Los utilitarios han sido siempre unos vehículos de gran popularidad. Son aquellos coches enmarcados en el segmento B, conocidos también como urbanos y que son una opción muy interesante debido a su versatilidad. Lo más normal es que a día de hoy nos encontremos con este tipo de modelos con carrocería ‘hatchback’, con portón trasero y 3 o 5 puertas, como los compactos. Aunque también quedan algunos con carrocería familiar.

Hablábamos de la versatilidad de los utilitarios, porque soy muy buenos para moverse en ciudad (no quedándose muy lejos de los microurbanos) y además permitirán hacer algún que otro viaje. Su tamaño hace el espacio en el interior sea bastante limitado, aunque la mayoría estén homologados con cinco plazas. En este segmento predominarán las mecánicas de gasolina, más adecuada para quien se mueve por ciudad y no hace demasiados kilómetros al año.

Descripción

Cómo veníamos diciendo, son coches de dimensiones contenidas. Analizando todos los modelos del segmento B observamos que su longitud se sitúa entre los 3,82 y los 4,06 metros, la anchura está entre los 1,66 y los 1,78 metros, mientras que la altura varía entre los 1,41 y los 1,52 metros. Es fácil distinguirlos por sus formas, similares a las de los compactos aunque con menos centímetros y no tan ‘ahuevados’ como los microurbanos.

Aunque actualmente el grueso de ventas está en estos utilitarios con carrocería compacta, también encontramos segmento B de otros tipo. Aunque la tendencia es totalmente a la baja, todavía es posible adquirir familiares como el Renault Clio Sport Tourer o berlinas como el Skoda Rapid. Por otro lado están los B-SUV, modelos que cotizan al alza y entre los que hay bastantes novedades como el Hyundai Kona, Kia Stonic, Opel Crossland X o Citroën C3 Aircross.

3 o 5 puertas

Entre los utilitarios también hay que tomar la decisión de apostar por el diseño o por la funcionalidad. Hace unos años lo más normal es que estos modelos tuvieran una carrocería de 3 puertas, aunque en la actualidad esta situación se ha revertido y cada vez más fabricantes ofrecen las 5 puertas. De hecho, algunos apuestan por esta carrocería más funcional y demandada, optando por retirar directamente los 3 puertas.

Como principales ejemplos de modelos que son únicamente 3 puertas, tenemos a los DS3 o Alfa Romeo Mito. Por el contrario, algunos de los que se ofrecen solamente con 5 puertas son el Citroën C3, Dacia Sandero, Hyundai i20, Nissan Micra, Renault Clio o SEAT Ibiza. También quedan algunos que ofrecen ambas opciones, como el Audi A1 (normal y Sportback), Ford Fiesta, Kia Rio, Opel Corsa, Peugeot 208, Toyota Yaris o Volkswagen Polo.

Interior

Interior Kia Rio

El interior de los utilitarios tendrá bastantes limitaciones. La mayoría de estos modelos cuentan con cinco plazas homologadas, pero será más recomendable que solo viajen cuatro adultos por razones obvias. Las plazas delanteras son bastante holgadas, sobre todo en cuanto a anchura y espacio para las piernas. Dependiendo del modelo, las personas de mayor estatura tendrán problemas con el espacio libre al techo.

En las plazas traseras es donde se aprecian sus principales carencias. En muchos casos el espacio para las piernas será escaso y en la mayoría la anchura será insuficiente para que viajen tres adultos. La plaza central carece de forma y es más estrecha, por ello es más aconsejable para un niño. Aún así , la opción está ahí y nos sacará de más de un apuro contar con cinco plazas y no solo con cuatro, que es un condicionante.

Maletero

Maletero Volkswagen Polo

También se sacrifica espacio en el maletero debido a las dimensiones reducidas. En este tipo de vehículos la media estará en torno a los 270 litros, suficientes para una escapada, pero insuficientes para viajes largos y varias personas. En este segmento observamos que el MINI es el que tiene el maletero más pequeño con 211 litros, mientras que el nuevo SEAT Ibiza y el Suzuki Baleno empatan en la primera posición con 355 litros.

Motores y cambio

Motor Citroën C3

En los utilitarios normalmente el tamaño de los motores va acorde al de la carrocería. Predominan principalmente las mecánicas de tres y cuatro cilindros turboalimentadas. La cilindrada suele situarse entre los 1.0 y 1.8 litros y también es posible encontrarse con algunas mecánicas atmosféricas de acceso a la gama. La oferta es mucho mayor en gasolina que en diésel, pues en este tipo de vehículo con un mayor uso urbano se saca más partido a la gasolina. En nuestra guía para elegir motor te explicamos las claves para acertar.

Motores pequeños y potencias contenidas marcan la tónica en este segmento B. Los motores de acceso suelen partir desde los 75 CV y lo más recomendable para moverse con soltura en este tipo de vehículo es rondar los 100-120 CV por equilibrio entre prestaciones y consumos. Por supuesto, habrá una serie de pequeños GTI por encima de los 200 CV como los Audi S1, Mini John Cooper Works, Opel Corsa OPC o Peugeot 208 GTi.

Entre los utilitarios si que vemos una clara predominancia del cambio manual. Si en los compactos encontrábamos muchas opciones automáticas, aquí no todos los fabricantes apuestan por este tipo de cambio. En algunos modelos sí que aparece, pero generalmente son transmisiones de convertidor de par o CVT, que son más baratas de instalar. En todo caso suele ser más recomendable optar por las cajas manuales en este tipo de vehículos.

Aunque en menor medida, los híbridoshíbridos enchufables y eléctricos también tienen presencia en este segmento. El utilitario híbrido por excelencia es el Toyota Yaris Hybrid, aunque ahora también Suzuki ha optado por la microhibridación con los Swift y Baleno. No hay representación de híbridos enchufables en este segmento, pero eléctricos si que encontramos el Renault ZOE.

Sobra decir que un enorme porcentaje de los modelos del segmento B son tracción delantera. Desde luego es lo más indicado para estos vehículos que tienen un uso mayoritariamente urbano. Aunque también encontramos algunas excepciones. Curiosamente las dos las hemos nombrado antes: el deportivo Audi S1 que lleva tracción quattro y el Suzuki Swift con una versión con tracción 4WD.

Seguridad

Que los utilitarios sean coches pequeños no quiere decir que su seguridad se vea comprometida. La mayoría consiguen 4 o 5 estrellas EuroNCAP, aunque también hay alguno que se queda con 3 estrellas. Un ejemplo es el recién presentado SEAT Ibiza, que obtuvo las 5 estrellas e iguala y supera a muchos compactos. Aunque este segmento se haya considerado menos seguro a lo largo del tiempo, lo cierto es que han mejorado mucho en los últimos años.

Parte de culpa la tienen las ayudas a la conducción y tecnologías que incorporan. Hay algunos elementos que aparecerán en los acabados superiores, pero ya es menos raro encontrarse con algunos que montan de serie cosas interesantes. Un ejemplo es el Toyota Yaris que en todos sus acabados cuenta con el Safety Sense, que incluye frenada de emergencia, avisador de cambio involuntario de carril o reconocimiento de señales de tráfico

Equipamiento

En el equipamiento nos pasa un poco lo mismo que en la seguridad. Los utilitarios no serán tan completos como otros de mayor tamaño, pero aún así ha habido una mejora sustancial. Estos coches están enfocados hacia un público joven, por lo que se centran principalmente en equipamiento multimedia y conectividad. Incluso podemos encontrar pantallas táctiles y conexión con Apple CarPlay o Android Auto de serie o en acabados bastante básicos.

En algunos casos, estos coches seguirán siendo algo espartanos de serie. Aún así como mínimo encontraremos aire acondicionado, ordenador de a bordo, control de crucero o elevalunas delanteros eléctricos. Para optar a otros elementos más avanzados habrá que pagar un extra, entre los opcionales ya encontramos faros LED, navegador o más seguridad. Habrá que estudiar que acabado escoger para no pagar de más por cosas innecesarias.

Precio

En el segmento de los utilitarios los precios se sitúan en un abanico bastante asequible. Encontramos buenas ofertas entre los 10.000 y los 20.000 euros aproximadamente (versiones básicas). Será clave comprar un coche que te puedas permitir e intentar evitar la tentación de escoger alguno que esté por encima de las posibilidades. Es recomendable establecer un presupuesto realista y, si piensas en financiar la compra, determina cuánto puedes gastar cómodamente en un pago mensual.

A la hora de comprar, intenta ceñirte al presupuesto, pues es fácil gastar más de lo que planeas, pues dependiendo del equipamiento tu cuenta final variará. De todos modos, la regla del 20 / 4 /10 puede ayudarte a no tener agobios económicos en el futuro y a tener en cuenta algunas variables importantes. También te mostramos los errores más comunes a la hora de comprar coche.

Una vez que haya un presupuesto, es hora de comparar los precios de estos coches. En sitios como coches.com podrás buscar entre vehículos nuevoskm 0 y usados seleccionados por su mejor precio. Al comenzar a mirar, observa tantos vehículos como te sea posible y luego vete limitando la búsqueda. Con nuestra aplicación puedes también conocer la evolución de los precios de los coches y optimizar el momento de compra.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta