Las ayudas a la compra están dado resultados. Eso demuestran las cifras de ventas de coches en julio, que suben ligeramente respecto a las registradas en el mismo mes de 2019. No es el verano un momento del año en que se registren buenas cifras de ventas (salvo excepciones como cuando entró en vigor el ciclo de homologación WLTP en septiembre de 2018 o el aumento del IVA en septiembre de 2012, que adelantaron matriculaciones).

Se trata de un pequeño respiro después de los datos escalofriantes que se vivieron en los meses más duros de la pandemia, con la población confinada y los concesionarios cerrados. Pero las 117.929 unidades matriculadas, con un crecimiento del 1,1%, suponen un alivio para concesiones y fabricantes. Las ventas acumuladas alcanzan las 457.782 unidades, con una caída del 43,4%.

Como en junio, son los particulares los que están tirando del mercado. Por vez primera en dos años se observa un aumento. En concreto, del +7 %, hasta las 61.931 unidades. La caida en lo que va de año es del 36,4%. Alta, pero lejos de la caida del 63,7% que se ve en el mercado de coches de alquiler, que se ha dejado en julio un 14,5% y apenas matriculó 15.634 unidades. Las empresas tienen un comportamiento más estable, pues apenas baja un 0,2% en comparación con julio de 2019.

Más allá de ventas

El Plan de impulso a la automoción no solamente arregla las cuentas de resultados de concesionarios y marcas. También se está demostrando eficaz para renovar el parque y volverlo más limpio. Dos datos lo confirman:

  • Crece un 11 % el número de vehículos viejos enviados al desguace respecto a julio del pasado año.
  • Las emisiones medias de CO2 de los turismos vendidos presentan el dato más bajo del año. En concreto, 111,9 g CO2/ km, un 8% más bajos que hace un año.

Y desde luego, han ayudado a que el 90 % de los trabajadores de los concesionarios (unas 150.000 personas) ya estén en sus puestos de trabajo y que el 85 % de los empleados de fábricas de automóviles también trabajen ya.

Marcas y modelos más vendidos

Además de un mercado con emisiones más bajas, en España la gasolina sigue el combustible favorito, con un 53,4 % de las matriculaciones. El diésel continúa retrocediendo y ahora apenas supone un 26,3 % de las mismas. Eso sí, ganan cuota (en esto tienen mucho que ver las ayudas) otros combustibles, como coches híbridos, híbridos enchufables y eléctricos, que alcanzan un 20,3 % de las matriculaciones.

Son los SUV los coches que más atraen a los consumidores. En julio han supuesto el 50,1 % de la cuota de mercado. Son los SUV compactos los que más interesan al público (24,9 % de las ventas, casi una de cada cuatro), seguidos por compactos (19,8 %), utilitarios (18,9 %)  y SUV pequeños (18,4 %).

En cuanto a las marcas, Volkswagen (9.608 unidades) se sitúa como la marca más vendida en julio, seguida por Peugeot (9.144), SEAT (8.872), Renault (8.708) y Toyota (8.382). En el acumulado del año, SEAT es la marca preferida por los compradores con 39.384 unidades, con Volkswagen, Peugeot, Toyota y Renault a continuación.

MODELO VENTAS JULIO 2020
Renault Clio 2.854
Dacia Sandero 2.840
Peugeot 2008 2.550
SEAT León 2.545
Renault Megane 2.457
SEAT Arona 2.359
Volkswagen Golf 2.310
Nissan Qashqai 2.286
Ford Focus 2.274
Toyota Yaris 2.211

El modelo más vendido en julio fue el Renault Clio, segiuido por el Dacia Sandero y Peugeot 2008.

MODELO VENTAS JULIO 2020
SEAT León 12.206
Dacia Sandero 11.511
Renault Clio 10.742
Nissan Qashqai 10.438
SEAT Arona 8.781
Toyota Corolla 8.703
SEAT Ateca 8.131
Fiat 500 7.960
Peugeot 3008 7.828
Peugeot 2008 7.626

En el acumulado del año el líder es el SEAT León… y hay también muy buenos resultados (en el Top 10) para los SUV de la firma, el SEAT Ateca y el SEAT Arona.

Fuentes: Ganvam, Faconauto

1 COMENTARIO

  1. Trabajo en https://www.galandemora.es/Madrid/ y, por lo que escucho y veo a diario, me parece que este dato se corresponde más con la casuística que con la realidad del mercado de compra-venta. Con la aparición del Covid la situación económica de muchas familias y empresas se ha visto muy deteriorada y el positivo dato de incremento de ventas pude deberse más a la compensación del deficit de compras de meses anteriores que a un cambio de tendencia o efecto de las ayudas. Ojalá me equivoque y el dato de ventas y consumo crezca, pero lamentablemente no creo que eso es lo que ocurra.

Deja una respuesta