Logo de Noticias Coches
furgonetas electricas VO
Luis Ramos Penabad

Furgonetas eléctricas de segunda mano | Guía de compra

No nos cansaremos de decir que donde los coches eléctricos no tienen rival es en tráfico urbano. Comodidad, silencio y además bajos consumos. Además, no recorres demasiados kilómetros y hay mayor facilidad para encontrar puntos de recarga. ¿Y qué vehículos se mueven sobre todo en ciudad? Transporte público y vehículos comerciales. ¿Por qué no hay ma´s furgonetas eléctricas en la calle?

Sin duda el problema viene de su precio de adquisición. Cierto que hay otras fórmuals ideales para empresas, como el renting, pero también es más elevado hoy por hoy que un vehículo convencional. Pero sabiendo que gran parte de las furgonetas ligeras realizan de media en nuestro país 130 km diarios, no sería de extrañar que, en cuanto se amorticen las actuales, viésemos un auge de estos vehículos.

¿Conoces nuestra guía de compra de furgonetas eléctricas nuevas?

Con una inversión en puntos de carga en base y una tarifa para cargar los vehículos en horas valle (más económicas), estamos seguros de que poco a poco los gestores de flota empezarán a apostar por estos vehículos furgonetas eléctricas. Y es que suelen tener unas pautas de recorridos bastante uniformes, lo que evita ansiedad de autonomía. Y no tienen restricciones de acceso o aparcamiento en el centro de las ciudades.

Una opción es apostar por furgonetas eléctricas de segunda mano. Por ahora la oferta es bastante reducida en el mercado, pero sin duda irán llegando más modelos y opciones de todos los tamaños, como ya vemos en el mercado de coches nuevos.

Las mejores furgonetas eléctricas de segunda mano

Hay pocas furgoentas eléctricas usadas que hayan dejado de fabricarse en los últimos cinco años. Todas se basan en arquitecturas empleadas en modelos de combustion equivalentes, pero conservan sus capacidades de carga y

Citroen e-Berlingo Multispace (2017-2020)

Ver más fotos del Citroën Berlingo

El Citroën e-Berlingo Multispace 2017 era la variante totalmente eléctrica del Berlingo más polivalente. Hermano del Berlingo furgón eléctrico fue una apuesta interesante entre los comerciales de cero emisiones. El aspecto exterior es prácticamente calcado al de otras versiones, a diferencia del punto de recarga en el paso de rueda delantero.

Por dentro promete la máxima habitabilidad a pesar de montar dos baterías de iones de litio. Van alojadas en la parte baja del coche, lo que además proporciona un bajo centro de gravedad a esta carrocería. De este modo, conserva intacto el espacio para cinco personas, con una banqueta trasera desmontable y modulable, para poder aumentar los 675 litros de espacio de carga hasta 3.000 litros con los asientos de la segunda fila retirados.

El equipamiento del Citroën e-Berlingo Multispace estaba a la altura gracias a elementos como la climatización, sistema audio CD MP3 con manos libres Bluetooth, pantalla táctil en color de 7 pulgadas que controla el ordenador de viaje, música y radio, teléfono (compatible con Mirrorlink o Apple CarPlay) y navegación.  En este sentido, se pueden controlar algunas funciones del e-Berlingo Multispace desde el smartphone, como el preacondicionamiento térmico para calentar o refrigerar el habitáculo previamente.

La mecánica que alimenta este comercial es un motor eléctrico de tipo síncrono con imanes permanentes de 67 CV y 200 Nm de par. La capacidad de las baterías es de 22,5 kWh y eso le sirve a este modelo para recorrer hasta 170 kilómetros de autonomía. Para recargarlo en un enchufe convencional se necesitarán más de 8 horas y media, pero con recarga rápida el tiempo se rebaja a 30 minutos para tener el 80% de la carga.

Citroën e-Berlingo de segunda mano

Peugeot Partner Electric (2015-2020)

La Peugeot Partner Electric fue la primera furgoneta eléctrica que comercializa la marca en España, desde el año 2015. Fabricada en Vigo en exclusiva junto a la variante con motor de combustión, apenas se diferencia en lo estético.

En la parte baja alojaba dos grupos de baterías (colocadas a los lados del eje trasero) y el motor eléctrico, que procede de Mitsubishi, fabricante japonés con quien PSA tenía un acuerdo. Se trata de un propulsor eléctrico compacto de tipo síncrono con una potencia de 49 kW (67 CV) y un par constante de 200 Nm.

Está alimentado por un doble pack de baterías de iones de litio con una capacidad de 22,5 kW/h, con el que homologa 170 km de autonomía, lo que según la marca cubre las necesidades del 70 % de los potenciales usuarios. Las baterías pesan 320 kilos. El tiempo de recarga en un enchufe convencional doméstico bascula entre 8 y 15 horas, pero se puede llegar al 80% de la carga en sólo media hora si utilizamos un enchufe industrial. Además, el vehículo dispone de recuperación de la energía en deceleración y frenada y de un modo económico que mantiene la ventilación del habitáculo sin afectar en exceso la autonomía restante.

La gran ventaja es que se mantiene la capacidad y modularidad de la que presume la versión con motor de combustión. La Peugeot Partner Electric se ofrece con carrocería Furgón en dos longitudes -4,38 y 4,63 metros-, dos puertas traseras y una puerta corredera lateral (en 2017 se presentó la Partner Tepe Electric, un variabre de enfoque más lúdico). Gracias al asiento Multi-flex delantero puede llevar tres pasajeros y, si se abate la parte derecha, se pueden transportar objetos de hasta 3,25 metros de largo (el mínimo es de 1.80 metros). Está homologada para llevar la misma carga que las furgonetas animadas con motor térmico, hasta 695 kg o 4,1 metros cúbicos en su versión larga.

Peugeot Partner Electric de segunda mano

Renault ZOE Societé(2016-2020)

El Renault ZOE Société fue una adaptación de Renault ZOE 2013 100% eléctrico, destinada a comerciales y usos profesionales. A diferencia de éste, contaba con solo dos plazas para destinar el espacio de las plazas traseras al maletero. Ofrecía 817 litros de maletero y los cristales de las puertas traseros están tintados para camuflar la mercancía.

Al tratarse de un vehículo homologado de tipo N1, el Estado ofrecía una serie de subvenciones destinadas a la compra de vehículos comerciales cien por cien eléctricos.

El nivel de equipamiento era el acabado Life, la versión más básica que incluye cierre centralizado, climatizador automático, retrovisores eléctricos, tarjeta de apertura y arranque y navegador. Además contaba con numerosos sistemas de seguridad, tales como airbags frontales, sistema de control de la presión de los neumáticos, ABS regulador-limitador de velocidad y control de tracción dinámico.

La oferta mecánica la formaba un único motor eléctrico de 88 CV. Sus prestaciones en parado son bastante considerables, acelera en 0 a 50 km/h en 4 segundos, y de 0 a 80 km/h en menos de 9 segundos. La cifra de velocidad máxima se sitúa en 135 km/h, no mucho pero si suficiente para un coche puramente urbano. Además se ha aumentado su autonomía, pasa a tener unos considerables 240 km, suficientes para recorrer las calles de la ciudad. Para recargar su batería cuenta con un cargador de hasta 22 KW

Renault ZOE Societé de segunda mano

Volkswagen e-Caddy Combi (2020-2021)

El Volkswagen e-Caddy Combi fue fruto de la colaboración de la marca alemana con el preparador ABT, que cuenta con una división (ABT e-Line) con amplia experiencia en electrificación ya que participa en la Fórmula E. Fueron ellos los encargados de la electrónica, el motor eléctrico y el pack de baterías de este modelo.

Se mueve gracias a un motor eléctrico de 110 CV (83 kW) y 200 Nm de par, que envía su potencia a las ruedas delanteras mediante una caja de cambios automática DSG. Está alimentado por la energía que se almacena en las batería de 37,4 kWh de capacidad, suficiente para recorrer 120 km sin repostar, una cifra algo exigua. La potencia de carga máxima en corriente alterna es de 7,2 kW, mientras que en continua alcanza los a 50 kW.

Ofrece espacio para cinco pasajeros y su equipaje, si bien sus recorridos paracen limitados al ámbito urbano. Contaba con una versión Combi, de enfoque profesional y otra llamada Trendline, más equipada. De serie ya ofrece elementos como el asistente de arranque en pendiente, el pack Connectivity para la radio Composition Colour, retrovisores con ajuste eléctrico y térmico, faros antiniebla, climatizador, airbags frontales y laterales…

Volkswagen e-Caddy de segunda mano

Volkswagen e-Caddy furgón (2020-2021)

Mientras llega la versión de producción del ID Buzz Cargo Volkswagen recurrió  al prepardor ABT para sustituir los motores diésel del Caddy e instalar uno eléctrico. El e-Caddy se basa en la carrocería larga o Maxi, con 4,88 metros de longitud.

Bajo el capó se encuentra un motor eléctrico de 110 CV y 200 Nm de par. Se ha pensado má spara desplazamientos urbanos, de ahí que su velocidad máxima se limitase a 120 km/h. Se alimenta de la energía de una batería de  iones de litio con 37,3 kWh de capacidad, que le otorgan una autonomía de hasta 120 km.

Según el preparador se puede cargar al 80% en 49 minutos utilizando use un cargador rápido tipo CCS de 40 kW de potencia. Si se emplea del tipo CA con 7,2 kW de potencia, el tiempo se dilata hasta las 5 horas y 10 minutos.

La capacidad de carga del e-Caddy ABT alcanza los 651 kilogramos y 4,2 metros cúbicos.

Volkswagen e-Caddy de segunda mano

Volkswagen e-Load Up! (2016-2021)

El Volkswagen e-load Up! fue un vehículo comercial ligero que combinaba la carrocería del Up! 2016 y la motorización eléctrica del e-Up! 2013, una mecánica de 82 CV y 210 Nm que se alimenta de la energía que procede de su sistema de baterías con 18,7 kWh de capacidad, que sobre el papel le otorga la capacidad de recorrer hasta 160 km entre cargas.

El e-load Up! presentaba prestaciones más que suficientes para desempeñarse en el tráfico urbano. Alcanza una velocidad máxima de 130 km/h y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 12,4 segundos. En cuanto a sus posibilidades de carga, en sus 3,54 metros de largo, puede transportar 1.400 litros y un peso máximo de 305 kilos. Capaz de enfrentarse a pequeños repartos.

Se trata de una variante más cara que otras opciones de la gama load Up! (con el motor tricilíndrico de gasolina de 60 CV, si bien en Alemania se pudo adquirir con una variante de CNG). A su favor, que puede acceder a cualquier rincón de la ciudad independientemente de las restricciones por contaminación. Es también una herramienta de marketing “verde” para la compañía que la utilice.

La dotación de serie era bastante completa, apenas hay diferencias con la versión con motor de combustión. Dispone de control de estabilidad, ABS, EBD, airbags frontales y laterales, asistente al arranque en cuestas, aire acondicionado, cierre centralizado con mando, volante regulable en altura, sistema de sonido con lector de CD MP3 y dos altavoces, sistema de navegación, asientos con calefacción y luces LED diurnas. Lo que no ofrece por ese precio es la posibilidad de recarga rápida mediante estándar CCS.

Volkswagen e-load Up! de segunda mano

Volkswagen e-Transporter (2020-2021)

El preparador alemán ABT Sportsline y la división de vehículos comerciales de Volkswagen, presentaron a mediados de 2020 el Volkswagen e-Transporter 6.1, una furgoneta eléctrica basada en el Volkswagen Transporter 2020, en concreto de su versión de mayor longitud.

El encargado de moverla era un motor eléctrico de 83 kW de potencia (113 CV), con un par máximo de 200 Nm. Su fuerte no son las prestaciones, ya que su velocidad máxima se limita a 90 ó 120 km/h, elige el cliente.

Alimenta al propulsor una batería de iones de litio con 32,5 kWh de capacidad útil, que no es mucho (pesa 333 kg). Su autonomía homologada entre cargas es de apenas 138 km, lo que la limita a entornos urbanos.

La firma asegura que una carga completa de la batería en un wallbox de 7,2 kW de potencia lleva 5,5 horas, mientras que si hacemos uso de una estación de carga rápida y una toma CSS, a 50 kW, el tiempo requerido para alcanzar el 80% de carga ronda los 45 minutos.

La capacidad de carga oscila entre los 977 y los 1.096 kilogramos, con un volumen máximo de 6,7 metros cúbicos. 

Volkswagen e-Transporter de segunda mano

  • coches eléctricos
  • guía de compra coches segunda mano
  • vehículo comercial