Logo de Noticias Coches
Skoda Mantenimiento Coches Electrificados (1)
Luis Blázquez

El kilometraje no afectará los intervalos de mantenimiento de los coches eléctricos, dice Skoda

Skoda quiere convencer a la gente sobre los beneficios de cambiarse a los vehículos eléctricos siguiendo los temidos intervalos de mantenimiento y servicio necesarios para que los modelos de combustión interna sigan funcionando. El fabricante checo afirma que contar los kilómetros será innecesario para los servicios de revisión de un coche eléctrico, dada su sencillez mecánica. Lo único que tendrás que recordar es un período de dos años entre visitas al taller.

No importa si conduces 10.000 o 100.000 kilómetros. Skoda manifiesta que a tu eléctrico no le importará: la única medida necesaria para rastrear el próximo servicio será el tiempo. El Skoda Enyaq IV, el primo del Volkswagen ID.4, deberá visitar el taller cada dos años, según el fabricante con sede en Mladá Boleslav. “Para el cliente, sin embargo, estos vehículos son de hecho un alivio en lo que respecta al mantenimiento regular. […] “El Enyaq IV es el primer Skoda cuya frecuencia de mantenimiento no está influenciada por el kilometraje.

El reclamo de la empresa no es tan revolucionario en verdad, pues menos piezas implican menos visitas al taller. Y aunque Skoda está promocionando los beneficios de poseer el Enyaq IV, la lista de elementos de mantenimiento que menciona se aplica a muchos otros vehículos eléctricos. De hecho, cuando ya está diseñado, los elementos de mantenimiento son relativamente pocos. Skoda enumera los siguientes artículos como aquellos que sus técnicos verán durante las visitas poco frecuentes al servicio técnico dondequiera que estés:

“No hay necesidad de cambiar el aceite, los filtros de aceite y combustible o las bujías. Las únicas tareas estándar que quedan son cambiar el filtro interior de polvo y polen, el líquido de frenos y revisar el aire acondicionado, los limpiaparabrisas y otros consumibles. Los vehículos eléctricos también tienen que cambiar su líquido refrigerante después de algunos años, pero incluso esto es más económico que un servicio similar para los coches convencionales”. El sistema de frenos de un eléctrico se desgasta menos, por lo que retrasa el cambio.

Mientras tanto, otros “artículos de uso” desaparecerán por completo. Y un automóvil eléctrico también ahorra en costes de servicio de otras maneras. “Gracias a la recuperación de energía, los coches eléctricos funcionan mejor con el sistema de frenos y no hay necesidad de reemplazar las piezas desgastadas como las correas de distribución, los inyectores, el embrague, el volante bimasa, los filtros de partículas, la válvula EGR, el turbocompresor y otras partes”, declara Karel Starý, responsable de posventas de Skoda en la República Checa.

Por supuesto, Sskkoda admite que la batería se degradará, pero se muestra un poco más optimista sobre la necesidad de esas reparaciones. El fabricante checo defiende que, cuando la batería se estropea, rara vez es todo lo que necesita ser reemplazado, y cambiar el módulo de la batería que se degradó está bien. El precio de ese servicio, supuestamente, será casi el mismo que el de reemplazar un turbocompresor de un vehículo que funcione con diésel o gasolina.

Lo divertido de todo esto es que la mayoría de las personas ya adoptan un enfoque de “tiempo, no kilómetros”. Aparte de los entusiastas de los coches y los propietarios más responsables, las personas, simplemente, preguntan cuándo fue su último servicio de mantenimiento en lugar de intentar adivinar la lectura del odómetro de su vehículo en ese momento. Podemos decir que se acabaron los trapos aceitosos con números garabateados a boli. Disfruta del coche, recorre kilómetros con él sin preocuparte por el desgaste.

Fuente: Skoda

  • coches eléctricos
  • mantenimiento
  • Skoda