalla los objetivos de la compañía para Saab:

  • El relanzamiento de la producción del motor diesel para el 9.3 sedán y convertible en agosto de 2013.
  • Sumar el todocamino 9-3X a finales de 2013.
  • La producción de coches eléctricos basados en el 9-3 en el 2014. Podría basarse en el Saab 9-3 ePower que la marca presentó en París en 2010.
  • La fabricación de un total de 120.000 vehículos por año en 2016. Aunque la carta no especifica cuántos de esos vehículos serían de gasolina y eléctricos, parece que la mayoría serían de propulsión eléctrica.

Algunos analistas dudan sobre las perspectivas de Saab en el mercado de coches eléctricos. Y con razón. El objetivo de 120.000 unidades es casi el pico de producción de Saab de 133.000, alcanzado en 2006. También supera los 107.200 vehículos eléctricos montados por los fabricantes de automóviles de todo el mundo en 2012.

Según Bloomberg, la clave es China. El país cuenta con un agresivo plan de adopción de vehículos eléctricos, incluyendo aumentar las ventas de vehículos de combustible alternativo a 500.000 unidades en 2015 (menos de 13.000 en 2012) y sumar 400.000 puntos de recarga en las 20 áreas metropolitanas más importantes de aquí a 2015. Si China cumple su plan, los Saab eléctricos podrían estar bien posicionados para triunfar.

La segunda clave para que Saab retome la producción acaba de llegar también de China en forma de una inyección de 307 millones de dólares en efectivo, por cortesía de la ciudad de Qingdao, a cambio de una participación del 22% en NEVs.

También podría ayudar mucho que la futura Saab basase su estrategia de producto en coches de autonomía extendida, en lugar de coches eléctricos puros. Eso ayudaría a superar la ansiedad de falta de autonomía que generan los eléctricos en el consumidor (entre otras realidades irrefutables del coche eléctrico).

Y hasta aquí podemos contar. Seguiremos informand a medida que NEVS aporte más detalles sobre sus planes.

Fuente: Bloomberg News

2 COMENTARIOS

  1. Muy ambiciosas, por no decir ilusas, las cifras que estiman de venta de vehículos Saab si estos han de ser principalmente eléctricos. Si fuesen de una mezcla de gasolina, diésel e híbridos no lo descartaría con una agresiva campaña de publicidad, buenos precios y actualización constante de sus gamas(no como ha sido Saab hasta su caída, con sus dos modelos por encima de la década en el mercado). Y aún así lo vería complicado.

    Y por supuesto dejarse de diseños “originales” que solo gustan a los saabistas, y hacer coches más accesibles a un gran porcentaje de consumidores(lo cual no quieta que se pueda mantener cierta esencia).

Deja una respuesta