Logo de Noticias Coches
Coches Precio
Luis Blázquez

Hoy quiero un biplaza, pero mañana un SUV. ¿Qué coches me ofrecen los servicios de suscripción?

Normalmente, elegimos a nuestro compañero de viaje rodante en base a nuestras necesidades a medio o largo plazo. Sin embargo, estamos convencidos de que más de una vez has pensado en poder conducir otro coche. ¿Por qué no permitirse el lujo de poder disfrutar unos días de un deportivo, y otros tantos de un SUV premium? Porque eso es lo que ofrecen las compañías dedicadas a ofrecer servicios de coches por suscripción, como Wabi.

Los nombres que usan las compañías para sus coches pueden ser confusos. Los automóviles se describen como “compactos”, “económicos” o “intermedios”, por ejemplo. Eso es porque esos encargados de catalogarlos piensan como la mayoría de la gente. Sin embargo, según lo que el fabricante dicta –que tampoco es que se luzcan en exceso en ocasiones–, podemos discernir entre coches pequeños (segmento A), urbanos (B), compactos (C), medianos (D), grandes (E) y de representación (F), al menos por sus dimensiones.

En cuanto a la tipología, sabemos que existen carrocerías de dos, tres, cuatro y cinco puertas, y en función la forma de la carrocería, podemos ver hatchbacks, coupés, descapotables, crossoversy SUV, todoterrenos, sedanes y familiares, y algunas mezclas raras entre ellos. Luego, además, se pueden clasificar si tienen una orientación deportiva, de gran turismo o campestre. Es decir, el Toyota GR Yaris, por ejemplo, es un urbano de tres puertas deportivo, mientras que el Lexus LS es una gran berlina de cuatro puertas muy cómoda.

Ahora bien, ¿tienen todos los tipos habidos por haber en las empresas que ofrecen servicios de suscripción? Depende de la empresa. Dado que la mayoría de ellas no paran de incrementar su popularidad, la oferta también es mayor. ¿Buscas un pequeño coche para moverte únicamente por la ciudad? Puedes llevarte modelos como un Hyundai i10 o un Toyota Aygo. ¿Necesitas un vehículo algo más práctico sin desmadrarte en tamaño? Piensa en un Fiat Tipo o en un Peugeot 308. ¿Quieres más maletero?  Sus versiones familiares.

Ahora bien, tienes un par de semanas de vacaciones y quieres tirar la casa por la ventana con un SUV premium de siete plazas. Algo como un Nissan X-Trail. Si no te gusta tanto el segmento y estás en búsqueda y captura de una carrocería más tradicional e incluso más práctica, ¿qué te parece un monovolumen dedicado como un Opel Zafira Life? Y hablando de, es posible que, para una mudanza, requieras de un amplio espacio de carga. Por eso, las distintas empresas de servicios por suscripción también tienen vehículos comerciales.

Otro caso pudiera ser que no tengas unos hijos a los que aguantar –o que estén fuera durante unos días– y te apetezca disfrutar de unos paseos un tanto más placenteros. ¿Te has planteado un biplaza o un coupé? Aquí no necesitas mucho maletero, y tampoco es la idea usarlo para ir a comprar el pan todos los días. Y tienes modelos tan variopintos como un Ford Mustang GT y su corazón V8 de más de 450 CV, o un roadster de pequeñas dimensiones como un Mazda MX-5 que te permitirá disfrutar a cielo abierto en cada curva.

Elijas la opción que elijas, los servicios de coches por suscripción gozan de un amplio abanico de ofertas, con distintas carrocerías e incluso diferentes niveles de equipamiento de un mismo modelo. Gasolina, diésel, híbrido en serie o enchufable o eléctrico, no hace falta estrujarse la sesera en exceso a la hora de elegir un vehículo. Si se adapta a tus condiciones, puedes tener el coche que necesites o quieras por un plazo mínimo de un mes y rescindir del contrato cuando lo consideres oportuno. Y recuerda que viene todo incluido.

  • coche por suscripción
  • compra de coche