Logo de Noticias Coches
Opel Tigra TwinTop
Luis Blázquez

¿Qué ha ocurrido con los descapotables de techo duro retráctil?

¿Te acuerdas cuando hace un par de décadas comenzaron a proliferar los descapotables de techo duro retráctil? Aunque hubo algunos que le antecedieron, fue el Mercedes-Benz SLK de primera generación (R170) quien generalizó la idea te tener un coupé y un descapotable en el mismo conjunto. Tras él, prácticamente todos los fabricantes tenían en su gama algún modelo equivalente al del biplaza germano, tanto premium como generalistas. Pero, ¿qué ha pasado con ellos?

Esta moda, que a priori se antojaba bastante exitosa, ha muerto prácticamente de la noche a la mañana. En los últimos 20 años, han existido modelos descapotables con el techo rígido casi para todos los gustos, colores y presupuestos, desde pequeños coupés como el Renault Wind y el Opel Tigra, populares compactos como el Peugeot 307 CC, y hasta cuatro plazas de gran tamaño y presupuestos como el Mercedes-Benz SL, o deportivos de pura raza como el Ferrari California; el cual se actualizó a California T en 2014 y luego a Portofino en 2018.

Peugeot 401 Eclipse (1934), Peugeot 206 CC (2001) y Peugeot 307 CC (2003)

El motivo por el cual se ha abandonado esta configuración en casi cualquier descapotable que aún quede en el mercado (un segmento que ha perdido muchos adeptos con los años) es la complejidad de hacer hacer que los paneles metálicos se movieran y ocultasen. Sí, fue una idea genial y novedosa para la industria un par de décadas atrás, cuando el roadster de Mercedes-Benz llevó el concepto hacia el estrellato. Pero, además de mayor dificultad para empaquetar el conjunto, la configuración también es más pesada con respecto a un techo de tela.

Mercedes-Benz, finalmente, se dio cuenta de que su línea obscenamente inflada de más de un centenar de variantes entre todos sus modelos era realmente un problema cuando dijo que algunos de ellos, incluidos en su mayoría las carrocerías coupés, no tendría un sustituto. Como ejemplo, la firma establecida en Stuttgart tenía 19 descapotables de capota blanda y rígida a la venta en septiembre de 2019. ¿Tantos? Sí. Mira, había vertientes para disfrutar a cielo abierto del Clase C, del Clase E y del Clase S, así como el AMG GT Roadster, el SL y el SLC.

Mercedes-Benz SLK (1996)

Otras compañías ya han reemplazado silenciosamente sus modelos de techo rígido retráctil en sus nuevas generaciones con mecanismos de techo de tela, como los últimos BMW Z4 y Serie 4, o el próximo Mercedes-Benz SL. Lexus eliminó sus ofertas de techo rígido y ahora solo vende el LC de capota blanda, y la mayoría de las demás marcas de lujo simplemente han renunciado a sus descapotables por completo. El único modelo de techo rígido retráctil asequible es el Mazda MX-5 RF, que es más bien un techo de tipo targa, muy parecido al del mucho más caro Porsche 911 Targa.

Realmente no hay mucho que podamos discutir. Los techos rígidos retráctiles, al final, han cumplido como una moda pasajera. Tuvieron su tiempo y lugar, y aunque todavía alguno se resiste a abandonarla, están en las últimas, y difícilmente se aplicarán de nuevo. Si el inglés no es un problema para ti, el canal de YouTube Big Carhace un repaso histórico desde los albores de los descapotables en los años 30 hasta su decaída, y cómo las previsiones de futuro no son las más halagüeñas para el techo duro retráctil.

Fuente: Jalopnik

  • coupé
  • descapotable
  • Industria