Este pasado fin de semana ha sido prolijo en cuanto a la celebración de diversos eventos relacionados con los vehículos clásicos. Ayer os informábamos de todo lo relacionado con el Espíritu de Montjuïc, pero también ha tenido lugar en la ciudad alemana de Essen una edición más de su afamada Techno-Classica, pero no se trataba de una edición cualquiera, pues celebraba nada más y nada menos que un cuarto de siglo de existencia.

La que está considerada como la mayor feria del mundo dedicada a los automóviles de colección abría sus puertas el pasado miércoles, 10 de abril, y durante 5 días una ingente cantidad de especialistas, aficionados y público en general se han dado cita en el recinto ferial en un número cercano a los 200.000 visitantes. La totalidad de los 20 pabellones y las 4 áreas externas estaban plenamente ocupadas por los más de 1.250 expositores, provenientes de 30 países.

Dada su importancia, muchas marcas realizan un gran despliegue de medios, con stands donde se pueden observar las más apreciadas joyas de su historia, más o menos reciente, en conjunción con algunos de sus últimos modelos (nunca hay que perder una buena oportunidad de autopromocionarse…). Os pormenorizamos a continuación los más destacados (por orden alfabético):

  • Audi conmemoraba los 25 años de vida de sus Audi A8, así como el 80 aniversario de su primer motor V8, deslumbrando a los asistentes con dos lujosas limusinas Horch, acompañadas por el Audi V8 quattro DTM.
  • El pabellón 12 estaba ocupado en su totalidad por el grupo BMW, en donde sobresalían dos importantes conmemoraciones: los 90 años de las motocicletas BMW y los 50 años del Mini Cooper S, con la presencia de, por ejemplo, un BMW 3.0 CSL Renncoupé IMSA, un bello BMW 507 Roadster, o un Mini Cooper 1.3 MK5 Gruppe A/H.

  • Por su parte Bugatti y Bentley exponían una espectacular muestra de sus modelos más representativos, tanto clásicos como actuales, con bellezas como el Bugatti T57 Atalante o el Bentley 8 Litre HJ Mulliner Saloon.
  • Citroën presentaba una muestra de sus convertibles más destacados, pasados y presentes, entre ellos el Citroen DS21 Cabriolet o un DS3 de la actual generación.
  • Ford celebraba el 150 aniversario del nacimiento de su fundador, Henry Ford, además de los 50 años del Ford GT40, mostrando diversos modelos de su amplia participación en competición, con un rincón especial, también, para los 45 años del Ford Escort, con la exhibición de un Ford Escort MK1 RS 1600.
  • Lamborghini celebraba su 50 aniversario, pues la fábrica de Sant’Agata Bolognese abrió sus puertas en mayo de 1963, con la presencia de alguno de sus modelos más representativos como un Lamborghini 350 GT, un Miura o un Diablo GT.
  • Mercedes-Benz, una de las marcas que han estado presentes en este salón desde su fundación, contaba también con uno de los espacios más amplios de exhibición, donde se hacía una retrospectiva de la historia del Clase S, además de la presencia de modelos históricos de su colección como un Mercedes-Simplex 60 HP de 1904 o el increíble Mercedes-Benz 500 K Special Roadster.

  • Opel aprovechaba el reciente lanzamiento del Opel Astra Cabrio (Cascada en otros mercados) para presentar una retrospectiva de los modelos convertibles de la marca germana, donde se podía admirar el espectacular Opel Admiral Cabriolet Hebmüller o el Opel Kapitän Werkscabriolet.
  • La marca francesa Peugeot centraba su stand en la competición, con un lugar preponderante para el Peugeot 205 Turbo 16 y una de sus pilotos más destacadas: Michele Mouton.
  • En Porsche celebraban el 50 aniversario de su modelo más emblemático: el Porsche 911, con la exhibición de diferentes modelos de cada una de las 7 generaciones de este mito, además de modelos de competición como el Porsche 935/77, o su predecesor, el Porsche 356 Speedster.

  • Bajo el lema “Vehículos Urbanos” se presentaba “nuestra”  SEAT, con la presencia, entre otros del querido SEAT 600 cuya última unidad salió de la cadena de montaje hace 40 años.
  • La checa Skoda, mostraba la evolución sufrida por el modelo Rapid hasta su configuración actual, con la presencia de varias unidades anteriores a la Segunda Guerra Mundial, además de un modelo de los años 80 y el actual, todo ello bajo el lema: “Rapid: un nombre con tradición”.
  • El grupo Volkswagen, al “jugar en casa” era uno de los que contaba con una presencia más numerosa y variada. Desde la exhibición de las 7 generaciones del Volkswagen Golf, incluyendo la presencia del reciente GTI hasta, por ejemplo, el poder seguir paso a paso la restauración, por parte de Volkswagen Classic Parts, de un Golf GTI de la primera generación. Por su parte Volkswagen Vehículos Comerciales dedicaba su espacio a los 25 años de la California.

  • La sueca Volvo, bajo el slogan “Volvo: the passion” mostraba seis excepcionales vehículos históricos

La lista sería interminable, pues también podríamos destacar la presencia de los departamentos de vehículos históricos de otras firmas como Alfa Romeo, Fiat, Ferrari, Jaguar o Aston Martin (que este año celebra su centenario)

Otro de los focos de atención de la feria lo constituía una exposición especial denominada “Automobile Masterpieces”, con la exhibición de lo que podríamos denominar la “alta costura”, las creaciones más elegantes, de los carroceros más afamados, que desarrollaron su labor entre los años 20 y 50 del pasado siglo. Entre ellos cabe destacar modelos excepcionales como el Bentley 4.5 litre Derby coupé de 1939, el Talbot Lago T 150 C Teardrop coupé de Figoni y Falaschi de 1938, o el Bugatti 57 C realizado por Saoutchik de 1939.

Por último mencionar la presencia de innumerables restauradores, clubes de clásicos, expositores, suministradores de repuestos o artistas relacionados con el mundo de los automóviles clásicos para conformar una exposición absolutamente increíble que año a año atrae a mayor número de aficionados.


Imágenes Peter Singhof

Galería de imágenes:

Ver galeria (30 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta