Toyota RAV4 AWD-i prueba detalle – 4
Luis Ramos Penabad

Coches híbridos Toyota: ¿que ofrece el referente que los demás no tienen?

Si hay una marca que ha apostado por los coches híbridos esa es Toyota. Allá por 1997 se lanzó la primera generación del Prius, uno de los coches más importantes de la industria del automóvil.

Desde entonces, la marca ha pasado de contar con un único modelo híbrido, a contar con modelos con esta tecnología en prácticamente toda su gama. Han abandonado el diésel (en turismos y SUV, queda todavía en todoterrenos y comerciales) y ya son muchos los modelos que solamente se venden con este conjunto propulsor que combian dos motores.   

Los millones de vehículos híbridos HEV (Hybrid Electric Vehicle) vendidos en todo el mundo demuestran que la estrategia que inició Takeshi Uchiyamada para desarrollar vehículos que reducen las emisiones se demostró acertada. Sus inicios coincidieron con el Protocolo de Kioto y hoy ayudan a la marca a cumplir objetivos ambientales… y no dejar de lado los productos pasionales.

Actualmente, en 2022, la marca ofrece la cuarta evolución de su sistema híbrido (llega en breve a la quinta). La plataforma TNGA ha permitido llevarla a multitud de modelos y carrocerías, así como a adentrarse en el mundo de los híbridos enchufables. Estas son las que emplean a día de hoy:

Híbridos convencionales

Existen actualmente diferentes combinaciones de motor de gasolina y eléctrico. Destacan por su fiabilidad y bajos consumos en ciudad. Con el paso de los años la marca ha ido afinándolos para que sigan gastando poco y, sobre todo, sean más agradables de conducir.

Toyota 120H

Se trata de la combinación que monta el Toyota Yaris, donde el sistema alcanza 116 CV (85 kW) de potencia. Una cifra que podía ser mayor pero se trata de un coche que busca gastar (y contaminar) poco. Combina

  • Motor de gasolina tricilíndrico 1.5 de ciclo Atkinson que entrega 93 CV y 120 Nm. Tiene un 40% eficiencia térmica, que es mucho.
  • Dos motores eléctricos, colocados en paralelo. Uno se encarga de mover el coche (de 80 CV -59 kW) y otro carga la batería y arranca el motor de combustión.

En modo eléctrico el Yaris puede alcanzar hasta 130 km/h… hasta que no se agota la energía almacenada en su batería de iones de litio de 0,8 kWh de capacidad. La anterior generación del Yaris tenía pilas de hidruro metálico, más pesadas.

De este motor 1.5 VVT-I HEV existe una variante AWD-i que puedes encontrar en las versiones del Toyota Yaris Cross de tracción total. En este caso se agregar un segundo motor eléctrico en el tren posterior

Ver más fotos del Toyota Yaris Cross

No es muy grande, apenas entrega 3,9 kW y 52 Nm de par. Pero la potencia no se suma a la del motor principal, sino que ayuda a superar obstáculos a bajas velocidades y mejora la tracción en terrenos resbaladizos (con los modos Snow o Trail).

Toyota 125 H

Podríamos decir que es la fórmula original… evolucionada. De hecho, la estrenó el Prius 2016. Cuenta con 122 CV de potencia total combinada (la anterior generación tenía 136 CV pero aquí se busca más eficiencia y una entrega de potencia más lineal). Lo probamos y destaca por sus bajos consumos. Estos son sus elementos principales:

  • Motor de gasolina de ciclo Atkinson VVT-i de 1.8 litros de 98 CV .
  • Transeje híbrido, que aloja en su interior dos motores-generadores eléctricos. Uno sirve como generador que convierte la potencia sobrante del motor de gasolina en electricidad y la almacena en la batería. El  segundo, de 53 kW (72 CV) es el encargado de mover el coche.

Este mismo sistema lo equipan las tres carrocerías del Corolla (cinco puertas, Touring Sports y el Corolla Sedan), y el Toyota CH-R. Fueron lanzamientos posteriores y la marca realizó algunos ajustes para optimizar su funcionamiento.

Combina el mismo propulsor de cuatro cilindros y 1.798 cc (código interno 2ZR-FXE) que entrega 98 CV y 142 Nm de par motor a 3.600 rpm, con un motor eléctrico de 53 kW (72,1 CV) que desarrolla un par máximo de 163 Nm desde cero revoluciones. La potencia total del sistema, como decíamos, es de 122 CV (90 kW).

El motor de combustión se alimenta de la gasolina almacenada en su depósito de 43 litros, este motor síncrono de imán permanente se nutre de una batería de ión-litio ubicada en bajo los asientos traseros, con 0,745 kWh de capacidad.

Toyota 180H

Disponible en el Toyota Corolla cinco puertas, el Sports Tourer y en el Toyoya CH-R, esta combinación de motores se desarrolló pensando en conductores que buscaban más potencia y una conducción más dinámica, como vimos en la prueba del Toyota Corolla GR Sport:

Consigue entregar 184 CV y 190 Nm de par, gracias a esta combinación:

  • Motor 2.0 Hybrid Dynamic Force, un bloque de gasolina de ciclo Atkinson de cuatro cilindros de 2.0 litros que entrega 152 CV a 6.000 rpm y 190 Nm de par. consigue una eficiencia térmica del 41 % (superior al 1.8 litros gracias gracias una admisión mejorada con sistemas D-4S –inyección directa e indirecta– y VVT-i dual que ajusta tiempos de apertura y cierre de las válvulas de admisión y escape.
  • Trabaja junto a un transeje híbrido rediseñado, que integra dos pequeños motores eléctricos (un generador y un motor de tracción que rinde 109 CV –80 kW– y 202 Nm de par máximo), además de la transmisión de engranaje planetario, conocida como e-CVT en Toyota.

También lo probamos en el C-HR 180H:

La energía que se genera en frenadas y deceleraciones se almacena en una batería de níquel-hidruro metálico con 1,4 kWh de capacidad y mayor tensión nominal. La forman 180 celdas y tiene una potencia nominal de 216 V.

Con la misma combinación llega la quinta generación del sistema híbrido, que estrena el Toyota Corolla Cross. Con la misma combinación de motores, en la variante 4×2 se consiguen 199 CV de potencia total del sistema. Estrena un sistema de lubricación para que haya menos pérdidas por fricción usando aceites de menor viscosidad y otras novedades en la parte electrónica.

Otra novedad es la batería, de iones de litio, ahora, lo que ahorra un 40% de peso y, además es más potente.

El Corolla Cross también estrena la posibilidad de tener tracción total AWD-i. A todo lo anterior suma un motor eléctrico que actúa sobre el eje trasero y que entrega 30,6 kW (41,6 CV). La potencia total es la misma, 199 CV (se nutre de la misma batería).

Toyota 2.5 Hybrid

Esta combinación se encuentra en el Camry y en el Toyota RAV 4 (también en otros modelos del Grupo, como el Lexus ES). Así son los motores que combina para lograr una potencia total del sistema de 218 CV (160 kW):

  • Bloque gasolina atmosférico de cuatro cilindros en línea, de ciclo Atkinson inyección directa y 2.487 cc de 178 CV de potencia a 5.700 rpm y 221 Nm de par.
  • Motor eléctrico síncrono de imán permanente de 120 CV (88 kW) y 202 Nm de par.

Está alimentado por unas baterías de níquel-hidruro de 1,59 kWh. En el SUV grande de la marca puede elegirse con AWD-i, un sistema de tracción total que consigue mover el eje trasero gracias a un segundo motor eléctrico de 54 CV (40 kW) y que probamos.

Una variación de este sistema es el que emplea el Toyota Highlander, si bien en este caso alcanza 248 CV y 270 Nm de par, un incremento de 26 CV que ayuda a mover este coche de mayores dimensiones:

  • Motor de gasolina de ciclo Atkinson de 2.5 litros. Entrega 190 CV (140 kW), 16 más que en un RAV4, a 6.000 rpm.
  • Motor eléctrico delantero: Mucho más potente, ya que entrega 182 CV (134 kW) y 270 Nm de par
  • Motor eléctrico trasero: Se mantiene como en un RAV4, con 54 CV (40 kW).

Híbridos enchufables de Toyota

Parecía que Toyota no prestaba demasiado interés en este tipo de propulsores. Pero en el mercado español ya ofrecen variantes de sus existosos híbridos convencionales, con baterías de mayor capacidad que pueden enchufarse a la red:

Prius Plug-In Hybrid

Lanzado en 2017, consigue 122 CV (90 kW) de potencia conjunta, fruto de la combinación de dos propulsores:

  • Motor 1.8 de gasolina de ciclo Atkinson con cuatro cilindros de 98 CV (72 kW) a 5.200 rpm.
  • Dos pequeños bloques eléctricos, uno de 72 CV ­53 kW– y otro de 31 CV –23 kW–.

En posición trasera cuenta con baterías de iones de litio de 8,8 kWh de capacidad, con la que consigue 45 km de autonomía eléctrica. Puede cargarse a velocidades de hasta 3,3 kW en corriente alterna.

La versión Solar suma una célula fotovoltaica en el techo para aprovechar energía del sol, con una potencia de carga de 180 W y que se puede emplear de dos formas, como explicamos en nuestra prueba a fondo.

Toyota RAV4 Plug-In Hybrid

Este SUV híbrido enchufable tiene un sistema muy similar al del RAV4 Hybrid. Eso sí, entrega una mayor potencia, de 306 CV (225 kW), debido a algunas diferencias:

  • Motor de combustión es de gasolina, un 2.5 de cuatro cilindros de ciclo Atkinson, que entrega 185 CV en este caso a 6000 rpm. Es algo más potente que en el híbrido (que rinde 178 CV).
  • Motor eléctrico delantero de 182 CV(134 kW). Es notablemente más capaz que el del RAV4 híbrido, que se queda en 120 CV (88 kW)
  • Motor eléctrico tarsero de 54 CV (40 kW), en este caso idéntico al del RAV4 AWD-i.

Pudimos conocer a fondo este coche:

De alimentar los propulsores eléctricos se se encarga una batería de 18,1 kWh de capacidad con la que anuncia 75 km de autonomía. Cuenta con un cargador embarcado que admite recargas de hasta 6,6 kW de potencia.

  • coches híbridos
  • mecánica
  • Toyota