Logo de Noticias Coches
Toyota Corolla GR Sport prueba – 67.9
Prueba
Luis Ramos Penabad

Toyota Corolla GR-Sport, a prueba: ¿cuánto mejora al convencional?

El 2020 ha sido un annus horribilis para las ventas de coches. En una época de transición tecnológica, con un consumidor que duda sobre qué comprar (y los fabricantes qué ofrecer) llegó el coronavirus para acabar de dar la estocada a las cifras de matriculaciones.

Hay algunos fabricantes que han salvado mejor el año. Uno de ellos, Toyota. Su apuesta por los coches híbridos se demostró acertada. Por consumos y por ser una tecnología que se ha probado como muy fiable. Además, en los últimos años le ha dado un toque más pasional a sus modelos, que eran, reconozcámoslo, un tanto sosos.

El mejor ejemplo de ello es el Toyota Corolla, uno de los vehículos más importantes a nivel mundial. Lanzado en 1966, se han vendido más de 45 millones de unidades de sus doce generaciones. Tras un par de ellas en las que se llamó Auris en España, volvió en 2019 a su denominación histórica.

Y han acertado. En 2020 se ha colocado como quinto modelo más vendido de España. Por delante de auténticos referentes del segmento compacto, como el Volkswagen Golf o el Ford Focus. Y sí, es un modelo fiable, que gasta poco… ¿pero deportivo? Vamos a comprobarlo con el Toyota Corolla GR-Sport, una versión que presume de ser potente (184 CV) y que vamos a ver si es interesante.

Exterior

Habíamos conocido al Toyota Corolla 2019 de cinco puertas durante su presentación. Entonces celebramos que la marca nipona hubiese arriesgado en el segmento de tanto volumen, donde los europeos que tradicionalmente lideran apenas presentan propuestas novedosas en cuanto diseño. Lo que funciona no se toca.

Con una longitud de 4.370 mm, por 1.790 mm de ancho y 1.435 mm de altura, no hay diferencia de cotas entre el Toyota Corolla GR-Sport de tintes deportivos y el resto de la gama. Conserva también los 2.640 mm de distancia entre ejes. Eso sí, hay detalles que lo hace aún más agresivo que otras variantes.

Puede que lo que más destaque en este sentido sea la nueva parrilla frontal, exclusiva de esta terminación, con un entramado cromado oscuro y, en el centro el logo de Toyota en negro (a pesar de ser un híbrido, pues con esta tecnología los modelos de la marca llevan el logo con fondo azul).

En el lateral te encuentras con las llantas de aleación de 18 pulgadas, que llevan una moldura roja circundando el logo en el buje. Hay también faldones inferiores en los laterales de la carrocería y tiene las lunas traseras tintadas.

Son detalles que encajan a la perfección con la carrocería en dos colores que tiene el Toyota Corolla GR-Sport. El salto entre zonas de un color u otro es algo forzado, personalmente me gusta más cuando son las diferentes piezas las que dividen los colores, pero no funciona mal del todo.

El techo negro puede combinarse con una carrocería en gris Ascari, blanco perlado o rojo Emotion. En la zaga, los voluptuosos paragolpes se complementan con un difusor trasero…. Flanqueado por dos falsas salidas de escape.  

Interior

Nos habían comentado los responsables de la marca que esta carrocería de cinco puertas está más pensada para parejas sin hijos, reservando el Corolla Touring Sports para las familias. Y este acabado GR-Sport, iría enfocado a un público si cabe más joven e intrépido.

¿Por qué empezamos por este punto? Pues para destacar que no es de las opciones más amplias del segmento. Las formas de la carrocería hacen un coche largo, pero no amplio.

La calidad de ajustes es muy buena, como acostumbra la marca. En esta unidad contamos con unos asientos delanteros especiales, dos butacas deportivas, con reposacabezas integrados, refuerzos laterales y una tapicería mixta en piel y tela, con costuras en rojo y blanco.

Ese juego de costuras en rojo se repite en el volante multifunción, de un buen grosor, la palanca de cambios o las puertas. Hay también molduras específicas en el umbral de entrada y alfombrillas de diseño exclusivo en esta versión.  

Por lo demás, un espacio correcto delante, sin ser holgado. No hay cambios en la instrumentación, con una pantalla de 7 pulgadas acompañada de dos relojes en forma de semicírculo.  

Tampoco en el salpicadero, con el sistema Toyota Touch 2 en una pantalla táctil de 8 pulgadas que funciona de manera correcta… pero con un diseño de menús algo antiguo. En la parte baja, un cargador inalámbrico para móviles y un puerto USB, ante la palanca del cambio.

El espacio en las plazas traseras está por detrás de los que hemos visto en el Seat León, por ejemplo. No ayudan los asientos delanteros, que roban algo de espacio al tiempo que cierran mucho el espacio. Al final de la consola central hay salidas de aire para los ocupantes. Si quieren enchufar algún dispositivo tendrán que hacer uso de la toma USB en el cofre central, donde también hay una toma de 12 V.   

Maletero

No es soberbio el interior, ni tampoco el maletero. El Toyota Corolla GR-Sport, que solo se ofrece con la mecánica híbrida más potente, tiene un maletero de apenas 313 litros de capacidad.

Menos que la variante de acceso del Corolla, que anuncia 361 litros). Este se ve mermado porque la batería de 12 V ha tenido que ocupar un lateral del maletero. Desde luego, no es una cifra muy elevada, pues un utilitario como un Seat Ibiza anuncia ya 355 litros.

El borde de carga no está muy elevado, pero por las formas del paragolpes sí que está algo alejado. Además, el piso no se enrasa con el borde, hay un escalón. Salvo eso, tiene formas regulares y algún gancho para sujetar la carga. Bajo el piso, kit de reparación de pinchazos en esta unidad de pruebas.

De acuerdo, no da para muchas alegrías pero es suficiente para el día a día y el equipaje de cuatro para un fin de semana. Para algún apuro puedes abatir los respaldos de los asientos traseros, divididos en proporción 60/40.

Equipamiento

Este acabado GR-Sport del Corolla está ubicado entre los Feel! y Advance (por encima de este último solamente quedaría el Advance Luxury, con tapicería de cuero).

Además de todos los detalles estéticos diferenciadores cuenta con una buena dotación. Encontrarás sin coste adicional los faros delanteros Bi-LED, el climatizador bizona o el sistema de infoentretenimiento con el Toyota Touch 2 compatible con Apple CarPlay y Android Auto y en cuya pantalla puedes ver las imágenes de la cámara de visión trasera.

Obviamente, no falta el conjunto de ayudas a la conducción englobadas en el paquete Toyota Safety Sense, que incluye asistente de cambio de carril involuntario capaz de actuar sobre el volante, sistema de seguridad precolisión con detector de peatones y ciclistas, control de crucero adaptativo, reconocimiento de señales o el control inteligente de luces de carretera.

¿Su precio? Pues parte de 26.300 euros, que no está nada mal si tenemos en cuenta todo lo que incluye. ¿Extras? Pues cuenta con  la suspensión adaptativa opcional que añade a la cifra 1.200 euros… pero que como verás, nos parece conveniente montarla.

Siempre puedes rebajar esa cantidad buscando entre nuestras ofertas de Toyota Corolla en nuestra sección de coches nuevos, donde concesionarios oficiales de la marca de toda España mantienen actualizados sus descuentos. Puedes también acceder a las mejores condiciones para financiar tu coche o encontrar el seguro de coche que mejor se ajusta a tus necesidades.

Motor

Que no te engañe la imagen. Tampoco te imagines que hay algo especial bajo el capó como el GR Yaris. No, este Corolla GR- Sport no oculta nada radicalmente distinto en el apartado mecánico.

Esta generación del Corolla inauguró la era híbrida dual. Es decir, habría variantes enfocadas al consumo y emisiones mínimas, el 125H con 122 CV (ver prueba) y otra algo más prestacional, que es la única con la que puede elegirse el Toyota Corolla GR-Sport.

El sistema híbrido combina un motor de gasolina de 2.0 litros de cuatro cilindros de 152 CV  con uno eléctrico de 80 kW (109 CV). El resultado: 184 CV de potencia conjunta y 202 Nm de par máximo. Las prestaciones que anuncia son muy buenas, ya que acelera de 0 a 100 km/h  en 7,9 segundos y es capaz de alcanzar 180 km/h de velocidad punta.

Comportamiento

Conocía sobradamente este motor tras la prueba del Toyota Corolla Touring Sports 180H el C-HR 180H y el Lexus UX 250h. Falta comprobar qué aporta esa coletilla GR-Sport al dinamismo de un modelo basado en la plataforma global compacta de la marca.

El chasis es muy bueno, con un gran aplomo gracias a su eje multibrazo trasero (ojo, también lo monta el 125H, no una barra de torsión, mucho más simple). Pero claro, el sistema híbrido de Toyota va ligado de manera invariable al cambio de engranajes planetarios de la firma. Y eso acaba condicionando mucho la deportividad.

Es cierto que a medida que han pasado las generaciones de este sistema se ha refinado y mitigado esa sensación de que aceleras y el coche no lo hace en la misma intensidad que esperas, algo que el bloque más potente mitiga todavía más.

El coche va muy bien, pero no ayuda ese funcionamiento similar a un cambio de variador continuo, en el que es complicado bajar marchas (si bien Toyota intenta similarlas y cuentas con levas tras el volante). En ese sentido, para usar algo el freno motor es más interesante utilizar la palanca en la posición S, que retiene mucho más cuando levantas el pie. Además, como en todos los híbridos, el freno es difícil de modular, pues siempre entra en juego la frenada regenerativa.

No obstante, es un coche con el que puedes ir rápido, y de manera segura. Me gustó mucho la  suspensión adaptativa variable AVS. La misma ajusta la respuesta y dureza de los amortiguadores en función del firme, además de ofrecer una respuesta más precisa de la dirección. La marca asegura que actúa en sólo 20 milésimas de segundo, ofreciendo hasta 650 posiciones diferentes de los amortiguadores. No es un tarado extremo en el modo deportivo, pero ayuda a ser cómodo cuando lo necesitas.

Eso de contar con un coche con dos caracteres diferentes es algo que a mi me gusta particularmente. Y también los consumos que consigues. Homologa 5,2 l/ 100 km, pero hemos conseguido durante la prueba una media de 5,7 l/100 km de consumo. Arrasa en ciudad, donde te mueves una gran parte del tiempo en modo eléctrico. Pero incluso circulas más animado y emplees el modo Sport y Sport + (exclusivo de este acabado) más a menudo te mueves en torno a los 6,2 l/100 km.

Opinión coches.com

Me ha gustado bastante el Toyota Corolla GR- Sport. A un diseño ya especial y diferenciado suma un toque de línea deportivo que le queda realmente bien. Es una fórmula que le ha funcionado a muchas marcas, tanto generalistas (ahí están los o GT-Line de Volkswagen o RS-Line de Renault, por ejemplo) como premium (los AMG-Line, S-Line) y que ahora explora Toyota.

No encontrarás la deportividad del GR Supra o el GR Yaris. De hecho, cambia muy poco dinámicamente respecto a una versión convencional del Corolla 180H, más allá que con los modos de conducción más deportivos se nota más reactivo.

Recomendamos la suspensión adaptativa. No tanto por la ganancia en deportividad, sino en confort y en seguridad. Mejora el comportamiento en todo tipo de firmes y controla los movimientos de la carrocería mucho mejor, con más estabilidad.

No tendrás un interior muy amplio, tampoco destaca en maletero… para ello ya está la versión familiar, que por ahora no cuenta con este acabado GR- Sport en su gama. ¿Quizá llegue en su puesta al día?

Toyota Corolla GR-Sport 180H
7.9Nota
Lo mejor
  • Estética diferenciada y potenciada con el acabado GR-Sport
  • Consumos ajustados, muy bajos en ciudad
  • Buen nivel de dotación
Lo peor
  • Espacio en las plazas traseras algo angosto
  • Maletero por debajo de la media del segmento
  • Buenas prestaciones, pero pocas sensaciones deportivas
Diseño8.5
Habitabilidad6.5
Acabados8
Maletero6
Equipamiento8.5
Motor8.5
Comportamiento8.5
Calidad Precio8.5

Galería de fotos:

  • coches híbridos
  • compacto
  • Toyota
  • Toyota Corolla