Septiembre de 2021. Ha comenzado a aplicarse ya la normativa WLTP con mediciones reales de consumo en carretera y parece que todo vehículo ha de ser eléctrico para que se pueda homologar (y por lo tanto circular) por las carreteras europeas. Pero hay coches que consiguen bajar de los 95 g/km de CO2. Coches pequeños, híbridos. Lo que pasa es que hay pocos. El Toyota Yaris es uno de ellos. Acaba de renovarse y hemos podido conducirlo durante una mañana.

Si los coches híbridos son una solución fabulosa para moverse por ciudad (ojo a todo lo que son capaces de moverse en modo 100% eléctrico), tiene lógica que los vehículos de ámbito urbano recurran a esta solución. Y esa ha sido sobre todo la máxima a la hora de desarrollar la cuarta generación del Yaris.

Pero el nuevo Toyota Yaris no es sólo eso. También se ha pensado en el disfrute de la conducción. O al menos nos lo cuentan desde la marca. La anterior generación, que probamos, carecía de ese toque dinámico que ahora quiere enfatizar. Para ello, la marca ha invertido 300 millones de euros en sus plantas de Francia y Polonia.

Se trata de un coche importante para la firma nipona, pues supone en torno al 10% de sus ventas en Europa. Es el quinto modelo más vendido entre los utilitarios y ahora quiere dar el salto al Top 3 con muchas novedades.

Exterior

De acuerdo, un coche que gaste poco, pero resulta que el principal motivo de compra de los coches del segmento B es el diseño. Hay muchos cambios respecto a la anterior generación, lanzada en 2011 y que tuvo dos puestas al día, en 2014 y 2017.

Es cierto que las medidas son muy similares, pues mide 3.940 mm de longitud, es de los pocos de su categoría que se mantienen firmes en no alcanzar los 4 metros. Pero cambian mucho las proporciones. Y es que gana 5 cm de distancia entre ejes (2.560 mm), por lo que los voladizos se acortan.

Es también más ancho (1.795 mm) y bajo (1.470 mm), perdiendo esa imagen de “monovolumen” que tenía la anterior generación, apostando por una imagen más agresiva y un capó corto.

En el frontal contamos con una parrilla mayor (la de veces que habré escrito esto últimamente), dividida por la matrícula. En la parte inferior hay una toma de aire, flanqueada por faros antiniebla. Los faros cuentan con iluminación LED desde la terminación Style.

Esta unidad corresponde a la edición especial de lanzamiento, Premiere Edition, con la carrocería en dos colores. Hay nueve tonos entre los que elegir. En el lateral observamos líneas de expresión y las llantas de 17 pulgadas de este acabado le da un empaque superior.

En la zaga destacan los pilotos LED, así como un pequeño alerón en la parte superior del portón. Cuenta con una antena de tipo aleta de tiburón, poco habitual en coches tan pequeños y en la zona inferior un difusor negro que casa a las mil maravillas con el techo en el mismo color.

Interior

El salto en el interior es igual de grande. Me ha gustado mucho la filosofía de la que parte, que es que las manos deben de estar en su lugar: el volante. La visibilidad hacia delante es muy buena (el pilar A se ha retrasado para conseguirlo) y todos los controles son muy intuitivos. La gran sorpresa es el Head Up Display. Es algo único en su segmento y proyecta la información, a color, en el parabrisas, nada de emplear un plástico.

El cuadro de mandos es diferente. Consta de una pantalla central para el ordenador de a bordo, con menús sencillos y claros, flanqueada por otras dos redondas, a la izquierda el potenciómetro clásico de los coches híbridos de la marca y a la izquierda un velocímetro digital.

El volante multifunción tiene mandos a los que es sencillo habituarse. Está en una posición más vertical que antes y tiene amplias regulaciones en altura y profundidad, con lo que es más sencillo encontrar una buena posición de conducción.

Vas sentado más bajo que en el anterior, pero tampoco he tenido la sensación de ir sentado muy abajo, y eso que coloco habitualmente el asiento en el lugar más cercano al suelo.

El protagonismo en el salpicadero es para la pantalla del sistema multimedia. Como en otros Toyota, me parece sencilla de utilizar y de gráficos algo pobres y anticuados. Conserva mandos físicos en los laterales para acceder a las funciones principales. Está en posición elevada y no obliga a desviar mucho la vista, aunque todo la información que tenemos ahí podemos verla en el ordenador de a bordo (navegación, radio, móvil…)

Otros mandos que conserva, y son bienvenidos, son los de la climatización. Puede que clásicos pero muy sencillos de usar. Bajo ellos, un punto de carga inalámbrico y una toma USB, antes de llegar al selector del cambio. Aquí se ha seguido la estela del Corolla o el C-HR y se ha optado por una palanca de un diseño convencional. Hay también un par de huecos para bebidas y un reposabrazos, que esconde un espacio muy pequeño para dejar objetos.

En cuanto a los acabados, teníamos la edición especial de lanzamiento, así que algunas sibariteces que ves en las fotos no las tendrás en las versiones básicas. Eché un vistazo a una de ellas y la verdad es que son los materiales que esperas en el segmento, con ajustes interiores buenos.   

Otra idea sobre la que se ha realizado siempre el Yaris es la de big small, que en un coche pequeño haya espacio suficiente. Delante eso es así. Detrás, pues no tanto. Son correctas, sin más, ocurre algo parecido a lo que vimos en nuestra prueba del Clio. Además, las ventanillas traseras pequeñas y todo tapizado en negro no ayuda a dar sensación de amplitud.

Maletero

El espacio de carga es de 286 litros de capacidad. No ha cambiado en ese sentido respecto a la generación anterior. Está lejos de los referentes de su categoría pues un Seat Ibiza, por ejemplo, cuenta con 350 litros.

Eso sí, es sencillo aprovecharlo por completo porque sus formas son muy regulares… pero el borde de carga me han parecido algo elevado, lo que no facilita cargarlo. El piso de nuestra unidad podía colocarse a dos alturas, lo que te permite contar con un doble fondo. Bajo él, un kit de reparación de pinchazos.

Los respaldos de los asientos traseros, divididos en dos partes asimétricas pueden abatirse si algún día precisas cargar algún bulto grande. La superficie resultante no es plana del todo.

Equipamiento

La marca ha estructurado la gama de su utilitario en cuatro niveles de dotación. Parten del Business Plus, con un claro enfoque para empresas o compradores muy racionales. De hecho, en Toyota nos contaban que es el Active Tech el nivel pensado para su comprador tipo y que acaparará la mitad de las ventas.

En este acabado ya contamos con todos los sistemas de seguridad que incluye el paquete Toyota Safety Sense. Al sistema de luces largas automáticas AHB  (no pudimos prolbarlo) o al lector de señales de tráfico suma un mejor sistema pre-colisión más avanazdo, con asistencia a la dirección, control de crucero adpatativo (entre 0 y 180 km/h) o el sistema de mantenimiento de carril, ahora con asistencia a la dirección. Sí, hablamos de un utilitario y de la versión más vendida.

Además cuenta con varios airbag, llantas de aleación de 15 pulgadas, acceso y arranque sin llave, sensores de luz y lluvia, sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas compatible con CarPlay y Android Auto y cámara de visión trasera. Su precio, 17.450 euros.

El acabado Style le da más categoría con llantas de 17 pulgadas, faros Full LED, tapicería mixta de cuero y tela o climatizador bizona.  Su precio es de 18.200 euros. Puede completarse con el  paquete Style Plus , con el que ganas tecnología pues suma un interesante Head-Up Display de 10 pulgadas, cargador inalámbrico, navegador, sistema de sonido JBL con 8 altavoces, el Monitor de Ángulo Muerto (BSM) y asistente de freno en aparcamiento. Supone gastarse 19.550 euros.

 

La edición Style Premiere Edition cuenta con todo eso y además con la carrocería en dos colores, luz ambiental LED o la tapicería mixta con costuras rojas. Es el tope de gama, por 20.150 euros.

Los precios que te hemos dado incluyen el descuento oficial y obligan a acogerse a la financiación del coche con la marca (supone que te rebajen 1.200 euros). Esto hace que los paquetes de servicio (Easy Plus, 4 años de mantenimiento y otros tanto de garantía; Easy Complet, suma un año de seguro), sean a mitad de precio).

 

Recuerda que en nuestra sección de coches nuevos puedes encontrar ofertas del Toyota Yaris, publicadas por concesionarios oficiales de la marca. Tambén contamos con un comparador de seguros para que encuentres la póliza que mejor se ajuste a tus necesidades y presupuesto.

Motor

Hasta aquí, todo correcto. Pero lo que realmente hace especial a este modelo es su apartado mecánico. Era el único híbrido del segmento (ahora está el Clio E-Tech –más caro, por cierto-) pues el Honda Jazz es más monovolumen.

Y también aquí hay salto de gigante. Y es que el anterior Yaris híbrido montaba el mismo sistema híbrido desde 2012 en que fue lanzado, en definitiva el que equipaba el Prius de segunda generación con algunos retoques. Ahora cuenta con la última evolución de la cuarta generación de tecnología híbrida de la marca híbrida por excelencia.

Por un lado tenemos un motor de gasolina tricilíndrico 1.5 de ciclo Atkinson que entrega con 93 CV y 120 Nm de par. Gana potencia (un 24%) y par (un 9%) ya que se ha mejorado el flujo del aire de admisión y la inyección y ojo, que aún así consume menos. Alcanza un 40% de eficiencia térmica, que es mucho. Por otro dos motores eléctricos en paralelo, uno para mover el coche y otro que se encarga de cargar baterías  y arrancar al motor de combustión.

La potencia eléctrica es de 59 kW y puede mover al Yaris hasta 130 km/h en modo eléctrico. La batería es de ión de litio  y es 12 kg más ligera que la anterior de hidruro metálico.

La potencia total del sistema es de 116 CV… y ojo, que podrían ser más (nos decían que hasta 146 CV), peor la gestión electrónica no permite ir más allá pues este coche piensa en el consumo y no es plan descargar la bateria en dos acelerones.

Y no quiere decir que sea lento, pues puede realizar el 0 a 100 km/h en 9,7 segundos y alcanzar 175 km/h. Gastando muy poco. Homologa en esta versión tan equipada 4,3 l/100 km pero en otras la cifra baja a 3,8 /100 km.

Comportamiento

Me gustaba el Yaris anterior como coche urbano. Este también, pero fuera de la urbe es otra cosa. Otro mundo. Ahora emplea una variante de la plataforma TNGA y gana en rigidez. Eso nos lo cuentan en todas (absolutamente en todas) las presentaciones, pero es que aquí se nota. Nos hablaban del chasis más rígido de la categoría, pese a que la estructura es 25 kg más ligera. Es muy posible.

Y es que antes el Yaris era correcto en ciudad, pero en carretera se rasgaban sus costuras. Ahora, unido además a su centro de gravedad más bajo, puede contar con unas suspensiones más cómodas… sin que ello haga aumentar los balanceos.

Con esta base excelente, da gusto conducirlo. La nueva configuración de las suspensiones se agradece en ciudad o en firmes rotos donde, además, contar con el cambio automático redunda en un mayor confort.

 

El motor es otra historia. Conserva las ventajas de la generación anterior a bajas velocidades, pero puedes moverte aún mucho más tiempo en modo eléctrico. Eso se nota en los consumos. Medí con el ordenador de a bordo un tramo urbano con alguna autovía de circunvalación, de unos 30 km. Marcaba 3,7 l/100 km y no fui precisamente buscando consumos, simplemente circulando a velocidades legales y anticipándome a los acontecimientos.

La ruta propuesta incluía alguna carretera secundaria con curvas donde el consumo medio se fue elevando al tiempo que practicaba una conducción más agresiva. No demasiado, pues entregamos el vehículo con 4,5 l/100 km de media. Ahí hay dos aspectos que no me acabaron de convencer en el Yaris para practicar una conducción de este tipo.

El primero, el cambio. Ha mejorado una barbaridad, ya no hace subir el coche de vueltas “a lo loco” cuando pisas el acelerador y permite ir alegre… pero se echa de menos unas levas o un modo manual del cambio que permitan usar algo de freno motor al llegar a las curvas. Como eso no existe, hay que tirar de freno hidráulico… que tampoco me convencieron. No porque no frenen, que lo hace, sino porque resulta complicado dosificar la frenada.  

Opinión coches.com

Me ha gustado el Toyota Yaris. A pesar de que las ventas iban bien la marca se ha atrevido a presentar un diseño atrevido y con carácter. Cuenta con un interior muy bien realizado y aunque hay plazas traseras y maletero más amplios en su categoría, no están mal si tenemos en cuenta la longuitud del coche.

Lo mejor de todo es que no se trata de un cambio de fachada. Se han tocado incluso los cimientos. Cambio de plataforma, de mecánica. Y todo a mejor. Es un coche más cómodo en ciudad que ahora no renuncia a salir a carretera con solvnecia. Por capacidad de motor y por comportamiento, ágil y seguro.

La guinda es sin duda su equipamiento superlativo. Sobre todo en seguridad. La segunda generación del Yaris, lanzada en 2005, ya había supuesto la inclusión de sistemas inéditos en los utilitarios. Ahora sigue por ese camino y lo lleva más lejos, estrenando un Head-Up Display (y no uno cualquiera). Le faltó llevar esa espectacularidad de diseño y tecnología al sistema multimedia.

Y todo eso, gastando muy poco combustible a poco que sepas conducirlo, lo que no significa que tengas que ir despacio. Y con etiqueta ECO, que muchos la buscan, sobre todo para moverse en ciudad, donde el Yaris es, sencillamente, perfecto. El control de  las emisiones debería hacer que poco a poco estos coches pequeños comenzasen a despuntar y no es descabellado que el Yaris siga ganando cuota de mercado en Europa. Y ojo sobre todo al futuro Yaris Cross, un SUV pequeño realizado sobre esta base que a buen seguro tendrá adeptos.

Toyota Yaris Hybrid 120H Premiere Edition
7.6 Nota
Lo mejor
  • Diseño atractivo y diferenciado
  • Buenos ajustes interiores y equipamiento de seguridad
  • Bajos consumos y buena puesta a punto dinámica, mejora notable en carretera
Lo peor
  • Precio de partida elevado respecto a un modelo de combustión
  • Plazas traseras más angostas que sus rivales
  • Capacidad de malatero no mejora
Diseño8
Habitabilidad7
Acabados7.5
Maletero6.5
Equipamiento8.5
Motor8
Comportamiento8
Calidad Precio7.5

Galería de fotos:

Ver galeria (45 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta