En la historia del automóvil han salido coches mejores y peores. Los malos son olvidados con el paso del tiempo, mientras que para los buenos hay un hueco privilegiado en la memoria de la marca. Si piensas en cualquier fabricante seguro que te viene a la cabeza algún modelo representativo que haya marcado en su época o destacado por cualquier tipo de factor.

Aprovechando su buen hacer en el pasado, muchas marcas han decidido hacer homenajes a esos modelos destacados con versiones actuales. En algunos casos se trata de una nueva reinterpretación del modelo, en otros simplemente de una decoración similar. También se ha llegado a dar el caso del lanzamiento de prototipos que nunca llegarán a la vida real. Aquí os dejamos una lista con 8 tributos que no pasan desapercibidos.

Ford GT40 – Ford GT

La del Ford GT40 es una historia muy destacada. En la década de los 60, Ferrari gozaba de una hegemonía total en competición, concretamente en las 24 Horas de Le Mans. Henry Ford II, tras una disputa con Enzo Ferrari se prometió que eso debía de cambiar y creó el Ford GT40. Con Carroll Shelby a la cabeza se construyó un proyecto competitivo que llegó al culmen al conseguir el triplete en las 24 Horas de Le Mans de 1966.

El éxito de este modelo continuó con los años, pero se acabó ahí en la competición. No sería hasta 2005 cuando llegase a la calle, con un sucesor espiritual que llevaba el nombre de Ford GT. Fue un modelo de considerable fama gracias a la influencia de su antecesor. Y desde hace muy poco tenemos al Ford GT 2017, la reinterpretación más futurista y deportiva. Con un motor V6 EcoBoost de 3.5 litros, genera más de 600 CV.

Mercedes 300 SL Gullwing – Mercedes SLS

Cuando os hablamos del las puertas más extrañas montadas en coches, este era uno de los principales representantes. El Mercedes 300 SL Gullwing fue un precursor, el primero en utilizar las puertas de ala de gaviota y el inspirador de muchos modelos. Gracias a unas bisagras instaladas en el techo sus puertas se desplegaban hacia arriba mostrando toda su belleza. Actualmente es uno de los vehículos más valorados por los coleccionistas.

Y en 2010 llegó un modelo que no se puede considerar sustituto, pero que le replica en algunos aspectos. El Mercedes-Benz SLS AMG es un deportivo biplaza con motor V8 atmosférico de 6.2 litros en posición delantera que adoptó las alas de gaviota para recordar al 300 SL. Contaba con 571 CV en su configuración inicial y hasta dio vida a un prototipo eléctrico, el SLS AMG Electric Drive. Actualmente no se fabrica, pues fue sustituido de alguna forma por el Mercedes AMG GT (sin alas de gaviota).

BMW 2002 Turbo – BMW 2002 Hommage

El BMW 2002 Turbo es uno de los modelos más destacados de la marca alemana. El 2002 ya llevaba tiempo fabricándose y se mostraba como un coupé con aspiraciones deportivas. Pero en 1973, BMW decidía incorporarle un turbocompresor, el primero en un modelo de producción en Europa, y elevar su potencia hasta los 170 CV. Su llegada al mercado justo antes de la crisis del petróleo se tradujo en una menor demanda, solo se fabricaron 1.672 unidades y hoy están muy valoradas.

El pasado 2016, coincidiendo con el 50 aniversario del BMW 2002, la marca lanzaba el BMW 2002 Hommage. Este prototipo tenía como única función hacer tributo al mítico modelo, pues desde el principio dejaron claro que no llegaría a producirse. Se trató de un ejercicio de diseño, de una interpretación moderna que utilizaba como base el BMW M2 Coupe, pero que poco tenía que ver con él.

Honda NSX – Honda NSX

El Honda NSX es sin duda uno de los deportivos del los 90. Fue presentado al comienzo de dicha década y se trataba de un deportivo con motor V6 atmosférico en posición central. Tenía un comportamiento ejemplar gracias a la puesta a punto hecha por Ayrton Senna. Todavía es posible disfrutarlo en algún vídeo clásico que muestra como subía hasta casi las 8.000 vueltas sin despeinarse. El NSX original se dejó de producir en 2005 y quedó sin sustituto a la vista.

Pero eso cambió una década después, cuando llegaba el actual Honda NSX después de insinuarse en forma de prototipo. En esta ocasión se trata de un modelo completamente diferente al original. También lleva un motor V6, pero cuenta con una doble sobrealimentación, además de la ayuda de tres motores eléctricos. Gracias a la hibridación se consigue tracción a las cuatro ruedas y una potencia cercana a las 600 CV.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta