Logo de Noticias Coches
superdeportivos-sin-heredero
Mario Nogales

5 superdeportivos que deberían tener un sucesor

Los superdeportivos son los ejemplares más pasionales en el mundo del motor. Normalmente su potencia y precio desorbitados los ponen al alcance de muy poca gente. Esos modelos, en la mayoría de casos se quedan en un sueño, en simples papeles que forraban paredes y carpetas de sus entusiastas. Por suerte es un nicho de mercado que no se deja de explotar y actualmente hay muchas marcas que siguen presentando espectaculares superdeportivos.

Algunos fabricantes como Ferrari, Lamborghini o McLaren son especialistas con mucha reputación. Otras marcas están intentando volver a la escena como Honda con el NSX o Ford con el GT. También esta el caso de aquellos que intentan encontrar un hueco como Aston Martin con el Valkyrie o Mercedes-AMG con el Project One. Por desgracia hay otros muchos superdeportivos de los últimos años que no tienen sucesor, aunque muy probablemente podrían encajar en la sociedad actual si se les diera una vuela de tuerca.

BMW M1

El BMW M1 es uno de esos mitos que marcaron la década de los 80. Nació fruto de un acuerdo entre BMW y Lamborghini para hacer un coche de competición, aunque finalmente la marca alemana se hizo cargo del proyecto. La influencia quedó patente y el diseño corrió a cargo del diseñador Giorgetto Giugiaro. Entre 1978 y 1981 se fabricaron un total de 457 unidades de este modelo, incluyendo las 20 unidades de la edición Procar para competición.

Tuvo mucha importancia para BMW porque se trató de su primer modelo de calle en montar un motor central trasero, un bloque de seis cilindros en línea y 3.5 litros que desarrollaba 273 CV de potencia. En 1981 se da por finalizada su producción tras los cambios en la normativa de competición. Por su 30 aniversario se hizo el prototipo BMW M1 Hommage Concept, pero no llegó a producirse. Actualmente lo más parecido que podemos encontrar es el BMW i8, el deportivo híbrido.

Dodge Viper

Aunque lo cierto es que el Dodge Viper se sigue fabricando actualmente, a finales de año terminará su producción. Este modelo se despedía con cinco ediciones especiales y, lo más importante, sin un sucesor a la vista. Pero auún queda esperanza, ya que no sería la primera vez que este modelo se deja fabricar temporalmente. La cuarta generación (ZB) se despidió en 2010 y hubo que esperar a 2013 para la llegada de la quita (VX), que ha estado a la venta hasta ahora.

Aunque se hayan vendido varios miles de unidades (principalmente en Estados Unidos) y no sea tan exclusivo, lo cierto es que el Viper es uno de los superdeportivos americanos más emblemáticos de la historia. Siempre ha llevado bajo el capó motores V10 de grandes cilindradas (8.4 litros en el último) y ha llegado a desarrollar hasta 653 CV. Esperemos que la marca recapacite y le de a este modelo un digno sucesor.

Jaguar XJ220

El Jaguar XJ220 es uno de los más emblemáticos de está lista. Este modelo se empezó a fraguar a finales de los 80 para rivalizar con modelos de la talla de los  Ferrari F40Bugatti EB110 Porsche 959. El prototipo XJ220 fue presentado en 1988 y ante la buena acogida, los británicos decidieron producirlo. Su puesta a punto tuvo lugar en Nürburgring y gracias a su motor V6 turbo de 542 CV batió el tiempo de vuelta. Su velocidad máxima de 343 km/h también lo convirtió en el más rápido de la época.

Y además de ser muy prestacional debía ser muy exclusivo. Decidieron hacer 350 unidades y su precio estaba al alcance de muy pocos. Las cosas se complicaron y finalmente su producción comenzó en 1992 con muchos elementos diferentes a los del prototipo. Para entonces muchos clientes habían perdido el interés debido a este motivo y al aumento del precio. De hecho solamente se hicieron 281 unidades y se terminaron de vender en 1997, dos años después de terminar la producción y por un precio mucho menor. Todavía no tiene sucesor, pero la marca ya ha coqueteado con producir el prototipo Jaguar C-X75.

Lexus LFA

El Lexus LFA es uno de los más recientes de la lista, pero también de los más fugaces. El superdeportivo nipón solo se produjeron 500 unidades para todo el mundo entre los años 2010 y 2012. Por lo tanto hubo mucho clientes que se quedaron sin su preciado ejemplar. Llegaba a la calle tras un largo desarrollo que comenzaba casi una década antes y que dejó un par de prototipos por el camino. El coupé contaba con suculentas novedades, como el uso de la fibra de carbono que le permitía ser muy ligero y dinámico.

Su motor V10 de 4.8 litros desarrollaba 560 CV y era una proeza de la ingeniería. Era capaz de subir por encima de las 9.000 rpm y tenía una respuesta rotunda que obligó a instalar una instrumentación digital (para que las revoluciones quedaran bien representadas). Contaba con aerodinámica activa, frenos carbocerámicos y su escape emitía uno de los sonidos más bonitos que se recuerdan. Actualmente no tiene sucesor, el que más se acerca es el Lexus LC 500 y ya se rumorea sobre un posible Lexus LCF.

Maserati MC12

Un modelo que tiene que estar en la lista por excelencia es el Maserati MC12. Si bien es cierto que la marca italiana sigue haciendo deportivos en la actualidad, se ha centrado en los gran turismo y los SUV (veáse el nuevo Maserati Levante). Por el contrario, el MC12 fue un auténtico superdeportivo que compartía chasis con el mismísimo Ferrari Enzo. También se trataba del coche con el que la marca volvía la competición después de más de tres décadas.

Con la finalidad de homologar la versión de carreras se fabricaron 60 unidades, de las que solamente 50 llegaron a clientes. Su producción tuvo lugar entre los años 2004 y 2005 y después pasó a la historia. Lleva en posición trasera un motor V12 atmosférico de 6.0 litros que desarrolla 632 CV y 652 Nm de par. Acelera de 0 a 100 km/ en 3,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 330 km/h. No se le espera sucesor, pero, ¿os imagináis un Maserati que tome como base al Ferrari LaFerrari?

Fuente – Carscoops

  • BMW
  • Dodge
  • Dodge Viper
  • Jaguar
  • Lexus LFA
  • listas
  • Maserati
  • superdeportivo