Los tres millones de automóviles que ANFAC, la patronal de los fabricantes de automóviles, se planteó allá por 2012 que se produjesen en nuestro país no se alcanzará tampoco en 2017. Falta todavía por cerrar las cifras definiticvas, pero la cifra rondará los 2,8 millones de vehículos.

Buena parte de la “culpa” la tiene la caída del mercado británico. El Brexit ha reducido notablemente la demanda (nada menos que un 5,2%). Y es que la industria automotriz española destina la mayoría de su producción a la exportación. Un 70% de la fabricación va a otros mercados, pero en 2017 la automoción ha perdido peso en el mercado exterior y ha sido superado por la Alimentación.

¿Y qué pasará este 2018? ¿Será el año en que, finalmente, se alcance el objetivo de los 3 millones de vehículos made in Spain? No hay por ahora planes de las marcas para comenzar con proyectos de coches eléctricos, que a largo plazo serán los dominadores del mercado, pero sí se han anunciado inversiones interesantes. Y es que ya se han comprometido cerca de 2.000 millones de euros en las plantas españolas.

En las diez factorías de nuestra geografía se repartirán la producción de seis nuevos modelos que todavía no han salido al mercado:

Daimler

La planta de Mercedes-Benz en Vitoria, especializada en furgonetas, continuará fabricando los modelos Vito y el monovolumen Clase V en exclusiva para toada Europa. Se han invertido casi 200 millones de euros.

Ford

La marca del óvalo ya ha anunciado una inversión de 750 millones de euros para mejorar la productividad y eficiencia en la próxima generación del Kuga, un SUV compacto. Ahora el Ford Kuga 2016 ya supone la mitad de la carga de trabajo y emplea a más de 8.000 personas. También salen de Almusafes los Ford Connect, Mondeo, S-Max y Galaxy.

Nissan

En la planta de la Nissan situada en la Zona Franca de Barcelona ya se ensamblan el Pulsar, NV200, e-NV200, la Navara dos pick-up más, el Renault Alaskan y el Mercedes Clase X, para una producción total de 110.000 vehículos anuales. No se ha confirmado aún la llegada de modelos nuevos… y la factoría de Ávila, por su parte, ha reducido a la mitad (de dos a uno), la producción de camiones.

PSA

Tras la integración de Opel en PSA se ha presentado un ambicioso plan de futuro para Opel… pero no se ha concretado en España. Ahora mismo, con las plantas de Villaverde (Madrid), Vigo y Figueruelas (Zaragoza) ya son el primer fabricante español (segundo en Europa). Ya sabemos que 50.000 unidades del Citroën C4 Cactus 2018 se fabricarán cada año en Villaverde, para lo que se contratarán 350 empleados (ahora mismo sufren un ERTE) y que antes de 2021 llegará a la planta del sur de Madrid otro modelo.

Mientras en Zaragoza ya se ensamblan juntos los Opel Crossland X y Citroën C3 Aircross (y no se esperan cambios pronto), Vigo será la primera que fabricará modelos para tres marcas: Citroën, Peugeot y Opel. En Galicia, trabajan en el lanzamiento de la furgoneta denominada K9 internamente (aún sin nombre comercial).

Volkswagen

Hace ya 30 años que Volkswagen solamente fabrica el Volkswagen Polo. Nada menos que 7,5 unidades han salido de Landaben… pero en 2018 se unirá la versión SUV de este coche, algo más pequeño que el T-Roc. Se espera que entre ambos se produzcan 300.000 unidades anuales, de ahí que, entre 2015 y 2019 se iniviertan 1.000 millones de euros.

Por otro lado está la factoría de Martorell en Barcelona, que en ese mismo periodo tiene comprometidos 3.300 millones de inversión. Es la fábrica de coches más grande de España, con 14.500 empleados que fabrican ya los actuales Seat León, Seat Ibiza, Seat Arona y Audi Q3. Este último se irá en breve a Hungría, con la jubilación de la actual generación. En su lugar Martorell recibirá el futuro Audi A1, que comparte plataforma con el Ibiza. El SUV grande de la marca (todavía sin bautizar) se fabricará en Alemania.

Renault

Renault invertirá en España 750 millones de euros hasta 2020, con la promesa además que significarán nada menos que 2.000 nuevos contratos indefinidos. En los próximos meses saldrá de la fábrica de Palencia el Megane RS 2018, que se une a la gama del Megane 2016. Valladolid continuará ensamblando el exitoso Captur y el eléctrico Twizy.

Fuente: ANFAC

 

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta