Logo de Noticias Coches
Subaru WRX 2022 (2)
Luis Blázquez

Subaru WRX 2022, una sabrosa fruta prohibida a este lado del charco

El Subaru WRX 2022 es un modelo completamente nuevo. Se trata de la versión justo por debajo del WRX STI, con todas sus bondades, pero ligeramente descafeinado y más accesible. Aunque no para nosotros, ya que la quinta generación de este icónico sedán no cruzará hacia fronteras europeas. Una pena, porque por el precio de un compacto bien equipado te llevas un sedán de tracción total capaz de ir tanto por un circuito como por un tramo no asfaltado ofreciéndote una muy satisfactoria experiencia de conducción, ahora con un pequeño extra de músculo.

El renovado WRX toma como base la última plataforma de la compañía (Subaru Global Platform), que también sustenta a otros modelos de la gama como el Impreza, el XV, el Forester, el Legacy, el Outback y el Levorg. Ahora, con una construcción del chasis interior completo y un mayor uso de adhesivos estructurales, ofrece un aumento del 28 % en la rigidez torsional general y del 75 % en el punto de montaje de la suspensión. Y mencionando a esta última, la barra estabilizadora trasera se ha montado en la carrocería en vez de en el bastidor auxiliar, reduciendo el balanceo.

Como decíamos, el nuevo Subaru WRX gana en músculo. Mantiene la arquitectura tetracilíndrica bóxer turboalimentada, pero en lugar del motor de 2.0 litros del su predecesor, la firma nipona ha apostado por una unidad de 2.4 litros que entrega 275 CV a 5.600 rpm y 350 Nm entre 2.000 y 5.200 rpm, es decir, 3 CV más y el mismo par motor. No es mucho para un incremento de 400 cc, pero Subaru promete una mejor capacidad de respuesta y aceleración gracias también a una nueva válvula de descarga del turbo y del bypass del compresor, controladas electrónicamente.

Por supuesto, el WRX hace gala del legendario sistema de tracción totalSubaru Symmetrical All-Wheel Drive. Para transmitir la energía del propulsor a ambos ejes, se puede elegir una caja de cambios automática de ocho relaciones –con levas tras el volante– que promete unos cambios ascendentes y descendentes un 30 y 50 % más rápidos, respectivamente. Sin embargo, la opción más atractiva es la caja manual de seis relaciones que, por cierto, viene con relaciones de cambio optimizadas y perfeccionadas para mejorar la calidad y sensación de cada uno de los engranajes.

Además de permitir al conductor seleccionar entre las configuraciones de suspensión Comfort, Normal y Sport, hay un nuevo sistema de dirección eléctrica de piñón doble que, según se afirma, ofrece una sensación de dirección más natural. Todo es más ajustado, más ágil, más inmediato: ya conocemos el trato con Subaru. No será tan rápido en línea recta como un Volkswagen Golf R o el Audi RS 3, pero llévalo a un tramo de curvas, y no solo podrá seguir el ritmo de esta pareja, sino que los puede superar mientras disfrutas de su conducción de una forma más “tradicional”.

Si bien las cifras prestacionales mencionadas anteriormente sugieren que el nuevo Subaru WRX no se moverá de manera diferente a su predecesor, al menos no se puede acusar a la compañía de que se parezcan mucho. El cambio a la nueva plataforma le da un aspecto mucho más fresco, con unos faros LED estrechos y una parrilla más ancha. Las aletas delanteras están fabricadas de aluminio, lo que ahorra 2,3 kilos, mientras que las robustas polainas del arco le dan una estética SUV. Subaru dice que esos adornos de plástico están terminados en una textura que reduce la resistencia al aire.

Moviéndose hacia la parte trasera, no hay un enorme alerón sobre la puerta del maletero. Como estándar, el Subaru WRX 2022 se conforma con un sutil spoiler en el color de la carrocería. Sin embargo, las luces traseras, que se han creado para “recordar al magma volcánico”, quizá sean un poco polarizadoras; incluso se dan un aire a las del Honda Civic. A pesar de que el nuevo WRX comparte su parabrisas y estructura con el Impreza, este es el primer WRX que no tiene el mismo habitáculo y pilares C del modelo del que deriva. De hecho, el nombre “Impreza” no aparece por ningún lado.

En el interior, el centro de toda la atención recae en la generosa pantalla táctil vertical de 11,6 pulgadas que hay en la consola central. Por suerte conserva los diales físicos para controlar cosas como el volumen del equipo de música y el climatizador. El volante deportivo de base aplanada y las molduras de aluminio en el pedalier remarca la intención deportiva del WRX. Curiosamente, el cuadro de instrumentos sigue contando con un velocímetro y tacómetro analógicos, pero es algo que podemos dejar pasar por alto, al igual que el arcaico –y divertido– freno de mano físico.

De entre las cuatro terminaciones disponibles (WRX, Premium, Limited y GT), el acabado GT es el que viene equipado de serie con una pareja de asientos Recaro tapizados en Ultrasuede con costuras rojas en contraste, el paquete de asistencias a la conducción EyeSight de la casa y unas llantas de 18 pulgadas (de 17” en el modelo estándar). Los clientes estadounidenses tendrán la oportunidad de hacerse con uno en los concesionarios a partir de primer trimestre de 2022, a un precio todavía por confirmar, pero que no debería superar 30.000 dólares (25.000 euros, aprox.).

Fuente: Subaru

Galería de fotos:

  • sedán
  • Subaru
  • Subaru Impreza