Clase A de cinco puertas, Clase A Sedán (y su versión de batalla extendida para China), CLA, CLA Shooting Brake, Clase B, GLA y GLB. Estos son todos los modelos que conforman la gama compacta de Mercedes-Benz. Estamos hablando de ocho derivados de la misma plataforma, unos pocos-bastantes. BMW, por ejemplo, tiene al Serie 1, los Serie 2 Active/Gran Tourer y Gran Coupé, y los crossover X1 y X2. Eso son cinco, que siguen siendo muchos, pero no tantos.

“Tal vez fuimos demasiado lejos para cubrir todos y cada uno de los espacios en todos y cada uno de los segmentos. Los compactos me vienen a la mente”, dijo el CEO de Daimler, Ola Källenius, a principios de esta semana durante la presentación de la futura estrategia de la marca. Pero eso no lo es todo, pues la gama compacta crecerá para incluir dos modelos de cero emisiones en unos pocos meses, el EQA y la furgoneta Clase T. Para una marca que se supone que está en el escalón premium, puede incluso resultar un tanto exagerado.

Mercedes-Benz CLA Shooting Brake

“Aquí no es donde debe ir el impulso principal, no debemos convertirnos en competidores de los fabricantes de volumen”, explicó. “Tenemos una gran oportunidad de crecimiento horizontal, no agregando más coches al segmento compacto, sino encontrando más grupos de clientes bajo la marca maestra de Mercedes”. ¿Podría esto significar que algunos de los modelos compactos de la gama actual desaparecerán? No, al menos para la generación actual, porque representaron el 25 % de las 2,38 millones de entregas de Mercedes-Benz en 2019.

Källenius tiene como objetivo centrarse en las versiones de gama alta de estos coches con el objetivo de aumentar los márgenes de beneficio. Es probable que esta decisión esté relacionada con los recortes de gastos previstos, donde se incluye la eliminación de las cajas de cambios manuales y gran parte de la oferta mecánica de combustión interna. Y si bien Mercedes-Benz no eliminará ningún compacto en el futuro cercano, si ha desistido en algunos segmentos con la desaparición del pequeño biplaza SLC y el Clase S Coupé y Cabrio.

Mercedes-Benz Clase A Sedán

“No eliminaremos productos existentes. Queremos impulsarlos hacia arriba en términos de su contribución al margen”, señaló Källenius en la conferencia. “El segmento de lujo premium, generalmente, tiene un crecimiento por encima de la media”, manifestó Källenius a los inversores de la firma de la estrella. Maybach es una parte del impulso más agresivo en la búsqueda de la rentabilidad, y además está respaldada por la submarca EQ eléctrica y los modelos de tipología SUV que irán llegando en los próximos meses.

Fuente: Automotive News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta