El motor es el corazón de los vehículos y siempre hemos hablado de la importancia de elegirlo correctamente. Se trata de un elemento de gran complejidad que acepta muchas variables. Podemos encontrar bloques diésel o gasolina, turboalimentados o atmosféricos, así como con distintos tamaños o potencias. Hace tiempo hicimos un repaso a las diferentes distribuciones de cilindros que existían y ahora queremos descubrir los motores más potentes de su categoría si nos centramos en el número de cilindros.

2 cilindros: 105 CV

Aunque en las motos es más popular, hay pocos fabricantes que se atrevan con los motores de dos cilindros. FCA opera con este tipo de mecánica desde 2010, siendo bastante popular en Fiat. El TwinAir es un pequeño propulsor bicilíndrico de 900 cc que aparece en las gamas de vehículos como el Fiat 500 (en el que lo probamos). Tiene como ventajas su tamaño compacto y sus reducidas emisiones de CO2. Aunque tiene una potencia de partida de 65 CV, la versión más potente alcanza unos nada despreciables 105 CV.

3 cilindros: 200 CV

1.0 EcoBoost del Ford Fiesta

Las mecánicas de tres cilindros están de moda y cada vez vemos más modelos que las llevan. Suelen ser populares en vehículos de tamaño reducido, pero también se cuelan en algunos más grandes. El 1.0 EcoBoost de Ford es uno de los bloques más laureados de su categoría y hace poco lo probamos en el Fiesta en su versión de 125 CV (aunque puede llegar a los 140 CV). Sin embargo, este propulsor ha sido desbancado por el 1.5 del nuevo Fiesta ST que desarrolla nada menos que 200 CV.  Dejamos fuera de este grupo al BMW i8 con el tricilíndrico de 1.5 litros y 231 CV porque se trata de un híbrido enchufable.

4 cilindros: 381 CV

La de los motores de cuatro cilindros sería algo así como la categoría reina, ya que la mayoría de fabricantes apuestan por estas mecánicas por su equilibrio entre eficiencia y rendimiento. Y entre ellos se lleva la palma el 2.0 litros turbo de Mercedes, un bloque muy polivalente que puede encontrarse con potencias normales en las versiones de acceso, pero que se vuelve tremendamente potente en su tope de gama. En el Mercedes-AMG A45 desarrolla 381 CV y ya comienzan los rumores de que en la actual generación superará los 400 CV.

5 cilindros: 400 CV

Los propulsores de cinco cilindros tampoco son demasiado populares en el mercado. Pensar en ellos nos lleva automáticamente a una marca concreta, Audi, que los utiliza desde hace décadas en una tradición que marcó tendencia en competición. El 2.5 TFSI es un bloque turboalimentado que cuenta con los cinco cilindros en línea y que alcanza 400 CV de potencia en el radical Audi TT RS. Ofrece cifras tan impresionantes como su aceleración de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos.

6 cilindros: 700 CV

Entre las mecánicas de seis cilindros hay también bastante variedad. Se utiliza en vehículos de mayor tamaño y en algunos deportivos, siendo más populares los que tienen la distribución de cilindros en V. Sin embargo, en potencia tiene que destacar un bóxer, el biturbo de 3.8 litros que monta el Porsche 911 GT2 RS. El tope de gama de la marca de Stuttgart desarrolla unos brutales 700 CV y ya ha demostrado ser uno de los vehículos más rápidos sobre la faz de la tierra.

8 cilindros: 1.360 CV

Los motores de ocho cilindros ya son un territorio vetado para la mayoría de fabricantes, pues su uso queda limitado a los vehículos de altas prestaciones. En este escalón ya tenemos modelos por encima de los 700 CV en McLaren o en Ferrari, pero la palma se la lleva Koenigsegg. Con su V8 biturbo de 5.0 litros se consiguen 1.360 CV de potencia en el todopoderoso Agera RS, que ha batido algunos de los récords de velocidad más espectaculares en los últimos meses.

10 cilindros: 640 CV

Hay pocos propulsores de diez cilindros en el mercado actualmente. Hace unos meses se despedía el Dodge Viper, uno de sus máximos exponentes con el enorme V10 atmosférico de 8.4 litros y 645 CV. Esto nos deja prácticamente solo con el bloque de diez cilindros del Grupo Volkswagen. El 5.2 FSI lo hemos probado en el Audi R8 V10 Plus con 610 CV. Sin embargo, este atmosférico alcanza los 640 CV en el nuevo Lamborghini Huracán Performante, que fue temporalmente el rey del ‘Infierno Verde’.

12 cilindros: 800 CV

Tampoco encontramos demasiados motores de doce cilindros, aunque hay algunos más. Hay casos en los que se dedican a grandes berlinas y que buscan más refinamiento que prestaciones, pero en otros se convierten en cosas más radicales. Es el caso del nuevo Ferrari 812 Superfast, que monta el V12 atmosférico de 6.5 litros y llega hasta los 800 CV de potencia. Parece que los próximos doce cilindros de la marca vendrán con sistemas híbridos, algo así como el LaFerrari cuyo motor de combustión tenía idéntica potencia.

16 cilindros: 1.500 CV

Por encima de ese nivel solamente nos quedan los dieciséis cilindros. Y todo el mundo sabe que el único en seguir utilizando esa configuración es Bugatti con su W16. Este bloque con cuatro turbos y 8.0 litros es capaz de producir 1.500 CV en el Bugatti Chiron, uno de los más rápidos del mercado con una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos y superando con creces los 400 km/h. Podría ser superado por el Devel Sixteen, que promete un motor V16 que superaría los 3.000 CV de potencia.

Fuente: Motor1

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta