Puede que para muchos enchufar un coche sea cosa del futuro. Pero no. En realidad es algo que ya se puede hacer en el presente y los vehículos con esta tecnología llevan años en el mercado. Obviamente, muchas de las opciones que encuentars son todavía de marcas premium pero también hay marcas generalistas que ofrecen con esta tecnología desde hace algun tiempo. Por eso es posible encontrar coches híbridos enchufables de segunda mano sin que la misión se convierta en encontrar una aguja en un pajar.

Se trata de vehículos con todas las ventajas de los eléctricos en ciudad, con nulas emisiones durante unos kilómetros, con la etiqueta cero en muchos casos por lo que no se ven afectados por restricciones a la circulación… Pero, a diferencia de estos, como cuentan con un motor de combustión que les permite afrontar viajes largos sin temor a quedarse sin batería y tener que esperar largos periodos de tiempo mientras se recargan.

¿Conoces nuestra guía de compra de coches híbridos enchufables nuevos?

Los precios elevados en el mercado de vehículos nuevos pueden no serlo tanto si se conducen muchos kilómetros con la energía cargada en sus baterías eléctricas (energía más económica que la gasolina o el diésel), que permite acabar amortizando la diferencia de precio. Has de tener en cuenta tambien que los maleteros se ven penalizados porque esas baterías (mayores que las de los híbridos)  suelen alojarse bajo su piso. También son más pesada, por lo que los consumos en carretera son algo mayores.

En estos coches más caros que la media, acudir al mercado de vehículos de ocasión en lugar de buscar coches nuevos parece una buena idea, ya que puedes ahorrarte los primeros años de depreciación (cuando justo es más elevada). Pero, en estos vehículos es importante conocer el estado de las baterías, un componente que puede no haber sido cuidado y con ello reducir su vida útil… y no es barato su reemplazo, precisamente.

Comparativa de coches híbridos enchufables de segunda mano

En el cuadro a continuación puedes ver los coches híbridos enchufables de segunda mano. Hay de muy diversa condición, pero lo habitual es que sean versiones de modelos grandes, donde resulta más sencillo que la batería no limite el espacio interior o el maletero.

Las autonomía homologadas (que no reales) son también cruciales en este tipo de vehículos. En no pocos casos consiguieron (siempre según el antiguo ciclo NEDC, que les favorecía mucho) más de 50 km. En los actuales híbridos enchufables ya se emplea un nuevo método, más exigente.

MODELO MEDIDAS en mm
(largo/ancho/alto)
MALETERO RANGO EV
Audi A3 Sportback e-tron 4.313 / 1.785 / 1.426 280 litros 50 km
BMW i8 4.689 / 1.942 / 1.293  154 litros 37 km
BMW 225xe iPerformance 4.342 / 1.800 / 1.555 400 litros 41 km
BMW 330e iPerformance 4.633 / 1.811 / 1.429 370 litros 40 km
BMW 740e iPerformance 5.098 / 1.902 / 1.467 420 litros 40 km
Kia Optima PHEV 4.855 / 1.860 / 1.465 307 litros 54 km
Kia Optima PHEV Sportswagon 4.855 / 1.860 / 1.470 440 litros 54 km
Mercedes Clase C 350 e 4.686 / 1.810 / 1.442 335 litros 31 km
Mercedes Clase C 350 e Estate 4.702 / 1.810 / 1.457 350 litros 31 km
Mercedes Clase S 500 e L 5.246 / 1.899 / 1.494 395 litros 30 km
Toyota Prius Plug-In Hybrid 4.480 / 1.745 / 1.490 443 litros 25 km
Volkswagen Golf GTE 4.258 / 1.790 / 1.452 272 litros 50 km
Volkswagen Passat GTE 4.767 / 1.832 / 1.456 402 litros 50 km
Volkswagen Passat Variant GTE 4.767 / 1.832 / 1.477 483 litros 50 km
Volvo V60 Plug-In Hybrid 4.635 / 1.865 / 1.484 305 litros 50 km

Los mejores coches híbridos enchufables de segunda mano

Más allá de las cifra de dimensiones, capacidad de carga y autonomía en modo 100% eléctrico, estos vehículos destacan en algunos aspectos (y flaquean en otros) que ahora vamos a repasar de manera resumida. Al final de cada texto encontrarás un enlace para acceder a toda la oferta de ocasión de cada modelo publicada en nuestra sección de coches de segunda mano.

Audi A3 Sportback e-tron (2016-2018)

Más fotos de Audi A3 Sportback

El Audi A3 Sportback e-tron 2016 estaba solamente disponible con la carrocería de cinco puertas del Audi A3. Tiene un exterior bastante deportivo, si bien es muy similar a otros A3 Sportback 2016 , con ligeros cambios exteriores respecto al Audi A3 Sportback 2013.

Empleaba el mismo sistema que el anterior de 2013, que combina el motor de gasolina 1.4 TFSI de cuatro cilindros y 150 CV con una mecánica eléctrica de 102 CV. En total son 204 CV de potencia, ligado al cambio automático e-S Tronic de seis velocidades. Su autonomía eléctrica alcanzaba 50 km (con velocidad limitada a 130 km/h) y homologaba un consumo combinado de 1,5 l/100 km y unas emisiones de 39 gr CO2/km. Sus prestaciones son buenas y en modo eléctrico destaca por suavidad y confort de marcha, totalmente silenciosa.

Podía circular con el motor de combustión, con el eléctrico o con ambos. La mecánica eléctrica se alimenta de la energía que proporciona la batería de 8,8 kWh de capacidad, ubicada bajo los asientos traseros. Esto robó espacio al maletero, con 280 litros de capacidad (100 menos que un A3 Sportback convencional) y obligó reubicar el depósito de combustible. Se recarga en frenadas y deceleraciones, empleando el motor de combustión o enchufándolo a la red eléctrica. Las baterías tardan 3:45 horas en recargarse en un enchufe normal, o 2:30 horas en una toma de recarga rápida.

La toma del enchufe se sitúa en la parte delantera del coche, desplazando hacia un lado el logotipo de la marca de cuatro aros. Además de este detalle, cambian otros detalles exteriores, como la parrilla y los paragolpes. En el interior, salvo el indicador de potencia que sustituye al cuentarevoluciones y los logotipos, todo es idéntico a un Audi A3 Sportback convencional.

Audi A3 híbrido de segunda mano

BMW i8 (2014-2018)

Más fotos del BMW i8

La apuesta de BMW por la electrificación de su gama comenzó con dos puntales. Por un lado el BMW i3, un coche 100% eléctrico eminentemente urbano y por otro un fascinante deportivo de altas prestaciones bajas emisiones, el BMW i8 2014. Se trata de un híbrido enchufable que combina un sorprendente motor de combustión de 1.5 litros y tres cilindros, con turbo para entregar 231 CV, y un motor eléctrico que entrega otros 131 CV para sumar 362 CV de potencia máxima.

Su espectacular silueta sigue las pautas mostradas por el prototipo Vision EfficientDynamics de 2009. La construcción ligera (plataforma Drive de aluminio ) permitió que el peso de este deportivo fuese menor de 1.500 kg, toda una proeza para un coche con baterías.

Las prestaciones están a la altura de su silueta, como vimos en nuestra prueba. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos, mientras que su velocidad máxima se ha limitado a 250 km/h. Su consumo homologado, de 2,5 litros/100 km, deja atrás a cualquier rival. Movido sólo con el motor eléctrico tiene una autonomía de 37 km (la velocidad máxima se reduce a 120 km/h). Las baterías se recargan en tres horas en un enchufe convencional pero puede ser en menos de dos horas con el i Wallbox, una estación de recarga opcional. También cuenta con frenada regenerativa, por supuesto.

EL BMW i8 ofrece tres modos de conducción, Confort, para una conducción equilibrada entre deportividad y confort, Eco Pro que prioriza el ahorro de combustible y Sport para realizar una conducción más deportiva. Existe además el botón eDrive, que activa el modo de funcionamiento 100% eléctrico, aunque si se pisa el acelerador a fondo, se activa automáticamente el motor de combustión.

Su interior, al que se accede mediante unas puertas de apertura vertical, tiene las habituales limitaciones de espacio de los coches de estas características, con dos plazas traseras bastantes testimoniales. Como corresponde a un coche de este precio, cuenta con acabados de lujo. Además de las tres líneas de acabado y equipamiento diferentes entre las que elegir, había un gran listado de opcionales, entre los que destaca una llave maravillosa o los faros láser que darán que hablar.

SUSTITUTO: BMW i8 2018.

BMW i8 de segunda mano

BMW 225xe iPerformance (2015-2018)

Más fotos del BMW Serie 2 Active Tourer

El BMW 225xe iPerformance era la variante híbrida enchufable de la primera generación del Serie 2 Active Tourer, el movolumen compacto alemán. El diseño se heredó del Concept Active Tourer, que tiene algunos detalles que buscan deportividad, a pesar de tratarse de un modelo más orientado a la funcionalidad. En el momento de su lanzamiento llamó la atención porque era el primer modelo de la marca con tracción delantera y motores de tres cilindros.

El 225xe iPerformance combina una mecánica de gasolina de tres cilindros (mueve las ruedas delanteras con otro eléctrico (mueve el eje trasero). Ambos se combinan para desarrollar una potencia de 224 CV y conseguir esa tracción total. La caja de cambios es una automática Steptronic de seis velocidades y el consumo homologado es de 2,0 – 2,1 l/100km. La autonomía eléctrica es de 41 kilómetros.

El interior de este 225xe iPerformance era muy similar al del resto de Serie 2 Active Tourer. Encontrabas en él unos buenos ajustes y calidad de sus materiales y una buena habitabilidad… si bien era inferior que en modelos con mecánicas tradicionales, ya que las baterías van alojadas bajo las plazas traseras. Esto hace que la segunda fila de asientos vaya 30 mm más alta y que el maletero se reduzca a 400 litros frente a los 468 que tienen otras versiones.

El BMW 225 xe iPerformance de serie contaba con un equipamiento bastante equilibrado que incluye llantas de 16 pulgadas, sensor de lluvia y luces, climatizador bizona o portón de maletero eléctrico.

SUSTITUTO: BMW Serie 2 Active Tourer 2018.

BMW Serie 2 Active Tourer híbrido de segunda mano

BMW 330e iPerformance

Mas fotos del BMW Serie 3

Este BMW 330e iPerformance era la variante híbrida enchufable del Serie 3 2015 de la marca alemana, el primero impulsado así tras seis generaciones y más de 40 años de historia a sus espaldas. No hay cambios radicales en diseño exterior o interior respecto a versiones con motores de combustión.

En su habitaculo, la calidad es todo lo que se puede esperar de una marca premium como es BMW y los materiales estaban muy cuidados. En cuanto al espacio, se mantenía respecto a otros Serie 3, con unas plazas delanteras notables y unas plazas traseras correctas. El maletero, como en otros híbridos enchufables, se reducía hasta 370 litros de capacidad (antes 480 litros).

El 330e iPerformance se propulsa gracias a una combinación de un motor de gasolina de cuatro cilindros y 2.0 litros con otro eléctrico para conseguir una potencia conjunta de 252 CV. Iba ligado a un cambio automático Steptronic. Destaca por su eficiencia, que le permite tener un consumo homologado de entre 1,9 y 2,1 l/100km (depende del tamaño de la llanta), además de una autonomía eléctrica de 40 kilómetros.

Al igual que el resto de Serie 3, contaba con un equipamiento bastante completo de serie. Además se podía completar con hasta cuatro líneas de equipamiento que dan al coche distintas personalidades. El Advantage añade algunos detalles, el Sport un toque más deportivo, el Luxury aporta lujo con tapicerías de cuero o molduras de madera, mientras que el M Sport es el más deportivo con kit de carrocería más agresivo.

SUSTITUTO: BMW Serie 3 2019.

BMW Serie 3 híbrido de segunda mano

BMW 740e iPerformance (2016-2019)

Más fotos del BMW Serie 7

El BMW 740e iPerformance 2015 era la versión híbrida enchufable de la berlina de representación de la marca. Deriva directamente del Serie 7 2015 y también se ofrecía en su carrocería de batalla extendida (740Le iPerformance). Al igual que el resto de la gama, evolucionó estéticamente con elementos como la nueva parrilla delantera, faros LED o pilotos. Este híbrido puede reconocerse por la conexión para recargar la batería delante de la rueda delantera.

La hibridación se consigió uniendo un motor de gasolina de cuatro cilindros y 2.0 litros y otro motor eléctrico. Desarrollan una potencia conjunta de 326 CV, se utiliza una transmisión automática y se puede escoger la tracción total xDrive. El consumo homologado es de 2,1 l/100 km (2,3 l/100 km con xDrive) y tiene una autonomía eléctrica de 40 kilómetros (37 km con tracción total).

El habitáculo de los Serie 7 destacó siempre por su el lujo y la tecnología. En esta version híbrida, tambien. La habitabilidad es muy buena tanto en las plazas delanteras como en las traseras. El maletero se redujo en este caso hasta los 420 litros (500 litros en variantes convencionales).

El BMW 740e iPerformance podía contar con el mismo equipamiento de serie que cualquier Serie 7. Hablamos de llantas de 19 o 20 pulgadas, faros LED, suspensión neumática adaptativa, control de crucero adaptativo con asistencia en atascos, control gestual de la navegación, tapicería de cuero Dakota, asientos calefactados y con ajuste eléctrico o la revolucionaria llave Display Key. La lista de equipamiento opcional era interminable y se podía hacer el coche a medida gracias a BMW Individual.

SUSTITUTO: BMW Serie 7 2019.

BMW Serie 3 híbrido de segunda mano

Kia Optima PHEV (2017-2018)

Más fotos del Kia Optima

El Kia Optima PHEV 2017 era la berlina híbrida enchufable de la marca coreana. Esta variante llegó junto al Kia Optima 2016, que supuso un cambio estético notable, con mayor tamaño y deportividad. Destacaba en el frontal la parrilla tiger nose, que en esta versión es activa para mejorar la aerodinámica. También cambiaban respecto al resto de la gama los paragolpes y se añadieron detalles azules.

En el interior las modificaciones más patentes fueron a nivel de calidad y de tecnología. Se utilizan materiales y acabados algo superiores y además se añaden los últimos sistemas de la marca como la pantalla táctil de 8 pulgadas. Ofrece uno de los habitáculos más espaciosos de su segmento, aunque en esta versión el maletero está muy penalizado. Si en el normal tiene 510 litros, en este PHEV se queda en 307 litros por albergar las baterías bajo el piso.

El Optima PHEV solamente podía elegirse con un acabado, el superior de la gama. De serie ofrecía elementos como el llantas de 17 pulgadas, techo solar, asientos delanteros y traseros calefactables, navegador TomTom con pantalla de 8 pulgadas, sistema de sonido Harman/Kardon, freno de estacionamiento eléctrico o cámara de visión de 270º.

En nuestra prueba del Optima PHEV conocimos mejor su apartado mecánico. Utiliza un motor de gasolina 2.0 GDI atmosférico de cuatro cilindros unido a otro motor eléctrico para sumar una potencia conjunta de 205 CV. Se asociaba a una transmisión automática de seis velocidades, tenía un consumo homologado de 1,6 l/100 km y su autonomía eléctrica alcanzaba 54 kilómetros.

SUSTITUTO: Kia Optima 2018.

Kia Optima híbrido de segunda mano

Kia Optima Sportswagon PHEV (2017-2018)

Ver más fotos del Kia Optima Sportswagon

El Kia Optima Sportswagon PHEV 2017 era un familiar híbrido enchufable de la marca coreana, tras salir primero en formato berlina. Como esta, cambian respecto a otra variantes del Optima Sportswagon 2017 ligeramente los paragolpes, tiene parrilla activa y se añaden unos detalles azules para diferenciar bien la versión híbrida enchufable.

El sistema de propulsión híbrido enchufable emplea un motor de gasolina 2.0 GDI atmosférico de cuatro cilindros unido a otro motor eléctrico para sumar una potencia conjunta de 205 CV. Utiliza una transmisión automática de seis velocidades y gracias a su batería de 11,3 kWh es capaz de lograr una autonomía eléctrica de 54 kilómetros y un consumo medio de 1,4 l/100 km.

En el interior se emplearon utilizan materiales y acabados notables y cuenta con tecnología como la pantalla táctil de hasta 8 pulgadas. Destaca por su amplio habitáculopero en esta versión el maletero está muy penalizado. Los 552 litros, en este PHEV se reducían hasta 440 por albergar las baterías bajo el piso.

En el Optima Sportswagen PHEV solamente se ofrecía un acabado, el superior de la gama. Contaba de serie con elementos como llantas de 17 pulgadas, techo solar, asientos delanteros y traseros calefactables, navegador TomTom con pantalla de 8 pulgadas, sistema de sonido Harman/Kardon, freno de estacionamiento eléctrico o cámara trasera.

SUSTITUTO: Kia Optima Sportswagon 2018.

Kia Optima Sportswagon híbrido de segunda mano

Mercedes Clase C 350 e (2015-2018)

Mercedes-Benz C 350 PLUG IN HYBRID (W 205) 2015 03
Más fotos del Mercedes Clase C

Tras el Clase S híbrido enchufable (no podría haber sido otro modelo el que la inaugurase, el siguiente en contar con una mecánica de este tipo fue este Clase C 350 e, el segundo híbrido de la gama (el C 300 BlueTEC Hybrid no era enchufable). Estrenó también la nueva nomenclatura de la marca en motores (con la “e” en lugar del “Plug-in Hybrid”.

El sistema de propulsión del Clase C 350 e combinaba un motor turbo 2.0 turbo de cuatro cilindros que entrega 211 CV de potencia y 350 Nm de par con otro uno eléctrico de 82 CV y 340 Nm. Esto supone una potencia máxima conjunta de 279 CV (las potencias individuales máximas no se alcanzan a la vez) y un par máximo de 600 Nm.

Ofrecía 31 km de autonomía en modo eléctrico, gracias a lo cual su consumo medio homologado es de 2,1 l/100 km y unas emisiones muy bajas. La batería, de 6,38 kW/h, va montada por bajo del eje trasero, lo que resta bastante espacio al maletero, que se queda en 335 litros de capacidad en la berlina (145 menos). La recarga completa de la batería puede realizarse en un enchufe rápidp en hora y media, pero también puede emplearse uno normal y recargarse en parte en deceleraciones y frenadas, así como usando el motor de combustión para este cometido, con el modo Charge.

Por defecto, el coche se mueve en modo híbrido que combina de forma inteligente ambos motores para reducir consumo. El conductor puede también emplear el modo eléctrico puro (E-mode) o maximizar la carga de la batería con el E-save. Además ofrecía la opción boost para aceleraciones rápidas, en los que ambos porpulsores exprimen al máximo su potencial. Las opciones para el conductor no acaban ahí, pues cuenta con otras confiuguraciones generales para mejorar el confort o deportividad del coche.

SUSTITUTO: Mercedes Clase C 2018.

Mercedes Clase C híbrido de segunda mano

Mercedes Clase C 350 e Estate (2015-2018)

Más fotos del Mercedes Clase C Estate

El Mercedes Clase C Estate 2014 también contó con una variante híbrida enchufable. Se trata del Mercedes C 350 e Estate y, al igual que la berlina, estrena también la nueva nomenclatura de la marca en motores con la “e” en lugar del “Plug-in Hybrid”. Estéticamente se presentaba con un diseño más atractivo que su antecesor y crecía hasta 96 mm de largo y 40 mm de ancho, permitiendo mayor espacio interior.

El Mercedes C 350 e Estate, combina un motor de gasolina de cuatro cilindros y 2.0 litros con otra mecánica eléctrica. Se combinan para obtener una potencia conjunta de 279 CV y se utiliza la caja de cambios automática 7G-Tronic. Con ello consigue un consumo homologado de entre 2,1 y 2,4 l/100km y una autonomía eléctrica de 31 kilómetros.

La habitabilidad era buena en este modelo, con unas plazas delanteras notables y unas traseras algo más justas por anchura. El maletero del híbrido enchufable se reduce a 350 litros, mientras que con mecánicas tradicionales llega a 490 litros, si bien sus asientos de esta podían abatirse para ampliarlo hasta 1.470 litros.

El equipamiento de este modelo premium contaba de serie con una larga lista de elementos. Entre ellos están llantas de 17 pulgadas, faros LED, pantalla de 5,5 pulgadas, tapicería de tela, climatizador o varias ayudas a la conducción. Además se podrán elegir tres líneas de equipamiento adicionales que son Avantgarde (suma algunos elementos), Exclusive (más distinción y lujo) y AMG Line (el acabado más deportivo).

SUSTITUTO: Mercedes Clase C Estate 2018.

Mercedes Clase C Estate híbrido de segunda mano

Mercedes Clase E 350 e (2016-2019)

Más fotos del Mercedes Clase E

El Mercedes Clase E 2016 es la última generación de la popular berlina alemana. Toda la familiar (Clase E Estate, Clase E Coupé, Clase E All-Terrain y Clase E Cabrio) reciben una serie de cambios para seguir siendo referentes en sus respectivos segmentos. En este caso vamos a ver el Mercedes E 350 e, la versión híbrida enchufable de la berlina. En el apartado estético se sigue una linealidad y solamente se introducen unos pocos detalles.

En el habitáculo de este modelo se aplica la última tecnología de la marca, como por ejemplo las dos pantallas contiguas (una para la instrumentación y la otra para el sistema multimedia) o el volante con botones sensibles al tacto. La calidad es uno de los puntos destacados gracias al uso de materiales como el cuero o la madera. Las plazas traseras seguirán siendo amplias, aunque en este híbrido el maletero pasa de los 540 litros iniciales a 450 litros.

Como el resto de Clase E, este E 350 e tiene un equipamiento bastante completo que de serie incluye los faros LED, freno de mano eléctrico, iluminación ambiental, portón trasero eléctrico, pantalla de 8,4 pulgadas, iluminación ambiental o control de crucero adaptativo. Para completar hay tres líneas de equipamiento que son Avantgarde (deportivo y dinámico), Exclusive (más distinguido) y AMG Line (mayor deportividad).

Dentro de la gama de motores del Mercedes Clase este híbrido enchufable es el más eficiente. Combina un motor de gasolina de cuatro cilindros y 2.0 litros junto con otro eléctrico para desarrollar 286 CV de potencia conjunta. En este caso se utiliza el cambio automático 9G-Tronic y consigue un consumo homologado de entre  2,1 y 2,5 l/100 km, mientras que puede recorrer hasta 33 kilómetros en modo eléctrico.

Mercedes Clase E Estate híbrido de segunda mano

Mercedes S 500 e L (2014-2017)

Mercedes S500 Plug-in hybrid 2013 02
Más fotos del Mercedes Clase S

Fue en 2014 cuando llegó al mercado el Mercedes S 500 híbrido enchufable, el primer modelo de la marca con esta tecnología. Su puesta de largo se produjo en el Salón de Frankfurt 2013, donde llegó como como el más alto de gama de los híbridos del modelo (solamente se ofrecía con carrocería alargada), al tiempo que era el que homologabA un consumo menor de la gama del Clase S 2013.

El Mercedes S 500 Plug-in Hybrid ofrece una potencia total conjunta de 442 CV, gracias a la combinación de un motor V6 gasolina de 3 litros con 333 CV y 480 Nm con un motor eléctrico de 109 CV y 340 Nm… que por primera vez en la marca puede cargarse conectándolo a la red eléctrica.

Gracias a esta mecánica, el Mercedes S 500 Plug-in Hybrid realiza el 0 a 100 km/h en 5.5 segundos y alcanza 250 km/h de velocidad máxima. No son cifras extraordinarias para un Clase S… pero sí lo es el consumo mixto homologado, de 3 litros/100 km, con unas emisiones de CO2 de 69 gramos/km. El salto respecto a las otras alternativas híbridas dentro de la Clase S es muy notable. Además, puede recorrer hasta 30 km en modo eléctrico, gracias a una batería de 8,7 kWh de capacidad, que se recarga en 2:45 horas en un enchufe convencional.

El conductor puede elegir entre cuatro modos de conducción. Funciona por defecto en Modo Hybrid, en el que el coche determina automáticamente qué mecánicas hace acto de presencia o si lo hacen de manera conjunta. En el E-Mode se priorizar el uso 100% eléctrico siempre que sea posible, el E-Save: priorizará el uso del motor V6 para emplear la energía eléctrica más tarde y en el Modo Charge: el bloque gasolina sirve como generador de energía para recargar las baterías, además de mover el coche.

Imaginamos que en marcha será más refinado aún que el Clase S que probamos (conocimos también las bondades del S 500 de batalla extendida). Cuenta con todos sus lujos, y destaca su suspensión Airmatic, con muelles neumáticos y un control independiente de cada uno de ellos. Eso sí, no podía contar con una de las grandes innovaciones de esta generación del “mejor coche del mundo”, la suspensión Magic Body Control que adapta la suspensión en función de la carretera.

SUSTITUTO: Mercedes Clase S 2017.

Mercedes Clase S híbrido de segunda mano

Porsche Panamera S E-Hybrid (2013-2016)

Panamera S E-Hybrid
Más fotos del Porsche Panamera

Con el cambio de generación, que llegó al mercado en julio de 2013, Porsche cambió su versión híbrida, que podía ser enchufable y reconocible de inmediato por algunos elementos en color verde, como las pinzas de freno o el emblema. En el interior cambiaban algunos indicadores del cuadro de instrumentos y algunos mandos, exclusivos de esta variante y que tenían que ver con su tecnología híbrida.

Su sistema de propulsión da como resultado un coche muy potente. Combina un motor térmico de gasolina V6 de 3.0 litros, de 333 CV y 440 Nm de par, con uno eléctrico de 95 CV y 310 Nm. Su potencia total combinada es de 416 CV y 590 Nm de par. La transmisión a las ruedas traseras se realiza mediante una caja de cambios de ocho velocidades Tiptronic S y sus prestaciones son excelentes para su tamaño y peso (más de dos toneladas): Acelera de 0 a 100 km en 5,5 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 270 km/h.

El motor eléctrico se alimenta de la electricidad acumulada en un paquete de baterías de iones de litio de 9,4 kWh de capacidad, que se recargan en un enchufe en algo menos de 4 horas (2,5 en una toma rápida). Cargadas a tope, puede recorrer en modo eléctrico (con el botón E-Power) hasta 36 km (hasta 135 km/h de velocidad máxima), en condiciones óptimas. Van alojadas bajo en el maletero, lo que le resta capacidad. Se queda en 335 litros, pocos para su tamaño, mientras que las versiones de combustión llegan a 445.

Su consumo homologado es de 3,1 l/100 km, que se elevan en una conducción normal de muchos km. El motor eléctrico, no obstante, además de poder mover el coche por si solo, ayuda al de gasolina cuando se acelera a fondo y ayuda en la navegación a vela (manteniendo la velocidad de crucero apagando el motor de combustión). Como es habitual en los híbridos de este tipo, puede reservarse autonomía eléctrica para futuros desplazamientos (modo E-Charge).

En marcha conserva el dinamismo de otras versiones, si bien mitigado por el peso extra de las baterías. Se trata de una opción recomendable dentro de la gama para quienes no necesiten mucho maletero, pues a pesar de que rebaja ligeramente las prestaciones del Panamera S, gasta menos, incluso en un uso intensivo, y era más barato. Dentro de su equipamiento, destaca la aplicación para teléfonos, Porsche Car Connect, que permite consultar el nivel de carga y autonomía eléctrica. También se puede acceder al sistema de climatización del coche para preaclimatar (calefacción o aire acondicionado) el habitáculo mientras el vehículo está enchufado recargando las baterías.

SUSTITUTO: Porsche Panamera 2017.

Porsche Panamera híbrido de segunda mano

Toyota Prius Plug-In Híbrido (2012-2016)

Toyota Prius Plug-in Hybrid 6
Más fotos del Toyota Prius

Fue el primero de los enchufables en llegar al mercado (allá en el año 2013) y no tuvo la repercusión del Toyota Prius 2012 convencional por un motivo claro: el sobreprecio era muy notable y costaba amortizarlo con los desplazamientos realizados en modo 100% eléctrico, que alcanzaban los 25 km (por apenas 2 del Prius convencional, pero la mitad que otros híbridos enchufables).

Para contar con esa mayor autonomía eléctrica se servía de una batería de iones de litio de 5,2 kWh, que pesa 50 kg más que las del Prius convencional. Se recargaba mediante la conexión eléctrica situada en la aleta trasera derecha, durante unos 90 minutos.

Si tenemos en cuenta que su mecánica es idéntica a la de un Prius convencional, con un motor de gasolina 1.8 Atkinson y otro eléctrico que en equipo entregan 136 CV, entendemos que su comportamiento será menos dinámico. Le gana en consumo, ya que homologa 2,1 l/100 km (3,7 en el modo híbrido).

El Prius Plug-In Hybrid contaba con tres modos de funcionamiento. Por defecto funciona en modo HV (híbrido), en el que ambos motores se combinan para impulsar el coche. Luego hay un modo EV (eléctrico) y otro EV-City, que limita la potencia para lograr la mayor autonomía posible. En modo eléctrico la velocidad máxima es 85 km/h. Puede elegirse entre dos niveles de equipamiento, Advance y Executive.

SUSTITUTO: Esta versión no tuvo continuidad en el Toyota Prius 2016.

Toyota Prius híbrido de segunda mano

Volkswagen Golf GTE (2017-2019)

Ver más fotos del Volkswagen Golf

El Volkswagen Golf 2017 fue uno de los modelos más populares en el segmento compacto, que sustituyó a la séptima generación presentada en 2013. La versión híbrida enchufable se llamó llama Golf GTE y que se diferenciaba por sus luces diurnas en la parte inferior del frontales, paragolpes ligeramente rediseñados, intermitentes dinámicos, nuevas llantas y detalles en azul.

Al igual que su precedesor, este Golf GTE 2017 utilizaba el motor de gasolina 1.4 TSI combinado con una mecánica eléctrica para conseguir 204 CV de potencia combinada. Se asociaba al cambio automático DSG de seis velocidades y aumentó su autonomía eléctrica hasta los 50 kilómetros. De esta forma era capaz de homologar un consumo combinado de 1,7 l/100 km.

Algunos de los cambios más significativos fueron en el interior, como vimos en nuestra prueba. Por primera vez se sustituían los relojes analógicos de la instrumentación por una pantalla digital como en el Passat, al estilo el Audi Virtual Cockpit. La pantalla táctil llegaba hasta las 9,2 pulgadas e incluía nuevas funciones como el control gestual que ya anticipó el prototipo Golf R Touch. El maletero pasa de tener 380 litros a los 272 litros en esta versión híbrida.

El Golf GTE se vendía con un único acabado que ya es bastante completo y que se correspondería con el acabado tope de gama, el Sport. Entre el equipamiento se incluía elementos como las llantas de 17 pulgadas específicas, volante deportivo de cuero con levas de cambio o climatizador bizona.

Volkswagen Golf híbrido de segunda mano

Volkswagen Passat GTE (2016-2018)

Volkswagen Passat GTE 2014 02
Más fotos de Volkswagen Passat

A mediados de 2015 llegó al mercado el Volkswagen Passat GTE. Basado en la séptima generación del Passat, fue el segundo híbrido enchufable de la marca, tras el Golf de idéntico apellido. Utilizaba un sistema de propulsión prácticamente idéntico, si bien en el Passat GTE la potencia aumenta hasta los 218 CV. Se consiguen combinando un motor de 1,4 litros turbo de inyección directa, potenciado hasta los 156 CV y 250 Nm con un motor eléctrico de 115 caballos/330 Nm. Una caja de cambios automática de doble embrague (DSG) con seis velocidades envía esta potencia a las ruedas delanteras.

El Passat GTE se diferencia de otras versiones de la gama por unos paragolpes con diferente diseño, además de una serie de elementos, tanto en la carrocería como en el habitáculo, de color azul, el tono que la marca eligió para esta tecnología.

Según nos contaba la marca en su presentación, podía recorrer hasta 50 km sin utilizar el motor de combustión, gracias a la energía almacenada en la batería de iones de litio de 9,9 kWh de capacidad. Se recarga enchufándolo a la red eléctrica desde la toma de corriente situada tras el logo en la parrilla, en 4:15 horas (2:30 en una toma de 3,6 kW).

Sus prestaciones son buenas, pues puede acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 8 segundos. Su velocidad máxima es 130 km/h si funciona sólo con el motor eléctrico o más de 220 km/h si funciona con ambos. El sistema híbrido podía funcionar de cuatro modos: E-Mode (100% eléctrico, por defecto al arrancar el coche), Hybrid (con ambos motores, que busca la eficiencia y mantener la carga constante), Battery Charge (el motor de gasolina sirve para generar electricidad), modo GTE, (ambos motores rinden al máximo y la respuesta al acelerador y el cambio son más rápidos).

El consumo medio anunciado es de 1,9 l/100 (datos de homologación). Uno de sus pocos problemas es que no cuenta con el compartimento bajo el piso del maletero (180 litros), por lo que su maletero está algo más limitado. Los asientos, no obstante, pueden abatirse para ampliarlo.

SUSTITUTO: Volkswagen Passat 2019.

Volkswagen Passat híbrido de segunda mano

Volkswagen Passat Variant GTE (2016-2018)

Más fotos de Volkswagen Passat Variant

El Volkswagen Passat Variant GTE 2016 era la versión híbrida enchufable del familiar aleman. Se diferencia de otras versiones del Passat Variant 2015 en que las luces diurnas LED tienen forma de C y van en la parte inferior del paragolpes frontal. La parrilla también cambia de forma para albergar la toma de corriente y hay algunos toques de color azul que dejan claro su carácter híbrido.

El sistema híbrido enchufable combina el motor de gasolina 1.4 TSI con otro eléctrico para desarrollar 218 CV de potencia, que pasan a las ruedas delanteras a través de la transmisión automática DSG de seis velocidades. Este modelo tiene un consumo homologado de 1,7 l/100km y puede recorrer hasta 50 kilómetros en modo eléctrico.

En el interior hay menos cambios, pues es prácticamente igual que el resto de Passat de la gama. La amplitud del habitáculo es una de sus virtudes principales y, como otros híbridos enchufables, el maletero e vio mermado, si bien ofrece 486 litros, una cifra razonable (pero lejos de los 650 litros de otras variantes de esta generación.

El Passat Variant GTE solamente podía configurarse en un único acabado. Está establecido sobre el tope de gama y era muy completo, ofreciendo elementos como climatizador trizona, luces y limpiaparabrisas automáticos, modo de regeneración de la energía de frenado,  tapicería mixta cuero-textil, asientos calefactados o sensores de aparcamiento delante y detrás.

SUSTITUTO: Volkswagen Passat Variant 2019.

Volkswagen Passat Variant híbrido de segunda mano

Volvo V60 Plug-in Hybrid (2013-2018)

Volvo V60 Plug-in Hybrid 2014 03

El acercamiento de Volvo a los híbridos enchufables fue muy precoz (el primero en llegar al mercado, tras ser presentado en el Salón de Ginebra 2011) y muy enfocada a Europa. Lo decimos porque etsa variante del V60 2011 combinaba un motor diésel D6 2,4 litros Turbo de 215 CV, que destacaba por ofrecer un consumo reducido con buenas prestaciones. Además, su motor eléctrico transmitía sus 70 CV de potencia a las ruedas traseras, dotando al V60 de tracción total en determinadas circunstancias. La potencia conjunta de este sistema es de 285 CV. Todo ello se combina con una caja de cambios automática de seis velocidades.

El Volvo V60 Hybrid ofrecía tres modos de conducción de su sistema híbrido: Pure, Hybrid y Power. En el primero, puramente eléctrico, permite jugar bastante con el acelerador, hasta 125 km/h. En el segundo el propulsor de combustión tiene más protagonismo y en el tervero se utilizan los dos motores para proporcionar siempre la máxima aceleración y respuesta. A estos modos habría que añadir el modo Save, que recarga la batería y AWD, para viajar con tracción total. El consumo medio homologado es de 1,8 l/100 km, muy bajo pero que obliga a recorrer la mayor parte de los mismos en modo eléctrico, algo que no siempre es posible. En viajes largos el motor diésel ayuda a mantener las cifras bajas, si bien se nota el sobrepeso de las baterías.

La autonomía en modo eléctrico es de 50 km en condiciones óptimas, gracias a las baterías de 11,2 kWh que pueden recargasse en las deceleraciones, empleando el motor de combustión o enchufándolo a la red eléctrica (el tiempo de recarga total varía entre las 3 horas y las 7,5, en función de os amperios disponibles). Van situadas bajo el piso del maletero, al que roban mucha capacidad. Se queda en 305 litros (430 en un V60 convencional), un hándicap inportante para un coche familiar.

Resultaba muy complicado amortizar la diferencia de precio de este coche respecto a la versión diésel equivalente, ya que tenía un precio muy elevado. Volvo asoció esta variante al acabado más alto de gama (con un soberbio nivel de equipamiento de seguridad y ayudas a la conducción) para hacerlo más atractivo, pero sus ventas no acabaron de despegar. La reacción de la marca fue presentar Volvo V60 D5 Twin-Engine que llegó en verano de 2015. Como el anterior era híbrido, enchufable y diésel, pero más modesto en cuanto a prestaciones y consumos.

SUSTITUTO: Volvo V60 2018.

Volvo V60 híbrido de segunda mano

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta