Logo de Noticias Coches
Mercedes EQB 300 4MAtic prueba – 167.6
Pruebanoticias/
Luis Ramos Penabad

Mercedes EQB, a prueba: ¿interesa este SUV eléctrico de 7 plazas no muy grande?

Estamos en una época de plena reconversión de las marcas. Y el Mercedes EQB que hemos podido probar es buen ejemplo de ello. Se trata de la variante eléctrica del GLB, el todocamino compacto que destaca por ofrecer siete plazas en un espacio contenido.

Con código interno X243, el Mercedes EQB se fabrica en Hungría, en la misma fábrica que el EQA, el SUV eléctrico de acceso a la marca y con el que comparte plataforma. Fue este modelo el que comenzó en 2021 la ofensiva eléctrica, coronada después por el EQS y el EQE… a los que seguirán variantes todocamino, el EQS SUV –que conocimos el mes pasado y el EQE SUV –lo veremos hacia el final del verano–.

Puede que el próximo Mercedes GLC que conoceremos en junio sea más importante en ventas, pero este EQB representa mejor la estrategia de la marca por la electrificación 

Exterior

Hay pocas diferencias notables con un GLB, salvo la parrilla delantera ciega característica de los coches con este sistema de propulsión. Es uno de los detalles que mejora la aerodinámica del vehículo (si es que un SUV puede presumir de ello, con 0,28 cx y un área frontal de 2,53 metros cuadrados.  

Las medidas son también muy similares, con 4.684 mm de longitud, por 1.834 mm de ancho y 1.706 mm de alto en las unidades con siete plazas y acabado AMG-Line. Esta última varía ligeramente al variar el tarado de las suspensiones. 

En España de serie incluye la línea Progressive, pero un 80% de los clientes de este tipo de vehículos opta por la AMG-Line como la que equipaba nuestra unidad.

Eso hace que tenga un faldón delantero específico con piezas de adorno en cromo, ademá de cortinas de aire funcionales. En esa parte frontal también tiene una rejilla del radiador de panel nehgro específica de AMG, en un diseño de doble hoja y envolvente en negro brillante. Uno de los detalles que más llama la atención del coche son los faros LED High Performance, que incluyen una banda iluminada delante y detrás

En el lateral, guarnecidos laterales en negro granulafo con insertos cromados o las llantas de 19 pulgadas con neumáticos en medidas 235/50. En la zaga, una clara diferencia respecto del GLB, y es que la matrícula pasó a ubicarse más abajo que en un GLB. En el eléctrico está en el paragolpes, mientras que ocupa el portón en las unidades con motor de combustión, justo donde se coloca una estrella de Mercedes para acceder al espacio de carga.

Interior

La verdad es que el interior tiene pocas sorpresas en la zona delantera cuando comparas el EQB con el Mercedes GLB que probamos. En el salpicadero dominan la doble pantalla de 10,25 pulgadas, con la que está en medio con el sistema MBUX de infoentretenimiento, con un funcionamiento muy destacable. Podemos controlarla desde los mandos del volante, por voz (sigue sin tener rival Mercedes en este aspecto) o con el Touchpad ubicado en la consola. 

La calidad de realización es buena. Se trata este de un aspecto que ya hemos señalado en otros modelos de la gama compacta de la firma (o incluso en la prueba del Mercedes Clase C). No esperes materiales excelsos por doquier, pues hay plásticos duros en bastantes lugares, Mercedes opta por sorprender más con tecnología que con materiales cuidados, que los hay en las zonas más visibles… como también encontramos negro piano en gran parte de la consola.

Buen espacio para los ocupantes en la plazas delanteras. Los asientos están colocados a la misma altura que en el modelo de combustión, a pesar de que bajo el piso se ubican las baterías. No afecta demasiado delante, donde es fácil llevar una posición bastante natural.

Es detrás donde sí se nota algo más esa posición más baja respecto al suelo del coche. Lo padecerán más los pasajeros más altos, que tendrán que llevar las rodillas algo más flexionadas que en un coche sin baterías. Queda, no obstante, un buen espacio para piernas longitudinalmente (y puede meterse algo los pies bajo el asiento delantero) y también para la cabeza.

La anchura sí que la vemos algo justa comparada con un Skoda Enyaq o un Hyundai Ioniq 5, por ejemplo. Eso sí, mejora al GLB en que el piso no cuenta con un túnel de transmisión tan prominente y el pasajero central puede colocar mejor sus pies.

La gran baza de este SUV eléctrico para destacar entre sus competidores es la tercera fila de asientos. No es una fila pensada para adultos. Desde la propia marca nos indicaban que se ha pensado (y homologado) para pasajeros de hasta 1,68 metros de altura.

A pesar de ser más alto, no me pude resistir a probarla. El acceso no es perfecto (imposible si no se es un poco ágil), pero un niño puede acomodarse ahí sin problema ya que la fila central se puede desplazarse hacia delante hasta 14 cm para que quepan mejor las piernas. Los exteriores, incliuso 22 cm para facilitar el acceso.

Me gustó que contasen con anclajes Isofix, algo que no es muy habitual. Además, contaban con tomas USB-C, lo que muestra que la marca se preocupó por quienes puedan ir ahí. Si no se usan, los asientos forman el piso del maletero. Se ponen en posición de uso simplemente tirando de una cinta de tela, es muy sencillo y apenas requiere esfuerzo.

Maletero

La capacidad de carga es un detalle vital en un vehículo de carácter familiar. Si eliges el EQB con cinco asientos, la capacidad es de 495 litros. Los dos asientos adicionales con los que contaba nuestra unidad (que cuestan 1.107 euros), reducen el maletero hasta los 465 litros.

Son cifras mínimas, ya que, como te contamos, si colocas los asientos de la fila central en la posición más avanzada puedes contar con 190 litros más de capacidad, a costa del espacio para las piernas, claro está.

Si usas las siete plazas, el espacio que queda es testimonial, de apenas 110 litros. No es un coche, pues, pensado para viajes largos de familias numerosas, sino más bien para llevar más niños de los habituales en alguna ocasión (se me vienen a la cabeza los entrenamientos de mi hijo, a los que llevo varios compañeros de equipo).

Son cifras en todo caso algo menores que el GLB. Lo que no falta es la posibilidad de abatir los respaldos de la segunda fila de asientos para tener hasta 1.710 litros de capacidad con dos plazas en uso.

Equipamiento y precios

En España el EQB trae de serie la Progressive Line, pero puede elegirse sin un coste adicional la Electric Art Line. Si quieres que luzca como la unidad que probamos has de elegir el AMG Line, que tiene un sobre coste en torno a 3.000 euros. Como es habitual en la marca, durante el primer año de comercialización se vende la Edition 1, la edición especial de lanzamiento, con una imagen más diferenciada.

Hay bastantes elementos de serie poco comunes sin sobrecoste, como el navegador, cámara de visión posterior, climatización por bomba de calor, faros LED, portón eléctrico del maletero o la llantas de 18 pulgadas.

Y sí, a partir de ahí numerosos extras que la marca ha agrupado en paquetes (Advantage, Premium y Night) para  facilitar la configuración. Eso sí, sube el precio de partida del coche… que no es bajo.

Un EQB 250, la versión de tracción delantera, cuesta 52.225 €. Es la versión con 190 CV –suficientes a nuestro parecer–, interesante porque es la única que puede beneficiarse del Plan Moves III. Si lo quieres con tracción total, como el EQB 300 4Matic que probamos, te vas a los 58.464 €.

Se trata, como siempre indicamos, de las tarifas recomendadas por la marca. Puedes encontrar ofertas del Mercedes EQB en la sección de coches nuevos, publicadas por los concesionarios oficiales de la marca. Contamos también con interesantes herramientas para financiar el coche y poder pagarlo más cómodamente mes a mes.

Solamente con ayudas el 250 y de tracción delantera. 190 CV más que suficiente.
El 300 siempre 4Matic.

Motor

La variante más sencilla, el EQB 250, cuenta con un motor eléctrico delantero de 190 CV (140 kW) de potencia y 375 Nm de par. El resto suma a la ecuación un segundo motor eléctrico en el eje posterior, que eleva su potencia hasta los 228 y 292 CV reespectivamente uy cuentan con tracción total.

Estas son las principales caracteríusticas de las tres versiones:

Versión

Potencia

0-100 km/h

Autonomía

EQB 250

190 CV

9,2 seg

469 km

EQB 300 4Matic

228 CV

8,0 seg

420 km

EQB 300 4Matic

292 CV

6,2 seg

417 km

Comparten todos la misma batería de cinco módulos de 66,5 KW, que pesa 469 kg. Nos contaban desde la marca que carga útil se aprovecha mucho más, una mejora que se ha estrenado con el EQB pero llegará al EQA.

Admite cargas en corriente alterna de hasta 11 kW y en un cargador rápido de corriente continua de hasta 100 kW. En uno de estos puede pasar del 10 al 80% de carga en  apenas 32 minutos.

Comportamiento

En la toma de contacto pudimos conducirlo por zona urbana, una hora de autovía a velocidades legales y una carretera secundaria a ritmo, digamos, interesante. La verdad es que se trata de un coche de suave rodar y muy bien insonorizado, solamente aparecía algo de ruido aerodinámico debido a los retrovisores. Un coche confortable para moverse por ciudad y alrededores.

El coche ofrece tres modos de conducción (el Dynamic Select, con los Eco, Comfort y Sport).El primero es ideal para una conducción calmada en ciudad, ya que la respuesta de los motores es más sosegada y se evitan los tirones que provoca contar con 390 Nm de par instantáneo. Así se consiguen aceleraciones más progresivas que en los modos Comfort y, desde luego, Sport.

Empleamos este último en nuestro recorrido por carretera secundaria de curvas. No fueron muchos kilómetros, pero los suficientes para comprobar que su altura y, sobre todo, su peso de casi 2,2 toneladas le pesan y hay inercias. Ojo, el coche, al menos en este EQB 300 4Matic recupera bien al dejar caer la velocidad (se limita su velocidad máxima a 160 km/h) y la puesta a punto de la suspensión es más dura que la de un GLB convencional, seguramente para lidiar mejor con ese peso extra de las baterías, pero no me parece un coche tan fino como un Mustang Mach-E para dar curvas. Habrá otros modelos de la marca para ello en el futuro, sin duda.

Tras el volante tenemos levas con las que podemos variar la retención del coche al levantar el pie del acelerador. Hay cuatro modos, desde el D- (no llega a detener el coche por completo) al D+ (se mueve más por inercia, sin apenas retención).

No pude porbar a fondo el modo DAuto, que varía la retención en función del límite de velocidad de la vía, la distancia respecto del vehículo precedente o la presencia de un cruce o rotonda, si llevas puesto el navegador. Por supuesto, también puedes frenar con el pedal y, sorpresa, el pedal, para ser un eléctrico, se mostró bastante dosificable y progresivo.

No fue momento de medir bien los consumos, pero a 120 km/h en autovía nos movíamos en torno a 23 kWh/100 km, cuando este EQB 300 homologa 18,2 kWh/100 km. Esto nos deja con unos 300 km de autonomía en viajes, una cifra que es la que estamos viendo en la mayoría de coches equivalentes, siempre que no haga excesivo frío.

Opinión coches.com

Interesante producto el Mercedes EQB en el mercado. Su punto fuerte y diferenciador son esas sieta plazas, pero lo cierto es que adapta un coche como el GLB a la electromovilidad sin perder de vista el confort de marcha de la marca y el componente tecnológico, las banderas de Mercedes hoy en día.

En marcha, es lo que uno espera de un SUV familiar: mucho confort de marcha y buen tacto de conducción. Es un coche rápido, pero para una conducción dinámica le penaliza la dirección demasiado asistida. No es un reproche en sí, en un modelo del carácter que presenta. Los consumos nos han parecido algo elevados, a falta de verlo en detenimiento en una prueba a fondo.

El interior no tiene la calidad que vimos en el Audi Q4 e-tron pero, a diferencia de este (o de otros SUV eléctricos de un tamaño similar, de entre 4,6 y 4,7 metros, como el Ford Mustang Mach-E, el Kia EV6 o el Volkswagen ID.4, tiene ese extra de las siete plazas que, a buen seguro, acabarán decidiendo muchas ventas.

Mercedes EQB 300 4Matic
7.6Nota
Lo mejor
  • Siete plazas opcionales
  • Tecnología y etiqueta cero emisiones
  • Equipamiento de serie completo
Lo peor
  • Tracción total sin Plan Moves
  • Abuso de negro piano en interior
  • Precio final con opciones
Diseño7.5
Habitabilidad8
Acabados7.5
Maletero7.5
Equipamiento8
Motor8
Comportamiento7.5
Calidad Precio7

Galería de fotos:

  • coches eléctricos
  • Mercedes
  • Mercedes EQB
  • todocamino