El Grupo PSA tiene claro que su futuro es eléctrico. ¿Decimos futuro? Incluso presente. Hoy en día puedes encontrar en su gama hasta nueve vehículos con etiqueta 0. Todos los modelos nuevos cuentan con una versión híbrida enchufable o 100% eléctrica, hasta el punto que en 2021 habrá nada menos que 23 vehículos electrificados en la gama. Y en 2025 todos los vehículos de PSA tendrán una versión electrificada.

Es necesario ya que en 2020 arranca la nueva reglamentación europea de emisiones contaminantes. Los fabricantes tendrán que moverse en el entorno de 95 g/km de emisiones (la cifra varía en función del peso de la gama). Y en PSA tienen una cosa clara: van a cumplir con la normativa. Por conciencia ecológica… y porque las multas que se anuncian son elevadas.

Desde luego, fueron los primeros en ofrecer datos de consumos con pruebas reales de conducción, antes de que el ciclo WLTP lo hiciese obligatorio. Y ahora prometen cumplir con la normativa europea con productos basados en dos plataformas modulares listas para el

Plataforma CMP

Está pensada para coches urbanos, que están llegando ahora al mercado. Cuentan con un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) y un sistema de frenado regeneratico que ayuda a cargar la batería de 50 kWh. Ofrecen una autonomía eléctrica superior a los 300 kilómetros en ciclo WLTP y cuentan con un cargador de a bordo de 7 kW (11 kW opcional).

Los primeros modelos en contar con esta configuración son los Peugeot e-208 y e-2008, el Opel Corsa-e y el DS 3 Crossback E-Tense. Faltaría un modelo de Citroën… y podría ser una versión eléctrica del vehículo que sustituya al C4 Cactus. No se habló de ello en la presentación, ni tampoco de futuribles modelos en otras marcas de FCA una vez que se consume la fusión.

Plataforma EMP2

Por su parte, esta será la base de los modelos a caballo de los segmentos C y D con tecnología híbrida enchufable. Se ofrece con la posibilidad de tener tracción delantera (225 CV) o con el eje trasero electrificado en algunas variantes, con lo que se gana tracción total y una potencia conjunta de 300 CV.

El motor térmico se basa en el EPS, un gasolina con 180 CV (2WD) o 200 CV (4WD) y el eléctrico ofrece 110 CV. Se asocian a la cja de cambios automática EAT8 de 8 velocidades y el sistema se nutre de una batería de ión litio de 11,8 kWh (o 13,2 kWH). EL cargador de a bordo tiene una potencia de 3,3 kW, pero de manera opcional alcanza los 6,6 kW.

La autonomía eléctrica de los modelos que equipan esta tecnología puede alcanzar los 59 km. Los coches disponen de un diodo azul en el retrovisor interior, que se enciende si el automóvil circula en modo eléctrico.

¿Cuáles son estos modelos? Pues el Citroën C5 Aircross Hybrid, los Peugeot 3008, 508 y 508 SW Hybrid o Hybrid4… el DS 7 Crossback E-Tense y el Opel Grandland X Hybrid4.

Y más

Será en 2021 cuando comience la electrificación de los vehículos comerciales. Esto supoen que los Peugeot Partner, Peugeot Rifter, Citroën Berlingo y Opel Combo, todos ellos fabricados en Vigo y basados en la arquitectura EMP2, contarán con su variante 100% eléctrica.

Como es imposible saber cuántos se venderán, hay una enorme flexibilidad industrial: las versiones de combustión y las eléctricas se fabrican en la misma línea de montaje para adecuarse a la demanda rápidamente. Así, todas las plantas españolas harñan coches eléctricos.

Beneficios para el cliente

Sí, los coches eléctricos son más caros que sus equivalentes de combustión. El principal motivo es la batería, que supone, hoy por hoy, el 40% del coste. Y además el cliente ha de acostumbrarse a un nuevo paradigma. En PSA quieren ayudarle con varios servicios. Desde sumando 2.000 puntos de recarga en su red comercial, que ya ha formado a 5.000 personas a otras soluciones:

  • Wallbox: Asesoramiento e instalación de este punto de recarga, gracias al acuerdo con empresas especializadas.
  • Charge My Car: Aplicación móvil de pago (4,99 €/mes) que indica la localización de los puntos de recarga y asesora sobre el mejor itinerario para llegar al destino.
  • Mobility Pass: Alquiler con descuento de un coche de combustión para quienes compren un vehículo 100% eléctrico. Así se pueden seguir realizando largos desplazamientos.

En la marca señalan también que en dos años los costes de utilización son un 9% inferiores en los híbridos convencionales respecto a un gasolina equivalente), además de tener otros beneficios, como poder acceder a zonas de tráfico restringido en protocolos anticontaminación, circular por el BUS-VAO, aparcar gratuitamente en zonas SER y están exentos del pago del impuesto de matriculación.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta