La pandemia frenó la llegada del nuevo Skoda Octavia 2020. Contábamos con conducirlo en mayo, pero las condiciones sanitarias retrasaron el esperado momento hasta julio. Las fábricas de la marca checa estuvieron paradas 39 días pero ya están saliendo de ellas unidades de este modelo, el más importante para la marca.

Porque lo es. A pesar del auge de los SUV (Skoda cuenta en su catálogo con buenos exponentes, caso del Kamiq, Karoq y Kodiaq, de menor a mayor tamaño), en España el Octavia supone un 25% de las ventas. Y el porcentaje es aún más alto en otros países. Su buena relación calidad/precio, unida a un gran espacio interior y una capacidad de carga referente en su clase conquistan todavía a muchos. Y en la variante familiar, caso del Skoda Octavia Combi que probamos hoy, aún más.

La cuarta generación del modelo se basa en una plataforma totalmente nueva, la MQB EVO, que permitirá que cuente con un sinfín de variedades mecánicas y tecnologías.

Hemos podido conducir durante una mañana el Skoda Octavia Combi, que supone un 50% de las ventas, un porcentaje muy superior al de otros familiares compactos. Con motor gasolina, que el pasado año significó el 50% de las matriculaciones. ¿Mejora en lo que ya era muy bueno? ¿Qué novedades trae? Veámoslo en profundidad.

Exterior

Respecto al Skoda Octavia Combi 2016, el modelo sigue creciendo. Ahora mide 4.689 mm de longitud (22 mm más) lo que lo acerca más todavía a los familiares medios, de quien puede ser una buena alternativa.

También es 15 mm más ancho, hasta los 1.829 mm. Estas nuevas proporciones le dan un aire de modelo de un segmento superior. Como siempre, destaca por su distancia entre ejes, lo que garantiza la característica amplitud interior. Alcanza los 2.686 mm (en ese sentido calca la de su «primo», el SEAT León 2020, pero supera a la de Golf 2020 (ambos con carrocerías familiares y la del Audi A3 Sportback).

En cuanto al diseño, continúa siendo un modelo discreto. En el frontal nos topamos con nuevo faldón y unos faros más estrechos (se olvidan de aquelos divididos, tan polémicos), con tecnología LED para las luces cortas, largas y diurnas de serie. La parrilla gana presencia con el marco cromado que la circunscribe (parte del paquetes Chrome).

Si nos vamos a la vista lateral observamos las nuevas barras de techo, que realzan la silueta alargada de este Combi. Hay diferentes líneas de estilo que dividen superficies muy limpias. Los cristales traseros de nuestra unidad, con el marco cromado las llantas de 18 pulgadas (con neumáticos 225/45) le dan un toque de distinción.

Destacar llegados a este puento la aerodinámica del modelo. Tiene un coeficiente de arrastre de 0,26 cd (0,24 en la berlina), muy destacado en su segmento. Por cierto, a la gama de colores de carrocería se sumen tres tonos (negro Crystal, azul Lava y azul Titanio).

En la zaga aparece un discreto alerón sobre el portón, que ahora luce el nombre de la marca, una tendencia que inauguró el Skoda Scala. Faros traseros, luz de frenos y antiniebla también cuentan con tecnología LED. Nos gusta que, si se esconden las salidas de escape, no intente simular que sí las tiene.

Interior

Hay más cambios, o al menos son más perceptibles, en el interior. Lo más destacable es la nueva pantalla central de 10 pulgadas y en posición elevada (antes estaba debajo los aireadores, más baja y obligaba a desviar más la vista para verla).  Tambien estrena un volante de dos radios.

Esta unidad contaba con el volante multifunción. Se han reorganizado los botones y gana unas ruedas para moverse por los menús de manera más sencilla. La marca nos cuenta que integra hasta 14 funciones diferentes (hasta la calefacción del aro o la operación del Travel Assist).

Tras el volante podemos ver el cuadro de instrumentos, una pantalla digital que es realmente práctica y en la que puedes variar el modo de mostrar la información.

Bajo la pantalla táctil flotante tenemos una serie de botones, enmarcados junto a las salidas de aire en una zona que imita las formas de la parrilla delantera del coche. Cosas de los diseñadores. Son botones para acceder a las funciones básicas de la pantalla, como los modos de conducción, el Park Assist.. o la climatización.

Un poco más arriba contamos con un botón deslizante para controlar el volumen o apagar la pantalla. Se trata de un sistema que tenemos que probar mejor, de inicio no nos convence… pero sí para manejar el techo solar practicable. Ahí me pareció muy intuitivo.

Por lo demás, materiales que sin ser lujosos tienen buena presencia (no voy a compararlo con el modelo anterior, que había probado la versión más exclusiva, la L&K). Los asientos son cómodos y recogen el cuerpo razonablemente bien y contaban, en esta unidad, con regulación eléctrica y memoria de ajustes.

Han cambiado también los paneles de las puertas, con nueva manillas para las puertas y que ganan un botón para controlar los retrovisores eléctricos. Los materiales de recubrimiento siguen un patrón similar al del salpicadero, muy suaves.

También hay nuevas opciones de iluminación LED (el contacto fue de mañana, no pudimos apreciarlo bien), que permiten elegir entre diferentes tonos, que permiten crear diferentes ambientes.

¿Las plazas traseras? Pues, una vez más, las mejores del segmento. Ganan todavía más espacio para las piernas (y eso que la distancia entre ejes es idéntica al modelo anterior). Desde la marca indican que hay 78 cm para las rodillas, por delante del… nuevo Seat León.

La plaza central sigue siendo poco práctica debido al túnel central voluminoso que impide colocar los pies correctamente a un adulto. En el final de la consola central hay salidas para el aire acondicionado, en las que los pasajeros traseros pueden controlar tanto el caudal como la temepratura del aire. Bajo ellas un par de salidas USB-C y una toma de 220 V, como las de tu domicilio.

Y es que el Skoda Octavia Combi raya a gran altura en detalles prácticos. En los respaldos de los asientos traseros tenemos un pequeño bolsillo para que el móvil no vaya dando tumbos. Y las ventanillas pueden tener unas practiquísimas cortinillas que evitan que el sol moleste en los viajes a los ocupantes.

La consola central ofrece un hueco bajo el reposabrazos (no demasiado amplio) y un par de reposabebidas junto al freno de estacionamiento eléctrico. Conserva la palanca de cambios tradicional y ante ella un espacio para dejar el móvil con otro par de conexiones USB-C (sí, yo ya me he hecho con un adaptador) y, en el caso del coche que condujimos, recarga inalámbrica para el móvil.

Maletero

Si ya era grande, ahora lo es más. De los 610 litros de los que presumía esta variante ahora crece hasta los 640 litros de capacidad. Una cifra a la que solamente se acercan el Peugeot 308 SW o el Kia Ceed Tourer.

Además, cuenta con formas muy regulares que consiguen que puedas aprovechar hasta el último de los rincones. Y detalles prácticos, como perchas para colgar bolsas, en los laterales, un doble fondo compartimentado, ganchos para sujetar la carga, la posibilidad de dividir esta zona del habitáculo para poder cargarlo hasta el techo…

Si el espacio no es suficiente puedes abrir el reposabrazos y cargar objetos largos y estrechos manteniendo cuatro asientos. Y si no es suficiente, prescindir de las plazas traseras para lograr un espacio de carga totalmente plano con 1.700 litros de capacidad.

Equipamiento

No nos vamos a detener demasiado en este aspecto. Por el momento el Skoda Octavia Combi (y el sedán) se ofrecen con los dos niveles de equipamiento más demandados, el Ambition y el Style (al que correpondía esta unidad).

El básico tiene ya un sinfín de elementos de serie y el Style suma  detalles estéticos como los retrovisores exteriores con ajuste automático de posición antideslumbrante, abatibles eléctricamente, el cromado de las ventanas o las barras longitudinales de techo plateadas.

Dentro hay también mejores materiales de recubrimiento e inserciones decorativas, cuatro luces de lectura, retrovisor antideslumbrante, parasol del acompañante con espejo, el virtual cockpit de 10,25 pulgadas, el volante multifunción, climatizador bizona, sensores de aparcamiento, el reposabrazos central delantero, control y limitador de velocidad, asistente de arranque en pendiente…

También detalles prácticos como los bolsillos de almacenamiento en los respaldos de los asientos delanteros, los asientos traseros abatibles con  reposabrazos central o una caja de almacenamiento tras el paso de la rueda trasera izquierda.

La marca ha concentrado los múltiples elementos de equipamiento opcional en 10 paquetes para no liar al comprador. Así puedes mejorar los asientos (de cuero en esta unidad), la conectividad, asistentes de seguridad o  un espectacular techo panorámico… Y quien lo reserve ya tiene regalo. En caso de elegir el Ambition, los intermitentes dinámicos y la cámara de visión posterior). En el caso del Style, las llantas de 18 pulgadas y los cristales tintados, valorados en 800 euros.

¿Precios? Pues con el motor más sencillo, es de 25.600 euros, que se elevan a 27.350 con el 1.5 TSI de 150 CV manual que tenemos entre manos. Ojo, son precios que no incluyen descuentos. Puedes encontrar ofertas del Skoda Octavia Combi en nuestra sección de coches nuevos, publicados por concesionarios oficiales de la marca, que rebajan mucho esa cantidad.

Recuerda que esas tarifas pueden incluir la obligación de financiar el coche con la marca y que si empleas nuestro comparador de seguros puedes encontrar la póliza que mejor se ajuste a tus necesidades, al mejor precio.

Si este acabado no te convence y buscas algo especial, espera a septiembre. entonces, además del más sencillo Active (que no básico, pues de serie incorpora por ejemplo control de crucero, asistente de carril o el front Assist) llegará el Sport (más deportivo, similar al anterior Sportline), el Scout más aventurero y el RS, el relamente deportivo).

Motor

La gama mecánica del Octavia 2020 es, sencillamente, apabullante. La más amplia de sus historia, que no es poco. Eso sí, hasta el otoño (maldita pandemia) solamente podrás elegir dos bloques de gasolina, el 1.0 TSI de 110 CV y cambio manual o el 1.5 TSI de 150 CV con la misma transmisión. En diésel, el 2.0 TDI con 115 o 150 CV (ambos con cambio manual o DSG).

Todos cuentan con la calificación energética A, por lo que son aptos para acceder a las ayudas a la compra de coche. Con la etiqueta C llegarán también un 2.0 TSI de 190 CV y cambio DGS, en el Scout y un 2.0 TSI de 245 CV para el RS. En diésel, un 2.0 TDI con 200 CV disponible en esas dos variantes.

Pero habrá más en septiembre, como los e-TEC con etiqueta ECO, que son los 1.0 TSI y 1.5 TSI con microhibridación, asociados al cambio DSG. Esa misma etiqueta llevan los G-TEC, el 1.5 TGI de 130 CV (con transmisión manual o automática).

Y quien quiera etiqueta 0, ahí está el Octavia Combi iV, un familiar híbrido enchufable con 205 CV (que podrá llevar cambio manual o automático, curiosamente) o nada menos que 245 CV en el iV RS Combi.

Comportamiento

A falta de conocer el 1.5 TSI mild hybrid (y la diferencia de precio), esta es una de las opciones mecánicas más interesantes de la gama. Es muy agradable de utilizar, sin apenas vibraciones y, salvo que le cuesta sacar un poco los 250 Nm de par, es difícil encontrarle pegas. Su ficha técnica indica que ese par máximo lo entrega entre las 1.500 y 3.500 rpm. Desde luego, por debajo de las 2.000 rpm, le cuesta salir A partir de ese nivel de revoluciones, se comporta de manera excepcional.

Esto implica jugar con el cambio un poco para no dejarlo desfallecer en ciudad (si lo quieres DSG, se asocia al microhíbrido, quizá para compensar el salto de precio). La palanca no tiene ese tacto delicioso que me enamora de los Mazda o los Honda, pero es precisa y sencilla de usar, como todo en el Octavia.

Y es que apenas un rato al volante y ya parece que has conducido el coche durante semanas. Tanto en el apartado mecánico como el de todo el arsenal tecnológico que equipaba nuestra unidad, como el nuevo Head-Up Display o los múltiples menús del sistema de infoentretenimiento. Saben hacer fáciles las cosas, algo que redunda en seguridad al volante.

Las prestaciones de este propulsor de 1.498 cc son correctas. Como buen gasolina, hay que exprimirlo para que saque a relucir su potencia máxima, que se deja ver entre las 5.000 y 6.000 rpm. Con un peso en orden de marcha de 1.360 kg (sin conductor) su capacidad de aceleración es notable, pues apenas tarda 8,3 segundos en realizar el 0 a 100 km/h. Alcanza los 224 km/h de velocida máxima.

No hubo tiempo a ponerlo en aprietos, pero la carretera de curvas que afrontamos (parte de nuestro habitual recorrido de pruebas) vino a corroborarnos lo que esperábamos: un coche fiel con reacciones muy predecibles, con una configuración en esta unidad más confortable que la que encontrarás en un Seat León.

En un contacto no podemos sacar conclusiones de los consumos. Homologa 6,7 l/100 km en ciclo combinado WLTP, con unas emisiones que oscilan entre 120 y 153 g/km de CO2 (dependiendo del equipamiento). En el recorrido que realizamos se quedó en 7,1 l/100 km, si bien no es en absoluto representativo.

Opinión coches.com

El Skoda Octavia continúa siendo el coche amplio, cómodo y bien rematado de siempre. También práctico, con un sinfín de elementos de la filosofía Simply Clever de la marca (hasta 25 puede equipar) que, la variante familiar Combi hace todavía más con un maletero impresionante.

Es difícil encontrar pegas a un modelo tan redondo. Amplio, con excelente capacidad de carga y un motor, en el caso de la unidad probada, que combina un gasto ajustado (que no bajísimo, para eso los TDI, pero son más caros) con buenas prestaciones y un confort de marcha sobresaliente.

Si tienes una familia de cuatro miembros, usas el coche en ciudad y no quieres un SUV, el Skoda Octavia Combi es el aliado perfecto. Sus medidas no son muy ajustadas, pero gracias a ello tendrás un aplomo en carretera digno de una berlina superior… e infinitamente mejor que un SUV que, además, casi seguro que te costará más y gastará menos.

Skoda Octavia Combi 1.5 TSI 150 CV Style
8.1 Nota
Lo mejor
  • Amplitud interior y maletero sobresaliente
  • Relación calidad / precio
  • Confort de marcha
Lo peor
  • Motor muy perezoso a revoluciones bajas
  • Gama sin completar todavía
  • Evolución del diseño exterior muy tranquila
Diseño7.5
Habitabilidad9
Acabados8
Maletero9
Equipamiento8.5
Motor8
Comportamiento7.5
Calidad Precio7.5

Galería de fotos:

Ver galeria (61 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta