Logo de Noticias Coches
Toyota Yaris Cross Hybrid 120H AWD-i 2021 – Prueba Contacto (2)7.9
Prueba
Luis Blázquez

Toyota Yaris Cross Hybrid 120H AWD-i, prueba contacto de un inminente superventas

El Toyota Yaris Cross aterriza en el mercado español como un pequeño crossover que solo está disponible como híbrido no enchufable (HEV). Lógicamente, está vinculado estrechamente con el Yaris, un urbanita que ha demostrado ser un gran éxito entre la dura competencia. Ahora, con una altura de conducción elevada, la opción de contar con tracción integral, y un estilo más robusto junto con su eficiente sistema híbrido, el Yaris Cross puede ser una nueva referencia.

Porque aunque sean muchas las marcas que ofrezcan un SUV eminentemente urbano en sus concesionarios, Toyota es de las pocas que tiene uno con la posibilidad de tener un sistema de tracción total inteligente (apodado como AWD-i) heredado de los ya vistos en algunos otros modelos de la gama como el RAV4 o el Prius. El nombre “Yaris” es mucho más sexy en 2021 que en 2019 gracias a los esfuerzos del equipo Gazoo Racing, con un producto que es sustancialmente más convincente que cualquiera de sus generaciones previas.

El Toyota Yaris Cross se enfrenta a rivales como el Hyundai Kona Hybrid y el Renault Captur E-Tech Hybrid, solo por citar dos de los modelos más vendidos en el segmento. Sus bazas se basan en un diseño atractivo, una dinámica de conducción atractiva a la par que eficiente, y una dotación de equipamiento y tecnología a la orden del día. Para las cosas racionales, el Yaris Cross obtiene una buena puntuación: es práctico, más espacioso que el Yaris estándar y es económico de mantener, como ya demostrado Toyota a lo largo de su historia.

Exterior

Toyota es la última marca en unirse a la fiesta y lanzar su propio SUV urbanita en forma de Yaris Cross. A primera vista, hace todo lo que un SUV pequeño necesita hacer: tiene algunos trozos de plástico negro alrededor de los pasos de rueda, es un poco alto pero no tan alto, y tiene una carrocería cuadrada que grita “soy pequeño por fuera, pero grande por dentro”. Ciertamente, no falta razón en esta declaración, como veremos en las próximas líneas.

En comparación con el Yaris, posee 240 milímetros más de longitud (4.180 mm) y 90 mm adicionales de altura (1.560 mm), manteniendo la anchura (1.765 mm) y la batalla (2.560 mm) que ofrece la plataforma modular TNGA-B (Toyota New Global Architecture-B). Se trata de un modelo que cubre el nicho que hay bajo el C-HR, y que se situará por encima del sustituto del Aygo en el segmento A. Con este nuevo modelo también aumentan la personalización, con llantas de 16 a 18 pulgadas y hasta 14 colores diferentes y opciones bitono.

Algo que llama la atención es que, aún contando con un aspecto suficientemente diferente al de su progenitor, el nombre “Yaris Cross” solo aparece en el área inferior de las puertas traseras. Más allá de ese detalle, el frontal presenta la misma imagen robusta del resto de todocaminos de Toyota. Los faros afilados y elevados también distan de los del Yaris, algo que también se replica en la zaga. La forma de la carrocería en general se ha optimizado con el fin de evitar que la eficiencia aerodinámica empeore mucho con respecto al Yaris.

Interior

El interior no rompe el molde, pero ofrece una distribución lógica de los diales físicos y una generosa pantalla presidiendo el salpicadero (de 8 o 9 pulgadas, en función del acabado), de la cual hablaremos más adelante. Bajo esta se encuentran las salidas de aire, que dan pie a una pequeña bandeja para dejar pequeñas cosas como las llaves de casa. Lo siguiente que encontramos es el sistema de climatización, que cuenta íntegramente con botones físicos; y extrañamente, hay una tecla de “Off”, pero no de “On”.

Por último, Toyota dispone de un pequeño rectángulo para activar los asientos calefactados (desde el acabado Style) y un puerto USB, y justo debajo la base para carga inalámbrica (a partir del acabado Style) y una toma de 12 V. Asimismo, el cuadro de instrumentos se ofrece en formato analógico (Business Plus) o digital de 7 pulgadas (el resto) y tan solo las primeras unidades (Premiere Edition) podrán disponer del Head-Up Display (HUD) de 10 pulgadas y el equipo de sonido premium firmado por JBL con ocho altavoces.

En cuanto al aspecto de los materiales, solo puedo decir que es puramente Toyota. Es decir, no son tan aparentes como los que podríamos percibir a primera vista en un Peugeot 2008, pero no resultan desagradables al tacto ni a la vista, yparecen resistentes al inexorable paso del tiempo. Podríamos decir que el interior del Yaris Cross se siente construido para durar y ser fácil de usar. Un ejemplo quizá un tanto puntilloso pueden ser las manijas de las puertas: son de plástico sin pintar y no es cutre. De hecho, queda mejor así.

Hasta ahora todo bien, pero un aspecto en el que el Yaris Cross no obtiene una puntuación tan alta es en el apartado de la practicidad. Es uno de los más pequeños de su clase (B-SUV), y la batería se encuentra justo bajo los asientos traseros, lo que hace que el espacio para las piernas en la segunda dila sea relativamente reducido (pero menos de lo que cabría esperar dadas sus dimensiones). Aún así, el Yaris Cross es cómodo hasta el aburrimiento para sus ocupantes, silencioso, suave y extremadamente sencillo de lidiar.

¿Otro punto flaco? Realmente, no se puede citar como tal, ya que nuestra unidad de prensa es una de las primeras que salen de la fábrica de Niza (sí, el Yaris Cross se fabrica en Francia junto con su hermano hatchback), pero el sistema de infoentretenimiento parece que aún es mejorable. En nuestro viaje por tierras andaluces, se quedó “pillado” en varias ocasiones y, en otras tantas, no era capaz de enlazar con mi smartphone de manera inalámbrica. Esto se solventará de cara al futuro, ya que el sistema recibe actualizaciones OTA.

Eso quiere decir que su software no se quedará anticuado, al menos durante unos cuantos años. Además, la pantalla responde a nuestras demandas de forma rápida (mucho más si la comparamos con su predecesora) y acceder a todas las funciones resulta bastante intuitivo. Además, los gráficos resultan nítidos y agradables a la vista, y no tiene tanto que envidiar a otros sistemas como el empleado por Stellantis o el Grupo Renault. Sin embargo, puede que aún sí que esté algo por debajo de los últimos de Ford o el del Grupo Volkswagen.

Menos buena es la pantalla del cuadro de instrumentos, que es parcialmente digital, pero más funcional que otra cosa. Vale la pena señalar la letanía de los sistemas electrónicos de seguridad en el coche, como la detección de peatones y ciclistas (día y noche), el asistente de mantenimiento de el carril y lo que Toyota defiende como el sistema de estacionamiento automático más rápido jamás concebido por un ser humano. Todo esto y más puede verse reflejado en el cuadro de instrumentos, con lo más importante en el HUD.

Maletero

Aunque un espacio de carga de 397 litros no iguala a los modelos de gasolina o diésel de la competencia, sí que es digno para las versiones híbridas como el Kona (374 l). Gracias a sus formas y a la modularidad que ofrecen los asientos posteriores plegables en disposición 40:20:20 (a partir de la línea Style), es fácil conseguir un plus de espacio para bártulos de mayor tamaño. Desafortunadamente y como en la mayoría de los casos, las vertientes de tracción a las cuatro ruedas ven reducida su capacidad a 320 litros.

Tanto las versiones de tracción delantera como las de tracción integral vienen con un kit antipinchazos. Siguiendo en lo referido al espacio, hay muchos huecos de almacenamiento a bordo, aunque la versión de acceso (Business Plus) no dispone de ellos en las puertas de la segunda fila. Volviendo a la versatilidad del maletero, tiene un piso móvil y dividido en dos piezas que permite una mayor modularidad y que no está presente en el modelo de cinco puertas (con 270 l) ni en las vertientes de tracción integral.

Equipamiento

Como buen japonés, el Toyota Yaris Cross se caracteriza por ofrecer una amplia dotación de serie desde el acabado más sencillo, no escatimando en tecnología o seguridad. Atrás se han quedado los días en los que el modelo de acceso venía con tapacubos, una equipo de audio de un DIN y los elementos de seguridad justos y necesarios. A continuación, detallamos las líneas de equipamiento del nuevo benjamín de la firma de Aichi.

Business Plus: viene con llantas de aleación de 16 pulgadas, faros halógenos, intermitentes LED traseros, volante de cuero multifunción regulable en altura y profundidad, tapicería de tela, sensor de lluvia y luces, climatizador automático, elevalunas delanteros y traseros eléctricos, asistente de arranque en pendiente, cuadro de instrumentos analógico con una pantalla TFT de 4,2”, sistema multimedia de 8” con Apple CarPlay y Android Auto y la aplicación móvil MyT para ver toda la información relevante del coche.

Active Tech: viene con llantas de 17”, faros LED y añade sobre el acabado anterior la función arranque y entrada sin llave, retrovisor interior electrocrómico y exteriores calefactables, eléctricos y plegables eléctricamente, cuadro de instrumentos digital de 7” y dos paquetes en opción; bien el Pack Confort (incluye sistema de visión de 360°, frenado automático pre-colisión trasero y portón de apertura sin manos) o el Connect (pantalla de 9” con Apple CarPlay y Android Auto inalámbrico, navegador y base de carga inalámbrica).

Style: esta versión añade los cristales traseros oscurecidos, llantas de aleación de 18”, dos tomas de corriente de 12 V, asiento del conductor con ajuste y soporte lumbar eléctrico y con calefacción (también el del pasajero), tapicería de cuero parcial, bolsillos en los asientos y una segunda fila abatible (40:20:40), iluminación ambiental, climatizador bi-zona, sistema multimedia de 9” con navegador y cargador inalámbrico para smarphone. En opción se puede pedir el techo panorámico, el HUD, el portón automático o la pintura bitono.

Adventure: de serie añade la pintura bitono, las barras de techo longitudinales y molduras de plástico sin pintar extra, así como unas llantas de 18” en negro y gris, una tapicería de cuero específica y una suspensión trasera multibrazo independiente. Esta versión cuenta de forma obligatoria con el sistema de tracción total AWD-i. En cuanto al sistema multimedia, mantiene los mismos atributos del acabado Style, aunque en este caso, la única opción que hay disponible es la tapicería de cuero negro, que se puede pedir sin coste alguno.

Premier: esta es la versión de lanzamiento, y hace gala de unas llantas de 18” específicas y del tono exterior que mezcla el negro con el ámbar. La tapicería también es exclusiva para esta versión, a juego con el exterior, y el HUD y el portón de apertura automática son parte de la dotación de serie. Además, esta es la única versión que cuenta con un equipo de audio firmado por JBL con ocho altavoces (el resto llevan seis). Este acabado también integra el sistema AWD-i y, como todas las demás, el equipo de seguridad Toyota Safery Sense.

Motor

Cualquiera que sea la versión del Yaris Cross que elijas, recibirás el mismo conjunto híbrido: un bloque de gasolina de tres cilindros y 1.5 litros con 92 CV a 5.500 rpm y 120 Nm entre las 3.600 y 4.800 rpm que trabaja junto con motor eléctrico de 59 kW (80 CV), ambas asociadas a una una caja de cambios continuamente variable (CVT). En total, el conjunto entrega 116 CV y 120 Nm, pudiendo hacer la carrera de 0 a 100 km/h en 11,2 segundos (2WD) o en 11,8 segundos (AWD-i), y en ambos casos la velocidad máxima es de 170 km/h.

Nunca necesitarás enchufar el Yaris Cross, porque su pequeña batería se carga cada vez que el coche desacelera, o cuando el motor de gasolina actúa como generador. Toyota ha sido líder mundial en híbridos y el sistema ahora funciona mejor que nunca. Es fácil conducir enmodo puramente eléctrico a velocidades de en torno a 90 km/h, e incluso si las condiciones son favorables, hasta los 130 km/h. Sin embargo, es en distancias cortas donde su tren motriz sale a relucir. El sistema eléctrico puede lidiar con ellos sin mucho problema.

Y aunque no sea particularmente veloz, la ayuda del motor eléctrico hace que las salidas en parado sean más rápidas de las que podríamos esperar, especialmente en el abanico de los 0 y 50 km/h. También se nota en las cifras de consumo y de emisiones, que oscilan entre los 4,5 y 5,1 l/100 km para el primer caso y entre los 99 y 115 gr/km (WLTP). Aquí es donde sí destaca frente a sus rivales. En nuestro caso particular, podemos decir que rondar la media de los 5 l/100 km es más que factible, en torno a 1 l/100 km más que con el Yaris.

Respecto al sistema de tracción a las cuatro ruedas, que Toyota llama AWD-i, es el mismo que tenía el Prius Hybrid AWD-i. No hay un mecanismo que transmita el par entre las ruedas delanteras y traseras, sino que las segundas son accionadas por el segundo motor eléctrico que va alojado en ese mismo eje. Este actúa de manera permanente entre 0 y 10 km/h y, si las ruedas delanteras pierden adherencia, entre los 10 y 70 km/h. El sistema va asociado a un control de tracción con varios programas de funcionamiento: Normal, Snow y Trail.

Comportamiento

¿Primeras impresiones detrás del volante? Definitivamente, se siente –y es– más espacioso que el modelo del que deriva. También hay más espacio para las piernas detrás y más altura libre hasta el techo, algo que agradecerán los pasajeros más altos. Así que sí, a pesar de que comparte mucho con el Yaris estándar, no cabe duda de que desde Toyota se han esforzado mucho para que el Yaris Cross sea un B-SUV con todas las de la ley.

El motor tiene un impresionante nivel de refinamiento, dado que los tres cilindros tienden a vibrar y hacer un poco de ruido. La transmisión automática eCVT de 10 pasos es una joya, ya que cambia de manera suave, fluida e intuitiva, como si tuviera 10 relaciones en lugar de las infinitas a las que se puede acoger. Eso no quita que, al demandar potencia, el motor no es que genere una melodía demasiado agradable. Es obvio que el propulsor de gasolina ha sido afinado para la eficiencia en lugar del placer auditivo, y suena algo “industrial”.

Una vez que que solo quieres ir a velocidad de crucero y la caja de cambios haya dejado caer las revoluciones, el Toyota Yaris Cross es un vehículo bastante agradable para viajar. A 120 km/h hay un poco de ruido a bordo causado por el viento, pero la visibilidad es buena casi en todos los ángulos y se notan los 67 milímetros de altura extra frente al Yaris “de toda la vida”. Además, como decíamos más arriba, los consumos resultan bastante contenidos. A lo largo de la prueba, logramos una media de 5,6 l/100 km (en 500 km, aprox.).

Ahora bien, ¿es divertido? Preguntar si un B-SUV híbrido con una caja de cambios de tipo CVT es deleitable de llevar suele ser como pedirle a un estudiante que eche un vistazo a su cuenta bancaria en la noche de su cumpleaños. Pero Toyota ha hecho un gran esfuerzo para hacer que el Yaris Cross sea entretenido de conducir, y creedme ha hecho un buen trabajo con él. Podríamos decir que si el último Yaris tradicional es uno de los referentes, su derivado de altura elevada también puede lidiar con esa declaración viendo sus rivales.

No tiene el agarre del GR Yaris y la suspensión tiene una suavidad que es casi francesa en la forma en que lanza el coche hacia adelante al frenar con fuerza. Pero si arrojas al Yaris Cross a una curva y sueltas el acelerador mientras lo haces, se moverá de una forma juguetona, sobre todo si estás es una pista de tierra con la versión AWD-i. Quizá el Ford Puma sea un poco más dinámico e incisivo sobre el asfalto, pero con un peso de 1.170 kilos (1.260 kg en las versiones AWD-i), el pequeño japonés no tiene mucho que envidiarle.

Lo que se percibe con claridad es que tanto la dirección, como la transmisión o incluso el tren motriz, han sido pensados y calibrados para circular asiduamente por la ciudad y sus alrededores. Es en esas situaciones donde el Yaris Cross es claramente destaca, pudiendo rodar con precisión, agilidad y suavidad. Porque el último conjunto híbrido de la marca tiene como punto fuerte un funcionamiento en el que apenas se siente el momento de encendido y apagado de los motores, más allá del murmullo que genera el de combustión.

Opinión coches.com

El Toyota Yaris Cross es un sólido primer esfuerzo para la firma nipona en la clase B-SUV. Sin embargo, la competencia es feroz, ya que ha llegado al terreno con más cuota de mercado de entre los SUV. Especialmente en nuestro país, donde supone un 16 % del trozo del pastel en 2021, seguido por los C-SUV (15 %) y los utilitarios (14 %). Si estás buscando un vehículo pequeño que pueda lidiar con el día a día, tenga mucha tecnología, un consumo escueto y sea un tanto llamativo, entonces puede ser una buena alternativa.

Te sorprenderá cuando empieces a conducirlo con algo de alegría gracias a una respuesta contundente en aceleraciones urbanas y a su puesta a punto en carretera abierta gracias al tarado de sus suspensiones y el tacto de la dirección. Y siendo un Toyota, probablemente solo se romperá una vez que el planeta Tierra no sea más que un recuerdo lejano en el vacío del cosmos. Las únicas pegas que se pueden sacar atañen a un motor de gasolina ruidoso a altas vueltas y a la falta de color a bordo, así como los “bugs” del sistema multimedia.

Aparte de esos inconvenientes, no hay razón para que el Yaris Cross no se una a esa larga lista de SUVs del segmento B para venderse extremadamente bien a personas sensatas. Es un poco más lento y consume un poco más que el Yaris, pero ofrece la estética y la altura de un SUV con una relación prestaciones-consumo prácticamente imbatible en su grupo. Eso sí, también es más caro, puesto que el precio de partida se sitúa en 23.350 euros (descuentos no incluidos). Y, por supuesto, viene con la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico.

Toyota Yaris Cross Hybrid 120H AWD-i
7.9Nota
Lo mejor
  • Motor eficiente y reactivo
  • Opción de equipar tracción a las cuatro ruedas
  • Dinámica de conducción agradable y equilibrada
Lo peor
  • Sistema multimedia mejorable/li>
  • Un interior poco colorido
  • Motor ruidoso a altas revoluciones
Diseño7
Habitabilidad7.5
Acabados7.5
Maletero7.5
Equipamiento8.5
Motor8.5
Comportamiento8
Calidad Precio8.5

Galería de fotos:

  • todocamino
  • Toyota
  • Toyota Yaris Cross