La publicación norteamericana Wards Auto, centrada a la información de la industria automovilística y tecnología mecánica, ha publicado por fin su lista de los diez mejores motores de 2018.

Se trata de mecánicas presentadas a lo largo de 2017. Y, como cabría esperar, no hay un solo motor diésel en esta lista (tan sólo había uno con este combustible en la lista de 32 finalistas). Más llamativo es el hecho de que la mayoría sea de marcas generalistas y que marcas premium destacadas (sí, hablamos de Mercedes, Audi, BMW y Porsche) no cuentan con ningún representante. Jaguar y Kia ganan sus primeros trofeos.

Sí hay lugar para híbridos y eléctricos. También debemos destacar que vuelve a tener cabida un propulsor V8 (en los mejores motores de 2017 habían desaparecido). Pero si quisiéramos destacar una sola tecnología esa es el turbo, ya que la mitad de los propulsores cuentan con él… si bien ninguno alimenta motores de tres cilindros de baja cilindrada, tan en boga en Europa.

Estos son los 32 motores finalistas. ¿Habrías incluido alguno entre los ganadores?

A pesar de que se centran en el mercado americado, cada año nos hacemos eco de estos premios ya que cuentan con una trayectoria intachable desde 1995… y la gran mayoría de los premiados acaban vendiéndose en Europa.

Para ser elegido, todos los grupo motrices han de ser nuevos o contar con mejoras significativas, además de estar en vehículos con un precio menos de  63.000 $ (unos 53.000 €). Se valoran aspectos como la potencia y el par, atenuación del ruido, gasto de combustible observado en la prueba y la aplicación de nuevas tecnologías.

Los fabricantes ganadores recibirán su galardón el 17 de enero durante el Salón de Detroit. Estos son los 10 mejores motores de 2018 para Wards Auto:

Chevrolet. Motor eléctrico 150 kW, 200 CV

Este motor eléctrico, con una autonomía oficial de 383 km es rápido y, lo mejor de todo, ha conseguido hacer los coches eléctricos accesibles a las masas. Se trata del propulsor del Chevrolet Bolt (el coche que se vende como Opel Ampera-E en algunos países de Europa.

Tras probarlo (en 2017 ya estaba disponible por fin en los 50 estados) destacan su abundante par y gran capacidad de aceleración. Un motor capaz de vender al vehículo por sí solo… sobre todo si te preocupa el medio ambiente.

Chrysler. V6 3.6L Pentastar PHEV, 248 CV

Todavía mantenemos la esperanza de que FCA cuadre las cuentas y consiga traer al Chrysler Pacifica (un monovolumen grande) a Europa. Sobre todo esta versión híbrida enchufable, capaz de moverse con electricidad hasta 53 km, más que suficiente para los recorridos diarios habituales con niños.

Durante las pruebas de larga duración, este monovolumen apenas gastó 6,7 l/100 km de media, una cifra inaudita para un coche de su tamaño con motor V6 de 223 CV. El Jeep Wrangler 2018 promete una variante híbrida… ¿empleará también este motor Pentastar?

Ford. V6 2.7L biturbo, 325 CV

Osados. No cabe otro calificativo para los ingenieros de Ford cuando decidieron montar en la F-150, un pick-up full size (y coche más vendido en Estados Unidos) un motor de menos de tres litros. Se trataba del EcoBoost V-6 2.7L de doble turbo con inyección de combustible directa… que hoy ya es el motor más vendido del pick-up.  Además, hacía cinco años que un motor de una camioneta no tenía uno de estos premios.

Los probadores de Wards Auto destacan sus pocas vibraciones y su silencio, al nivel de coches de lujo. El sistema de parada y arranque del motor en detenciones casi imperceptible y cuando aceleras… responde a casi cualquier velocidad.

Ford. V8 5.0L, 460 CV

El segundo premio de Ford es para el rediseñado 5.0L V-8 que podremos disfrutar también en Europa cuando sea lanzado el Ford Mustang 2018. Comparte su “magia” con el V-8 de 5.2L del Shelby GT350, como los revestimientos de cilindros livianos de pulverización y además suma directa de combustible, cigüeñal reforzado y una relación de compresión aumentada hasta 12.0: 1.

Dará gusto alcanzar su nivel máximo de revoluciones por minuto (7.500 rpm, más que antes,y exprimir sus 460 CV y 569 Nm de par. ¿Precoupado por los consumos? Con la transmisión automática de 10 velocidades completamente nueva,  les gastó 9.8 l/100 km.

Honda. Motor eléctrico con pila de combustible, 176 CV

El Honda Clarity Fuel Cell es la versión de pila de combustible del Clarity, que ya está disponible  mediante un modelo de leasing en algunas regiones de EE.UU. (por 369 $ al mes y grandes bonificaciones en estados como California). Se trata de un motor que funciona con hidrógeno, capaz de recorrer con un depósito (ubicado en la parte trasera) hasta 589 km sin repostar. No busques: actualmente no hay ningún coche libre de emisiones contaminantes con una autonomía más alta.

Desde Wards Auto indican que, a pesar de que no supera los 166 km/h ofrece una dinámica de conducción muy buena, a nivel de los Acura, muy silencionsa, además.

Honda. 2.0L VTEC Turbo, 320 CV

Alucinados se han quedado en Wards Auto con el motor de cuatro cilindros 2.0L VTEC sobrealimentado del nuevo Honda Civic Type R, la versión más potente (320 CV) del Civic 2017, que también se vende en España.

Destacan que es el primer motor con turbo de la marca que premian (y ojo, que cuentan con 18 trofeos de Wadrs). Destacan su “dulzura” a 4.000 vueltas y cómo se alegra cuando se acerca a la línea roja de las 7.000 rpm. Y todo ello con un consumo de 9 l/100 km (al menos durante sus pruebas). Por cierto, un derivado de este bloque, el del nuevo Honda Accord con 260 CV, estuvo entre los finalistas.

Infiniti. V6 3.0L Turbo, 405 CV

Que no nos oiga nadie, pero hoy en día los motores de cuatro cilindros con turbo ofrecen tanto rendimiento que muchos se cuestionan la supervivencia de los V6. Claro, luego conoces el V6 biturbo de 3.0 litros de la familia VR que estrenó el Infiniti Q50, que entrega 405 CV y 475 Nm y que en España puedes encontrar únicamente en el coupé Infiniti Q60… y lo olvidas.

Se trata de una mecánica suave y que al mismo tiempo parece contar siempre con una reserva de potencia. Destaca por su tecnologia, con sincronización de válvulas eléctricamente variable y un diseño de colector de escape que ahorra de peso dentro de las culatas. Todo ello acaba con el turbo lag de una vez por todas… y gastando lo justo.

Jaguar. 2.0L Turbo, 250 CV

En Wards Auto probaron este motor de gasolina turbo de la familia Ingenium con el Jaguar XF, pero lo encuentras en una amplia  gama de modelos, como el Jaguar XE, E-Pace, F-Pace y los Range Rover Evoque y Velar.

Este motor olvida cualquier vínculo previo con Ford… y logra unos registros sorprendentes. Y eso sin contar con que tendrá una versión de alto rendimiento que lo llevará todavía más lejos. Sí, Jaguar presume de su trabajo con eléctricos e híbridos enchufables en un futuro cercano, pero es alentador comprobar que mantienen una apuesta firme por motores de combustión interna eficientes y potentes.

Kia. V6 3.3L Turbo, 370 CV

El Kia Stinger 2017 supuso la entrada de la firma en un territorio inexplorado hasta ahora, el de las berlinas con aire de coupé. Probamos un delicioso motor de cuatro cilindros en las carreteras mallorquinas… pero el “pata negra”, que condujimos en circuito, es el V-6 de 3.3L de doble turbo, que envía 365 CV de potencia máxima y nada menos que 510 Nm de par motor desde apenas 1.300 rpm, casi desde el ralentí. En Estados Unidos este bloque se comparte con el Genesis G80 Sport, un coche más pesado.

Casi sin darte cuenta alcanzas velocidades ilegales y es qeu sus capacidades son incluso superiores a las del excelente B58 3.0L con 6 cilindros en línea de BMW, con menos desplazamiento y solo un turbo que se llevó el galardón el pasado año.

Toyota. 2.5L /HEV, 208 CV

No. Esta vez el Toyota Prius no recibe un galardón. Pero Toyota no sería lo que es sin sus coches híbridos y es una de sus versiones la que resulta ganadora. Se trata del que emplea el Toyota Camry Hybrid. Se trata de una berlina media que no se vende en España, pero este grupo propulsor debería ser el que mueva al próximo sustituto del actual Toyota RAV4 híbrido, cuyo motor de 197 CV probamos a fondo.

“Gracias al impulso de la electricidad, el coche nunca parece estar corto de potencia”, dicen en Wards, que además indican que “si todavía crees que “híbrido” es sinónimo de “penuria”, piénsalo de nuevo”.

Fuente: Wards Auto

1 COMENTARIO

  1. Y con este panorama iban a dejar que entraste el diesel en usa? Vaya narices que tiene la peña. ¿ Como una empresa europea iba a a cruzar el charco y comerles la tostada con sus motores que recorren mil km con un deposito noooooooo. Guerra al diesel que quiebran las grandes petroleras. Ya se ocupan los anti todo de apoyar los mismos objetivos que las grandes fortunas. Qué mundo!!

Deja una respuesta