Muchos de los seguidores del mundo del automóvil se quejan del panorama actual, en el que muchos vehículos comparten diseño y componentes. Si es cierto que se ha perdido bastante esa personalidad que vimos en el pasado, esa capacidad de emocionar que tenían algunos modelos. Y creemos que no hay mejor década para representar ese sentimiento que la de los 60. Hace ya casi seis décadas no había plataformas modulares ni reglas a las que ceñirse.

Por eso hemos querido hacer este repaso a través de los que están considerados como 10 de los mejores coches de los años 60. En esta lista hay modelos de marcas italianas, británicas, alemanas, japonesas y americanas; porque en la diversidad está la riqueza. Seguro que podría haber entrado alguno más, pero con este nivel es difícil establecer límites. Algunos de ellos fueron los precursores de otros vehículos míticos de los 70.

Ferrari 250 GTO

El Ferrari 250 GTO no necesita presentaciones. El clásico que mayor valor ha alcanzado en subasta, el modelo que ha sido considerado como una “obra de arte” para que no haya imitaciones. De este Gran Turismo Omologata apenas se hicieron 36 unidades entre 1962 y 1964, de ahí su exclusividad. Fue concebido para la competición, siendo una evolución del 250 GT SWB con motor V12. Ese diseño y esa carisma jamás podrá ser alcanzada por ningún automóvil actual.

Aston Martin DB5

Otro imperdible que vio la luz en esta gloriosa década fue el Aston Martin DB5. Ganó popularidad gracias a su aparición en la película Goldfinger de James Bond en 1965 y ha vuelto a aparecer en la saga en varias ocasiones. Le respalda ese diseño armónico y ese interior lujoso que siempre han ido ligados a la marca británica. Ahora se han confirmado 25 unidades más gracias al programa Reborn y para los que no puedan adquirirlo igual pueden conformarse con el ejemplar de LEGO.

Porsche 911

El Porsche 911 es uno de los deportivos más míticos de la historia y actualmente ya va por su octava generación (992). Sus orígenes se establecieron en la década de los 50, pero el primer 911 (901) apareció en 1963. Después del anterior Porsche 356 llegaba un coupé de 2+2 plazas con un motor bóxer de seis cilindros montado por detrás del eje trasero. Por suerte, la configuración ha perdurado con el tiempo, al igual que las diferentes carrocerías del modelo, que también se empezaron a ver en la década de los 60.

Chevrolet Corvette Stingray

La primera generación del mítico Chevrolet Corvette apareció a mitad del siglo pasado. Sin embargo, sus dos generaciones más carismáticas se sucedieron en la década de los 60. En 1963 aparecía el Corvette C2, también conocido como “Sting Ray”. En 1968 le seguía el Chevrolet Corvette Stingray (C3). En ambos casos, el deportivo de GM destacaba por su mecánica V8 de gran cilindrada y por ese diseño curvilíneo con la luneta partida.

Jaguar E-Type

El Jaguar E-Type probablemente ha sido el modelo más representativo en la historia la marca británica. Apareció a principios de los 60 para reemplazar a los anteriores XK con un diseño muy limpio y elegante que destacaba por ese alargado capó. Bajo él se escondían los motores de seis cilindros en línea, aunque también llegó a recibir un V12. Recientemente se han hecho algunos ejemplares más mediante el programa Reborn, incluso algunos de los exclusivos E-Type Lightweight.

Lamborghini Miura

Y si hablamos de Lamborghini siempre habrá un modelo que sea el primero que se venga a la mente. Para la mayoría no será otro que el Lamborghini Miura, el deportivo que apareció en 1966 para cambiar el paradigma de la marca. Su inolvidable diseño fue obra de Marcello Gandini, que trabajaba para Bertone, y su nombre era prestado de la ganadería española. Su corazón siempre fue una mecánica V12, que fue ganando tamaño y potencia con el paso de los años.

Pontiac GTO

La de los 60 también fue la década dorada de los “muscle cars”, pues aparecieron algunos de los más míticos. El Pontiac GTO es un claro ejemplo. Inicialmente se trataba de un paquete opcional de equipamiento para los Pontiac LeMans, aunque su éxito hizo que se convirtiese en modelo independiente al poco tiempo. A finales de los 60 llegaba la segunda generación, probablemente la más recordada con esos gigantescos motores V8.

Toyota 2000GT

Cuando hablamos de los mejores coches japoneses de todos los tiempos, la lista estaba encabezada claramente por un modelo. Sí, se trata del Toyota 2000GT, el coupé lanzado en 1967 para demostrar que “el país del sol naciente” también podía hacer deportivos a la altura de los europeos. Destacó por ese diseño tan llamativo y por sus mecánicas de seis cilindros en línea con gran rendimiento a pesar de no ser muy potentes. Su exclusividad hace que esté muy valorado en la actualidad.

Alfa Romeo Giulia

El Alfa Romeo Giulia data de 1962, aunque muchos conozcan más la berlina actual que recuperó la denominación. En sus orígenes, el Giulia era un cuatro puertas que quería triunfar entre la clase media con sus mecánicas de cuatro cilindros. Además del sedán, también hubo otras carrocerías más llamativas como el Giulia Sprint Speciale de la imagen e incluso dio lugar a versiones de competición como el Giulia Sprint GTA.

Shelby Cobra

En la década de los 60 se unían los británicos de AC Cars con el diseñador americano Carroll Shelby para dar vida a otro automóvil mítico. El Shelby Cobra (o AC Cobra) tomaba la base del anterior AC Ace pero sumaba un motor V8 de origen Ford y el desarrollo del propio Shelby para comenzar a triunfar. Durante esos años se vieron muchos éxitos en competición y el modelo se fue mejorando con mecánicas más potentes

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta